ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Establecer y extender los programas de asistencia jurídica para mujeres y niñas

Los Ministerios de Justicia deben garantizar que la asistencia legal esté ampliamente disponible y sea accesible para las mujeres y niñas víctimas de violencia. Los Ministerios deben:

  • Ofrecer asistencia legal para casos fuera del sistema penal. Muchos de los programas de asistencia legal están limitados a los asuntos penales. Sin embargo, las mujeres con frecuencia necesitan hacer reclamaciones de derecho de familia, herencia y bienes, y la resolución de estos casos a menudo tiene una fuerte influencia en la capacidad de la mujer de vivir una vida libre de violencia. Por ejemplo, es posible que una mujer no pueda dejar un matrimonio o reclamar su derecho legítimo a los bienes debido a los altos costos de litigación.
  • Diseñar un criterio amplio de derecho a asistencia legal. La asistencia jurídica debe estar disponible no solo para las mujeres solteras y que satisfacen un criterio de nivel de ingresos, sino también para las mujeres casadas o en pareja que pueden no tener derecho si se tiene en cuenta el ingreso de su pareja, pero que pueden estar buscando asistencia legal con respecto al abuso de su pareja o que pueden no tener acceso a los ingresos de su pareja.
  • Mejorar el acceso físico a programas de asistencia legal. La falta de transporte, cuidado infantil, fondos para viajar y la oportunidad para viajar pueden impedir que la mujer busque asistencia legal. Los programas de asistencia legal deben estar inmediatamente disponibles en una variedad de contextos. Los programas deben estar ubicados en refugios de mujeres u ONGs, instalaciones de cuidado infantil, clínicas de atención de la salud o clínicas ambulantes específicas o consultorios jurídicos sin cita previa en áreas urbanas y rurales. Una ventaja de llevar a cabo programas de asistencia jurídica en ONGs o refugios de mujeres es la presencia de otras formas de asistencia, tales como ayuda financiera o asesoramiento psicosocial.  Se deben asignar abogadas, abogados o asistentes legales para las clínicas con regularidad. Los programas en lugares no especializados deben ofrecer áreas privadas para las consultas.
  • Eliminar los costos judiciales para iniciar acciones sobre violencia contra mujeres. Muchas mujeres no pueden acceder al sistema de justicia debido al alto costo de iniciar una acción. No todos los casos que involucren violencia ingresarán a los tribunales a través del sistema penal. Todos los costos judiciales y tasas de tramitación en los casos de violencia contra la mujer deben ser eliminadas, incluso para los casos de violencia doméstica y acoso sexual.
  • Promover y extender el uso de auxiliares jurídicos con capacitación especializada sobre temas relativos a las mujeres y niñas sobrevivientes de violencia. Los auxiliares jurídicos son personas capacitadas en temas jurídicos que no son abogados o abogadas. Los auxiliares jurídicos deben estar capacitados en temas de violencia de género y en la habilidad de comunicarse de forma sensible con las sobrevivientes. Los auxiliares jurídicos pueden proporcionar información sobre derechos legales a las sobrevivientes a un costo menor que las abogadas o abogados, sin embargo, no pueden representar a las sobrevivientes en los procedimientos en los juzgados, y no deben ser un "punto final” de asistencia para las sobrevivientes de violencia. Los auxiliares jurídicos siempre deben tener acceso a abogados o abogadas para víctimas que deciden acceder a los tribunales de justicia.

  

Desarrollo y Uso de Programas de Auxiliares Jurídicos en todo el Mundo 

Guatemala – Líderes de la comunidad se transforman en auxiliares jurídicos

Mujeres líderes de comunidades, preocupadas por la frecuencia de la violencia doméstica cerca de ciudad de Guatemala, luego de haber recibido capacitación sobre temas de violencia contra las mujeres y justicia, concluyeron que deseaban ser auxiliares jurídicas certificadas para asistir a las sobrevivientes de violencia doméstica. Se dieron pasos para desarrollar un programa de auxiliar jurídico (o promotora legal):

      •     La Iniciativa para los Derechos de las Mujeres de Guatemala formó una alianza con un centro de justicia local, el Centro de Justicia de Villa Nueva, para que sea sede de las actividades de capacitación.

      •     Los socios trabajaron con el Instituto de Estudios Penales Comparados para desarrollar el programa y los materiales de capacitación para las líderes.

      •     Graduados del Programa de Género y Derecho en la Universidad de San Carlos ofrecieron experiencia técnica a las auxiliares jurídicas a través de talleres y consultas.

      •     El Centro de Justicia, el Instituto y graduados de los programas de diplomado y maestría en Género y Derecho diseñaron los manuales de capacitación y los graduados diseñaron el programa de capacitación y enseñaron a las auxiliares jurídicas.

      •     Como resultado, una red de mujeres auxiliares jurídicas, capacitadas en temas de violencia de género, están al servicio de las mujeres en su comunidad. Las auxiliares jurídicas también desarrollaron un manual sobre violencia familiar para lectores de bajo nivel de alfabetización.

Guía para Intervenir en Casos de Violencia Intrafamiliar (Promotoras Legales Comunitarias, publicada por la Iniciativa para los Derechos de las Mujeres, 2006). Disponible en español Español.

 

Fuente: USAID. 2007. The Women’s Legal Rights Initiative (Iniciativa para los Derechos de las Mujeres)

 

  • Utilizar colegios de abogados para extender los programas de asistencia legal. Aunque el principal responsable de proporcionar asistencia legal a las mujeres y niñas víctimas de violencia debe ser el estado, los recursos de los colegios de abogados pueden ofrecer un respaldo importante. Los colegios de abogados pueden promover la prestación de servicios comunitarios de abogado pro bono o sin cargo a través del reclutamiento de voluntarios, publicitar los esfuerzos destacados y crear premios al servicio a nivel de pares. Pueden alentar a los estudios jurídicos que cuentan con buenos recursos a que dediquen un porcentaje de sus horas facturables al trabajo pro bono y reconocer a los estudios que logren esos estándares. Esta estrategia es más efectiva si los estados proporcionan un incentivo tributario para que los estudios jurídicos donen horas facturables y si se les requiere a los abogados que realicen determinada cantidad de horas pro bono cada año para conservar su habilitación para ejercer la profesión. Se debe proporcionar capacitación sobre temas de violencia contra la mujer a los abogados voluntarios.  Por información de contacto de colegios de abogados en todo el mundo, haga clic aquí.
  • Utilizar las escuelas de derecho para extender los programas de asistencia legal. Las escuelas de derecho pueden crear consultorios especializados en prestar servicios a las mujeres y niñas víctimas de violencia. Los consultorios afiliados a la facultad de derecho pueden combinar la asistencia práctica con los principios de derechos humanos de las mujeres. Los graduados de los consultorios ampliarán la capacidad de su profesión para responder a los problemas legales de las mujeres. Las escuelas de derecho tienen los recursos y capacidad para utilizar los consultorios para litigar casos de interés público, sin precedentes, sobre temas de violencia contra las mujeres. Los consultorios de la facultad de derecho deben estar diseñados para ser sostenibles: Un presupuesto basado en partidas, la búsqueda de donaciones privadas, el liderazgo a largo plazo y su establecimiento en el programa de la escuela de derecho al mismo nivel que otros trabajos curriculares contribuirá a asegurar la sostenibilidad. Por ejemplo, el Proyecto de Protección que se creó con el Ministerio de Justicia de Egipto y la Facultad de Derecho de la Universidad de Alexandria para establecer un Consultorio Jurídico de Derecho de Familia. Este Consultorio que proporciona asistencia a las víctimas de violencia doméstica y otros miembros vulnerables de la comunidad, ahora es parte obligatoria del programa de estudios. El Proyecto de Protección también proporciona respaldo al Programa Legal de Clínicas en la Universidad Qom, Irán.
  • Alentar a los abogados jubilados para que se integren al personal de los programas de asistencia legal de ONG o consultorios sin cita previa.  La experiencia de los abogados puede significar un beneficio importante para las mujeres y niñas sobrevivientes de violencia. El estado debe proporcionar capacitación sobre temas legales comunes a las sobrevivientes de violencia y, más importante aún, sobre la sensibilidad de los temas en torno a la violencia de género. Se le debe suministrar el equipo de oficina necesario a los abogados jubilados para garantizar el éxito. El ministerio debe asociarse con el poder judicial en este proyecto. La participación del poder judicial en el reclutamiento, supervisión y reconocimiento de los logros de los abogados jubilados voluntarios puede servir como importante incentivo para que personas con capacidad ofrezcan este servicio. El reconocimiento de sus pares y la comunidad puede reforzar la continuidad de su voluntad de servicio.

EE.UU. – El Centro de Justicia Tahirih

El Centro de Justicia Tahirih (http://www.tahirih.org/) en Virginia, Estados Unidos, ofrece representación en casos de inmigración a las mujeres y niñas que huyen de la violencia de género por medio de una red de más de 600 abogados en todo el país que donan sus servicios. Tahirih puede maximizar y respaldar su base voluntaria con:

      •     Servicios de asesoramiento conjunto por parte de abogados del personal de Tahirih;

      •     Capacitación sobre leyes de inmigración;

      •     Pasantías continuas a los voluntarios;

      •     Contacto regular a través de una carta informativa por correo-e sobre temas jurídicos pertinentes;

      •     Un foro virtual para los abogados de la red que ofrece capacitación y materiales de apoyo; y

      •    Apoyo a los abogados en la gestión de casos en relación a necesidades no jurídicas de las clientas, tales como derivaciones a servicios sociales y médicos. 

Fuente: http://www.tahirih.org/

 

Camboya – Programa de Justicia de Mujeres

El Programa de Justicia de Mujeres es un proyecto de Legal Aid of Cambodia (LAC), establecido con la ayuda del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en marzo de 2008 para incrementar el acceso de las mujeres a la justicia. Además de proporcionar servicios jurídicos directos a mujeres de tres provincias, mayormente en casos de divorcio y/o delitos de género, el Programa de Justicia de Mujeres se extiende a instituciones pertinentes tales como Departamentos de Asuntos de Mujeres, Comisarías de Policía y Gobernadores de Distrito para ofrecer información respecto a los servicios jurídicos disponibles para las mujeres. Además, el programa organizó un taller al que asistieron partes interesadas del gobierno y la sociedad civil que intercambiaron opiniones sobre los desafíos que se enfrentan al proporcionarles a las mujeres un mayor acceso a la justicia y sugirieron estrategias para superar estos obstáculos. Después de once meses de funcionamiento, el programa había tomado 135 casos y se observó un incremento en la cantidad de mujeres que solicitaban los servicios del programa. Entre los obstáculos debatidos en el taller se encuentran: la falta de voluntad de los actuarios de las provincias en cooperar con los abogados del Programa de Justicia de Mujeres, los atrasos en la investigación y condena de cargos penales, falta de suficientes testigos y protección insuficiente a la víctima, las predisposiciones de los jueces, el registro poco frecuente de matrimonios, falta de independencia judicial y ausencia de un código de ética para jueces y fiscales. Las estrategias identificadas incluyeron: originar mayor disponibilidad de servicios jurídicos y sociales gratis para las mujeres, promover el uso de certificados de matrimonio, proporcionar capacitación adicional a la policía y a las mujeres y prohibir la mediación en los casos de delitos graves.

Fuente: Legal Aid of Cambodia, 2009. Legal Representation for Women: Constraints and Lessons Learned. (Representación Legal para Mujeres: Limitaciones y Lecciones Aprendidas)

 

Zimbabwe – Abogadas ayudan a las mujeres a representarse a sí mismas

Zimbabwe Women Lawyers Association (ZWLA) (Colegio de Abogadas de Zimbabwe) proporciona capacitación jurídica a grupos de mujeres que enfrentan problemas legales similares, haciéndoles posible que se representen a sí mismas en procedimientos judiciales ante tribunales de primera instancia. La organización también capacita a actuarios, magistrados y jefes que operan en las áreas rurales de Zimbabwe. La organización también promueve leyes que ofrecerán protección legal a las mujeres y tuvo un papel primordial en la aprobación de la Ley de Violencia Doméstica y nuevas leyes de herencia. Al presentar casos sin precedentes, el ZWLA confirma que las leyes se administren en consonancia con los derechos de las mujeres. Por último, el ZWLA ofrece asistencia legal a través de consultorios en sus dos oficinas (ubicadas en Harare y Bulawayo) y a través de consultorios móviles de asistencia legal que funcionan en áreas rurales.

Fuente: Zimbabwe Women Lawyers Association; consultado: 16-11-2-10

Herramienta:

Gender-Based Violence Legal Aid: A Participatory Toolkit (asistencia legal para violencia de género: Un conjunto de herramientas de participación) (ARC International, 2005). Disponible en inglés. Esta guía proporciona información para evaluar la necesidad y el estado de las respuestas a la violencia de género, y si estas son apropiadas en entornos de conflicto y sin conflicto.