ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Desarrollar mecanismos para asegurar el cumplimento y la rendición de cuentas

Para mejorar el desempeño de la policía y las fuerzas armadas en su respuesta a las sobrevivientes, es necesario que estén sujetas a rendición de cuentas tanto a nivel del oficial o funcionario como de equipos específicos. Además de sistemas disciplinarios que responden a las denuncias de explotación sexual y abuso, las instituciones de seguridad deben:

  • Fijar estándares de desempeño para monitorear cómo maneja los casos la policía. Estos estándares suelen ser más específicos que los códigos de conducta y establecen puntos de referencia y objetivos para la policía en varias áreas incluida la observancia de prácticas según la legislación existente; implementación de todos los protocolos relevantes (por ej. tempo de respuesta y acercamiento después de una denuncia de violencia; entrevista; gestión de casos; incorporación de la retroalimentación de la sobreviviente, etc.)
  • Implementar procesos de monitoreo para medir el progreso hacia el logro de los objetivos de desempeño. Entre los procesos de monitoreo que pueden emplearse para seguir el progreso de unidades individuales o de la institución policial en su totalidad, en cuanto al cumplimiento de los estándares y objetivos de desempeño se encuentran: informes trimestrales, semestrales o anuales que resumen los incidentes y el estado de los casos de violencia de género denunciados en cada comisaría o a nivel nacional, y encuestas de satisfacción de la comunidad acerca de la respuesta policial a las sobrevivientes (por ej. la Encuesta de Satisfacción Comunitaria del Centro de Australasia para la Investigación Policial con informes policiales sobre Contactos iniciados por la policía y Contactos Autoiniciados). Se pueden usar estadísticas generadas por una base de datos, tales como las del programa de estadísticas comparadas de delitos CompStat, inicialmente desarrollado en la Ciudad de Nueva York (Estados Unidos) en 1994 y que se ha extendido considerablemente para hacer el seguimiento de incidentes (incluidas las violaciones), y que puede usarse para facilitar la planificación policial y el análisis del desempeño con la gestión y supervisión adecuadas (Willis, et al, 2003).
  • Asegurar que las descripciones de empleo individuales incluyan la rendición de cuentas sobre la protección de los derechos de las mujeres y niñas, con referencia específica a la violencia. La descripción de tareas debe (adaptado de Denham 2008):
    • Incluir explícitamente las responsabilidades que se espera que cumplan los oficiales policiales/militares cuando tratan la violencia contra mujeres y niñas, lo cual dependerá de las leyes y políticas en cada país y pueden incluir: responder inmediatamente a una llamada de auxilio y protección; recibir y entrevistar a sobrevivientes; documentación y recolección de evidencia adecuada para la investigación del caso; hacer las derivaciones a asistencia legal y tratamiento médico y apoyo continuo a la sobreviviente (por ej. vigilar el cumplimiento de las órdenes de protección, otro tipo de seguimiento del caso); y hacer difusión entre la comunidad.
    • Describir y enfatizar las actividades policiales comunitarias relacionadas con la violencia contra las mujeres, junto con las obligaciones tradicionales de mantenimiento del orden público.
    • Enfatizar los siguientes conocimientos, habilidades y atributos:
      • La capacidad de comunicarse con diversos miembros de la comunidad tales como patriarcas, líderes religiosos, y grupos de mujeres;
      • Conocimiento y valoración de la diversidad cultural;
      • La capacidad de contener la violencia doméstica y otras situaciones violentas y garantizar la seguridad inmediata de mujeres y niñas en tales casos;
      • La capacidad de organizar y trabajar en cooperación con grupos comunitarios y desarrollar respuestas conjuntas para el problema;
      • Tolerancia cero para la violencia doméstica, acoso/ explotación /agresión sexual, trata de personas, matrimonio forzado, etc.; y
      • La capacidad de trabajar en cooperación con otras agencias de gobierno y de servicios sociales responsables de ocuparse del problema.
    • Ser desarrolladas con los aportes de la comunidad y grupos no gubernamentales que trabajan en violencia de género, y ser revisadas por expertos en leyes para modificar la descripción del trabajo y asegurar que refleje la igualdad en virtud de la ley (por ej. en cuanto a la igualdad de género, seguridad personal, discriminación).
Práctica promisoria: Estándares de desempeño de la Policía Nacional de Filipinas
  • En 2008, La Comisión Nacional sobre el rol de las mujeres filipinas, en colaboración con la Policía Nacional de Filipinas (PNP por sus siglas en inglés) – División de Asuntos de la Mujer y la Infancia, perteneciente a la Dirección de Investigación y Gestión de Detectives, y el grupo legal alternativo Sentro ng Alternatibong Lingap Panligal (SALIGAN) desarrollaron un conjunto de estándares de desempeño y una herramienta de evaluación para monitorear y medir la observancia de la policía de la políticas sobre violencia contra las mujeres en Filipinas. El proyecto recibió el apoyo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) como parte de una iniciativa más amplia desarrollada con la Comisión Nacional y los Departamentos del Interior y Gobierno Local, que desarrollaron una serie de estándares de desempeño y herramientas de evaluación relacionadas con cinco áreas de servicio (policía, salud, gobierno local, servicios psicológicos, y asistencia/procesamiento judicial) para defensores, formuladores de políticas y gestores de programas para monitorear y evaluar el cumplimento del gobierno. Los Estándares de Desempeño marcan puntos de referencia específicos en torno a siete áreas claves:

    1.  Políticas
    2.  Instalaciones físicas (unidad/estación, Centros de Emergencia para la Mujer y Protección de la Infancia)
    3.  Personal (cantidad, capacitación, actitudes, hábitos y ética de trabajo)
    4.  Servicios (recibir quejas y llamadas de auxilio; operaciones de rescate; arresto y captura de los perpetradores de violencia contra mujeres, niñas y niños y casos de trata de personas; realizar entrevistas e investigaciones; realizar entrevistas forenses y exámenes médico-legales; vigilar el cumplimento de órdenes de protección; sistema de derivaciones; confidencialidad de los registros, archivos e informes policiales);
    5.  Monitoreo, evaluación e investigación
    6.  Información y defensa
    7. Recursos

Vea el detalle de los estándares para la policía  y para otros sectores.

Los estándares están acompañados por una herramienta de evaluación para facilitar la línea de base y el subsecuente monitoreo del progreso en todo el sector.

Fuente: Policía Nacional de Filipinas. 2008. ‘Performance Standards and Assessment Tools for Police Services Addressing Cases of Violence against Women’. NCRFW. Manila.

 

Herramientas importantes

 Performance Standards and Assessment Tools for Police Services Addressing Cases of Violence against Women (Estándares de desempeño y herramientas de evaluación para servicios policiales que se ocupan de casos de violencia contra las mujeres) (Policía Nacional de Filipinas y Comisión Nacional sobre el Rol de las Mujeres, 2008). Este documento contiene Estándares de Desempeño y una Herramienta de Evaluación para los servicios policiales en la investigación y manejo de violencia de género. Los estándares se miden en función de una Herramienta de autoevaluación para orientar el cumplimiento de los estándares así como generar datos con fines de monitoreo y evaluación. Los datos generados también son una herramienta de priorización y planificación especialmente para el uso del presupuesto de género y desarrollo. Disponible en inglés.

A User’s Guide to Measuring Gender-Sensitive Basic Service Delivery (Guía práctica para medir la prestación de servicios básicos sensible al género) (Corner, L. y Repucci, S. para PNUD/UNIFEM, 2009). Esta guía está dirigida a implementadores de programas y profesionales de todos los sectores; incluido el personal de seguridad y formuladores de políticas. La guía presenta generalidades del conocimiento actual y la información disponible sobre prestación de servicios sensible al género, con ejemplos nacionales ilustrativos para resaltar los desafíos de la medición; recomendaciones para seleccionar indicadores de prestación de servicios y una evaluación de las medidas de la prestación de servicios existente, desde una perspectiva de género. También se destacan los indicadores relativos a la seguridad y los indicadores relacionados de las herramientas existentes. Disponible en inglés.