ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Conocer el proceso legislativo

Además de conocer la estructura del Estado y examinar si se cumple la legislación local, regional e internacional, cuando la meta final del proceso de promoción sea la promulgación o la reforma de legislación, las personas participantes en él deben asegurarse de que saben cómo un proyecto de ley se convierte en ley y conocen los detalles del reglamento aplicable al proceso.

CASO DE ESTUDIO: En el Reino Unido, un comité especial de la Cámara de los Lores se ocupa de determinar hasta qué punto funciona bien el proceso legislativo. El Comité Selecto para la Constitución formula recomendaciones al Parlamento y los ministerios sobre cómo mejorar el funcionamiento del proceso legislativo, incluidas recomendaciones sobre cómo conseguir maximizar la participación pública. Estas recomendaciones forman una sólida base para las iniciativas de promoción de grupos que quieran influir en la legislación en el Reino Unido o en cualquier proceso legislativo. Algunas de ellas se centran en cómo tratar con la ciudadanía la legislación pendiente. La Cámara de los Lores recomienda:

  • que los departamentos del Estado realicen revisiones de la legislación a medida que pasa por el Parlamento y que estas revisiones incluyan consultas con grupos de la sociedad civil interesados;
  • que se amplíe el tiempo de examen de los proyectos de ley;
  • que se reduzca el número de proyectos de ley llevados ante la Asamblea Legislativa;
  • que se pida una investigación de obtención de pruebas en algún momento del examen de cada proyecto de ley para garantizar que las partes interesadas pueden expresar sus opiniones;
  • que se exija celebrar sesiones de obtención de pruebas en cada región del país, no sólo en la capital;
  • que se proporcione a la ciudadanía amplio acceso a la información parlamentaria a través de los medios de comunicación y en un lenguaje claro, dirigido a un público no especializado;
  • que se anime a los comités legislativos a encargar encuestas de opinión y tener en cuenta los resultados;
  • que se exija la realización con carácter periódico de revisiones y exámenes de los proyectos de ley tras el proceso legislativo.

En el informe de la Cámara de los Lores se identifican también varias prácticas positivas que se han instituido ya para hacer el proceso legislativo más accesible a la ciudadanía en el Reino Unido. Por ejemplo, el Parlamento ha ampliado las vías de consulta pública y exige que la documentación utilizada en el proceso de consulta esté escrita en un lenguaje sencillo y accesible a un público no especializado. Véase: El Parlamento y el proceso legislativo: Informe, volumen 1 (en inglés,) 2004.

Cómo se convierte un proyecto de ley en ley

  • Las personas participantes en el proceso de promoción deben conocer perfectamente el proceso de promulgación de nuevas leyes. Tienen que saber cómo un proyecto de ley se convierte en ley y que conocer los reglamentos. Si no se atienen a un determinado reglamento, pueden encontrar considerables dificultades, capaces de paralizar o desbaratar la iniciativa de promoción. Lo normal es que la información necesaria esté disponible por medio del Parlamento nacional. Si no es fácil encontrarla, las personas participantes en el proceso de promoción deben consultar las leyes nacionales sobre la libertad de acceso a la información, que publica la Red Global de Defensores de la Libertad de Información (en inglés).

 

 

CASO DE ESTUDIO: En Albania, las personas participantes en una iniciativa de promoción de un proyecto de ley contra la violencia en la familia descubrieron la importancia de conocer los reglamentos al intentar llevar el proyecto de ley al Parlamento. Su planteamiento de la reforma de la legislación sobre la violencia doméstica consistía en reformar primeramente el Código de Familia, lo que incluía introducir una orden de protección que permitiera al tribunal ordenar al maltratador mantenerse alejado de la vivienda compartida con la víctima durante un periodo de hasta tres años. Las personas participantes en la iniciativa de promoción vieron que el modo en que estaba redactada la ley no era lo suficientemente específico para garantizar su aplicación efectiva. Para solucionar este problema, la ONG albanesa Oficina de Defensa de la Ciudadanía recibió fondos de USAID para que redactara una ley específica sobre la violencia en la familia. La Oficina de Defensa de la Ciudadanía habló con ONG de mujeres de la Red contra la Violencia de Género y la Trata para que participaran en el proceso. Asimismo, inició una campaña de sensibilización pública para generar apoyo público al nuevo proyecto de ley contra la violencia en la familia. Recogió 20.000 firmas y las presentó junto con el proyecto de ley ante el Parlamento albanés en el verano de 2006. Sin embargo, el nuevo proyecto de ley no se había registrado debidamente según el reglamento.

Varios organismos y organizaciones internacionales, incluidos la embajada de los Países Bajos, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), USAID y el Centro de Iniciativas Cívicas Legales, con el apoyo de World Learning, comenzaron también una campaña de promoción en favor de la aprobación de la nueva ley. El proyecto se registró debidamente y se presentó ante el Parlamento para su aprobación. Varios expertos que habían participado en el proceso hicieron un seguimiento de la ley en varias sesiones parlamentarias hasta que se aprobó finalmente el 18 de diciembre de 2006. La Ley 9669, “sobre medidas contra la violencia en las relaciones familiares”, que fue el primer proyecto de ley de la ciudadanía presentado en el Parlamento albanés, entró en vigor el 1 de junio de 2007.

Tras haber entrado en vigor la ley se inició un trabajo de colaboración entre juristas y el Programa de Las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para garantizar que se elaboraba el reglamento de aplicación y que los ministerios del gobierno se comprometían a aprobarlo. Al final de 2008, cada uno de los cinco ministerios –de Trabajo, Asuntos Sociales e Igualdad de Oportunidades; Interior; Justicia; Salud; y Educación– habían firmado un memorándum de entendimiento sobre la aplicación de la ley. Una de las ONG participantes en el proceso de promoción de la ley contra la violencia en la familia, Refleksione (en inglés), atribuyó el éxito final al proceso abierto y consultivo seguido y a la participación de ONG de mujeres con experiencia en el trabajo con víctimas de violencia doméstica.

(Véase: Respuesta de Refleksione (en inglés), febrero de 2010, y USAID, Informe final de la Iniciativa para los Derechos de las Mujeres, enero de 2007)