ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Invertir en infraestructura y material esencial

  • Para que la policía y las fuerzas armadas adquieran mayor capacidad de responder rápida y eficazmente a los incidentes de violencia, es imprescindible dotarlos de los recursos y equipamiento esencial. En muchos países, la policía carece del transporte básico y el equipamiento necesario para responder adecuadamente a las sobrevivientes: vehículos para llegar a las personas afectadas, cámaras y equipo forense básico para recolectar pruebas; teléfonos para comunicarse o computadoras para registrar datos. La dotación de equipos es un medio importante para desarrollar capacidad de respuesta institucional y también puede ser usada como mecanismo para fomentar el progreso.

    • Por ejemplo, en Haití, UNIFEM proporciono motocicletas a la Policía Nacional para que puedan responder a los incidentes en áreas rurales y, en virtud de una alianza permanente, el Comandante de la Policía firmo un acuerdo con ONU Mujeres que incluye metas de mejorar la respuesta ante los incidentes de violencia de género.

    • En Liberia, el Consejo Noruego para los Refugiados está dotando a los grupos comunitarios de motocicletas para que la policía pueda llegar hasta las mujeres con más facilidad.

  • Es importante que la dotación de recursos y equipamiento a la policía sea específica para el contexto. En algunos casos, requerirá que sea parte de un enfoque integral para que se beneficien todas las unidades de la policía; no solo las unidades que atienden a personas vulnerables o las comisarías de la mujer. Esto puede ayudar a evitar desequilibrios y resentimiento entre el personal y las unidades, pero asegura que las unidades especializadas tengan infraestructura adecuada para operar. En otros casos, cuando es difícil reclutar y retener personal que realice trabajo especializado atendiendo casos de violencia doméstica, personas vulnerables o comisarías de la mujer, la dotación de recursos adicionales a esas oficinas puede reportar un importante incentivo y prestigio.

  • Todas las instalaciones, comisarías o unidades policiales que reciben sobrevivientes deben estar equipadas adecuadamente para responder a sus necesidades inmediatas. Como mínimo, deben contar con la siguiente infraestructura y equipamiento:

    • Una habitación separada donde las sobrevivientes hagan la denuncia del delito y donde se lleven a cabo entrevistas y se recolecten y registren pruebas en un ambiente de privacidad.

    • Medios de transporte para responder a los incidentes de violencia, incluido el traslado del perpetrador fuera del hogar (cuando sea necesario); acompañar a la sobreviviente a otros servicios primordiales, tales como un centro médico o albergue, y volver a la escena del crimen para recolectar pruebas adicionales.

    • Una línea telefónica gratuita para que las sobrevivientes de violencia y otras personas puedan denunciar los incidentes de violencia y hacer seguimiento de los casos.

    • Mantener cobertura de servicio 24 horas, 7 días a la semana – preferentemente mediante personal permanente; de lo contrario mediante un sistema de guardia.

    • Una cámara fotográfica y equipo forense básico para recolectar pruebas necesarias para el juicio.

    • Un espacio seguro de archivo y almacenamiento.

(Policía Nacional de Filipinas, Comisión Nacional para el Rol de la Mujer Filipina y el Fondo de Población de las Naciones Unidas - UNFPA, 2008).

  • Otras consideraciones incluyen:

    • Dotar a la policía de ropa civil para que la sobreviviente se sienta cómoda cuando se dirija al personal de seguridad

    • Mantener equipo de emergencia para atender a las sobrevivientes de violación, tales como prueba rápida de detección del VIH, profilaxis post exposición y anticonceptivos de emergencia (cuando sea necesario y haya personal capacitado)

Estándares de desempeño y herramientas de evaluación para servicios de policía que atienden casos de violencia contra las mujeres (Policía Nacional de Filipinas, Comisión Nacional sobre el Rol de las Mujeres Filipinas y el Fondo de Población de las Naciones Unidas - UNFPA, 2008). Esta herramienta es para la policía y otros agentes del orden público y es parte de un paquete de cinco series de estándares de desempeño para agencias prestadoras de servicios. El recurso incluye una lista de verificación detallada de la infraestructura policial para que evalúen y midan cómo la institución cumple con los estándares, y monitoreen y evalúen su implementación, y un informe de línea de base sobre los estándares en el contexto filipino. Disponible en inglés; 88 páginas.