ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Gobernanza y control interno

  • Los mecanismos firmes de gobernanza y control interno son centrales para la eficacia global del sector de supervisión y cruciales para erradicar los abusos cometidos por soldados y oficiales de policía – por ejemplo acoso y agresión sexual, complicidad en trabajo sexual forzado y trata de personas, y discriminación basada en el sexo y la orientación sexual. La supervisión interna puede reducir la violencia de oficiales policiales y militares, o grupos de personal uniformado, y abordar las normas institucionales discriminatorias que perpetúan estas prácticas. Esto también puede abordar la cultura de impunidad que suele despertar una desconfianza generalizada en la policía y otros actores de la seguridad, y que hace que las mujeres y otros miembros de la comunidad sean reacios a denunciar los abusos que padecen.
  • Los mecanismos para mejorar la rendición de cuentas interna del personal de seguridad se pueden impulsar a través de la promoción externa, y deben incluir varios componentes.
    • Supervisión y monitoreo proactivos. Al personal superior y/o de las unidades dedicadas al género se le puede adjudicar la responsabilidad de monitorear proactivamente las acciones individuales del personal o institucionales para prevenir y responder a casos de violencia. Estos coordinadores o puntos focales también deben tener un mandato claro y un vínculo con entes superiores de supervisión para facilitar las denuncias de violencia cometida por personal de seguridad, lo cual puede estar respaldado por las siguientes acciones:
      • Instaurar sistemas de monitoreo de gestión de casos y examinar si se ha respetado la implementación de protocolos y procedimientos (por ej. Protocolos de investigación, códigos de conducta, procedimientos de entrevista, gestión de datos).
      • Efectuar inspecciones periódicas de las comisarías o unidades policiales especializadas en la mujer para evaluar las instalaciones, materiales y calidad del servicio prestado.
      • Llevar a cabo revisiones periódicas del desempeño del personal para evaluar sus acciones y logros con respecto a períodos anteriores y hacer los debidos ajustes a las futuras responsabilidades y tareas.
      • Implementar la verificación de antecedentes de los aspirantes a funcionarios para asegurar que no haya historia de violencia contra la mujer o abuso de sus derechos.
      • Asignar coordinadores de violencia doméstica o violencia sexual en la policía a nivel nacional o local (por ej. Canadá, Noruega, Estados Unidos Operational plan for UNAIDS Action Framework: addressing women, girls, gender equality and HIV (UNAIDS, 2009)

 

Práctica promisoria: Coordinadores de violencia doméstica en los servicios policiales de Canadá

En Canadá, los estándares policiales disponen que cada servicio de policía reclute supervisores para monitorear, y asegurar la observancia de los procedimientos policiales sobre violencia doméstica. Estipulan que cada servicio debe designar un coordinador de violencia doméstica que será responsable de:

Fuente: Ontario Ministry of the Solicitor General (2000), Policing Standards Manual - Domestic Violence Occurrences.

  • Sistema de gestión de la información de la violencia contra las mujeres: La disponibilidad de datos precisos y actualizados sobre la incidencia de violencia contra las mujeres así como la cantidad de casos denunciados, investigados y procesados es crucial para monitorear la respuesta del sector, así como la eficacia de los esfuerzos de prevención. En muchos contextos, las fuerzas policiales nacionales y locales pueden carecer de los recursos humanos y técnicos necesarios para recolectar y analizar datos, lo cual resalta la importancia de medidas para todo el sistema que estandaricen la documentación de los casos junto con una mayor coordinación y cooperación multisectorial.
  • Mecanismos de quejas internas: Debe haber mecanismos claros, confidenciales y receptivos por los cuales el personal de seguridad pueda elevar sus quejas y preocupaciones con respecto a sus superiores, subordinados o pares en relación a presuntos casos de conducta inapropiada, abuso o mal desempeño – sobre otro oficial, sospechosos, testigos o víctimas de un delito. Por ejemplo, muchas unidades de policía y del ejército cuentan con un departamento especializado en asuntos internos donde presentar quejas y que llevan a cabo investigaciones internas sobre conductas inapropiadas; otros han establecido procedimientos para los agravios y quejas internas.

­­

Ejemplo: Policía Nacional de Filipinas – Procedimientos para agravios internos

La ley que creó a la Policía Nacional de Filipinas también estableció un mecanismo para agravios internos mediante el cual los miembros de la policía pueden interponer quejas sobre sus colegas o superiores. Se pueden constituir Comités de Agravios ad hoc (integrados por un presidente y dos oficiales más) en todos los niveles de mando dentro de la organización policial para abordar quejas específicas. El Servicio de Asuntos Internos de la Policía, la Dirección de Gestión de Investigación y Pesquisas, y la Dirección de Gestión del Personal y Registros tiene la tarea de monitorear todas las quejas presentadas ante los Comités. Sin embargo, no hay información pública sobre las quejas ­­­presentadas por colegas en cuanto al desempeño relacionado con la prevención de violencia contra las mujeres, o los abusos cometidos por oficiales contra mujeres y niñas.

Fuentes: Comisión de la Policía Nacional de Filipinas, Policía Nacional de Filipinas.

  • Mecanismo de quejas externas: Además de las quejas presentadas por el personal de seguridad, debe haber un mecanismo para recibir quejas del público sobre el desempeño y la conducta del personal y para denunciar los casos de abuso. Son preferibles los mecanismos dedicados a las quejas de violencia de género que integren el tema a los mecanismos más amplios de quejas del público, ya que dada la sensibilidad y el riesgo potencial de las sobrevivientes que denuncian la omisión o abuso policial se pueden requerir intervenciones específicas y protocolos para denunciar la explotación sexual y los abusos. Por ejemplo, el Protocolo sobre agresión sexual en Canadá estipula los procedimientos que debe seguir la policía urbana cuando se ocupa de casos de agresión sexual y, en casos de conducta indebida de oficiales policiales, deriva a los denunciantes a la División de estándares profesionales de la policía de Ottawa. Vea también la sección de supervisión independiente, que cubre comisiones de quejas públicas.
  • Sistema disciplinario por acoso sexual, explotación sexual y otras formas de violencia perpetrada por el personal de seguridad: Además de imponer un código de conducta claro para el personal uniformado y de otros sectores, es esencial desarrollar e instaurar un sistema para identificar e investigar los supuestos casos de explotación y abuso sexual (entre otras formas de violencia) e implementar procedimientos disciplinarios transparentes con medidas de sanción claras, incluido el proceso penal. Este sistema disciplinario debe imponer diferentes niveles de sanciones dependiendo del alcance de la violación de leyes, políticas o códigos de conducta. En casos de acoso, explotación o abuso sexual, es importante que los oficiales acusados sean procesados públicamente en el sistema judicial para demostrar que sus acciones también están sujetas a la ley, asegurar que tengan un juicio justo y, si son hallados culpables, estén sujetos a las sanciones apropiadas. En casos de violencia sexual, los perpetradores pueden ser registrados en la lista pública de delincuentes sexuales. Los sistemas disciplinarios también deben contener disposiciones para abordar otras formas de violencia, como la violencia doméstica, la trata de personas, etc.

Por ejemplo, las Naciones Unidas ha desarrollado una base de datos mundial, el Sistema de seguimiento de las faltas de conducta como un sistema de seguimiento confidencial para las acusaciones de conducta inapropiada del personal de las Naciones Unidas, ya sea civil, militar, policial y otro personal relacionado (por ej. empleados de contratistas de la ONU), con datos específicos disponibles sobre informes de explotación y abuso sexual, el estado de las investigaciones, y seguimiento con estados miembros actualizado mensualmente. También se ponen a disposición fichas descriptivas con un resumen de las acciones disciplinarias que se toman anualmente para demostrar la respuesta del sistema ante las faltas de conducta.

Obtenga más información sobre la Dependencia de Conducta y Disciplina de las Naciones Unidas.

 

Orientación sobre las investigaciones penales de los oficiales de policía acusados de violencia doméstica

Como parte de su manual de respuesta policial a la violencia doméstica, la Asociación Internacional de Jefes de Policía (2003) ha elaborado una Política Modelo sobre Violencia Doméstica perpetrada por Oficiales de Policía la cual ofrece la siguiente orientación sobre los procedimientos de investigación penal cuando un policía activo es acusado de cometer violencia doméstica:  

 “Investigaciones y decisiones criminales: La responsabilidad de llevar a cabo una investigación criminal de un incidente que involucre a un oficial de policía acusado de cometer violencia doméstica recae sobre la unidad de violencia doméstica del departamento, o en caso que no exista tal unidad, la unidad de investigación criminal o división de pesquisas. El jefe puede solicitar que una agencia externa del orden público efectúe la investigación criminal.

a. El oficial de investigación puede efectuar investigaciones criminales como en cualquier caso de violación de la ley.

b. Respetando los derechos de privacidad del oficial y la víctima, el oficial o la agencia de investigación realizará suficientes entrevistas (grabadas) a familiares, amigos, vecinos, colegas, y otras personas que puedan tener información sobre las acusaciones.

c. Aunque ya exista un informe inicial sobre el oficial de policía, se documentarán separadamente los informes sobre cualquier incidente posterior o adicional de colegas oficiales que participen en actos de persecución o intimidación de la víctima, y se les asignará un número de caso, se cruzarán las referencias con el caso original y se investigarán minuciosamente.

d. El departamento investigará completamente las acusaciones y cuando se justifique procurará el procesamiento aun en aquellos casos que la víctima se retracte.

e. En cada caso el departamento establecerá un enlace para trabajar con el fiscal. El oficial encargado presentará toda la información al fiscal para iniciar la querella y solicitará que las decisiones judiciales sobre el caso se tomen oportunamente.

f. Como en cualquier otro caso en querella, el oficial investigador solicitará que se presente la documentación/ demanda judicial.    

g. Cualquier oficial condenado por violencia doméstica en proceso penal será dado de baja del departamento.”   

  

La policía también establece procedimientos completos para prevenir y responder a la violencia doméstica cometida por oficiales de policía en las siguientes áreas:

A) Prevención y capacitación

B) Alerta temprana e intervención

C) Protocolos de respuesta a los incidentes

D) Seguridad y protección de la víctima

E) Decisiones administrativas y judiciales posteriores al incidente.

Extracto de: Asociación Internacional de Jefes de Policía, (2003), “Domestic Violence by Police Officers Model Policy”, Virginia: Asociación Internacional de Jefes de Policía

  • Asegurar la libertad de información: La información sobre las acciones institucionales tomadas en relación a la violencia contra la mujer debe estar disponible para el público, incluidos los asuntos relacionados con la violencia cometida por el personal de seguridad. La libertad de información puede demostrar que hay rendición de cuentas interna (por ej. medidas disciplinarias) y supervisión externa (por ej. controles judiciales de las respuestas del sector ante las acusaciones de violencia cometida por su propio personal). Por ejemplo, si las cifras y los detalles sobre los niveles de acoso sexual perpetrado por oficiales de la policía (tanto en el ambiente laboral como fuera de él) y cómo responde la policía ante estas acusaciones están a disposición del público, las organizaciones externas pueden supervisar las prácticas y promover las reformas que sean necesarias. El conocimiento que dicha información será pública también puede alentar a las unidades policiales a mejorar sus respuestas y disuadir a los miembros del personal a cometer abusos.

 

Ejemplo: Control de las Autoridades de Quejas sobre la Policía en India
La Iniciativa del Commonwealth sobre los Derechos Humanos se ha valido de la Ley sobre el Derecho a la Información de India para supervisar el trabajo de las Autoridades de Quejas sobre la Policía a nivel nacional y distrital, establecidas en 2006 por la Suprema Corte para abordar el continuo problema de la rendición de cuentas de la policía. Las Autoridades de Quejas sobre la Policía son independientes de la policía; tienen sus propias facultades de investigación; pueden ocuparse exclusivamente de las quejas sobre faltas de conducta graves y omisiones de obligaciones de la policía; y sus recomendaciones sobre las medidas a tomar son vinculantes. La Iniciativa del Commonwealth, en colaboración con las Autoridades, ha podido acceder a todas las quejas recibidas y las medidas tomadas por la Autoridad con el fin de revisar el funcionamiento de las Autoridades y entrevistar a las denunciantes para evaluar su satisfacción con la respuesta de la Autoridad a su queja, si el proceso fue justo y su satisfacción con las medidas tomadas. Lea más sobre Autoridades de Quejas sobre la Policía.

 

Fuentes: Srinivas, S. y Siddiqui, A., (2009), ‘Your Guide to Using Police Complaints Authorities’, CHRI Better Policing Series, Nueva Delhi: CHRI; Kotwal, N. y Srinivas, S. (2010) ‘Uttarakhand State Police Complaints Authority: Analysing Accountability in Action’, CHRI Better Policing Series, Nueva Delhi: CHRI; Kotwal, N. y Prasad, D. (2010) ‘Complaints Authorities: Police Accountability in Action’ CHRI Better Policing Series, Nueva Delhi: CHRI.

Próximo tema   Control ejecutivo firme

 tema anterior Consideraciones generales