Sector Seguridad
Related Tools

Actores que participan en la vigilancia y evaluación

Última editado: December 29, 2011

Este contenido está disponible en

Opciones
Opciones

Según la iniciativa y el contexto del país, en la vigilancia y evaluación de iniciativas relacionadas con la seguridad puede participar un conjunto de distintos actores, y el proceso debería alentar la mayor participación posible, para aprovechar las opiniones y experiencias del mayor número de interesados posible. Entre los agentes que deberían considerarse, figuran los siguientes (Rynn, S. y D. Hiscock, 2009): 

Instituciones de seguridad, que pueden disponer de mecanismos internos para la vigilancia de esas iniciativas o del desempeño

  • Estadísticas sobre la delincuencia que permiten hacer el seguimiento del número de incidentes de violencia doméstica, sexual y física denunciados ante la policía o las fuerzas armadas y que pueden medirse a lo largo del tiempo  (por ejemplo, South African Police Service Crime Statistics Report, 2010; Botswana Police Service weekly crime report, que informa sobre los incidentes de violación y el número de personas arrestadas; y CompStat de la ciudad de Nueva York (Estados Unidos) que informa sobre delitos semanalmente, incluidas violaciones y comparaciones anuales y mensuales).
  • Sistemas de recolección de datos que miden la satisfacción pública con las respuestas de la policía. Puede ofrecerse un formulario de denuncias y sugerencias en línea o impreso para recoger las observaciones del público (como el formulario de denuncias y sugerencias para ciudadanos de la Policía Nacional de Rwanda). La recolección y el análisis de estos datos pueden utilizarse para  medir el cambio en la respuesta de la policía a lo largo del tiempo a determinadas formas de violencia contra la mujer.
  • Vigilancia interna de la puesta en práctica de protocolos específicos de respuesta a casos de violencia.
  • Vigilancia interna de denuncias de abuso contra el personal de seguridad femenino por otros funcionarios, garantizando que las denuncias se desglosen por las diferentes categorías de abuso.
  • Sistemas internos de vigilancia y evaluación mejorados mediante la identificación y participación de un defensor de género o de lucha contra la violencia contra la mujer que pertenezca al personal directivo del sector, alentándolo a promover mecanismos institucionales. Por ejemplo, esto podría incluir un marco de vigilancia y evaluación con indicadores, metas, responsabilidades y plazos de ejecución claramente definidos.

 

Ejemplo de herramienta de evaluación: Normas de desempeño y herramienta de evaluación de los servicios policiales que se ocupan de la violencia contra la mujer en Filipinas

Una asociación entre la Policía Nacional de Filipinas, el UNFPA  y la Comisión Nacional sobre la función de la mujer filipina dirigieron la elaboración de las normas de desempeño y la herramienta de evaluación de los servicios policiales que se ocupan de la violencia contra la mujer (en inglés). La herramienta de evaluación autoadministrada puede utilizarse para la vigilancia interna y abarca siete esferas clave: i) políticas, ii) instalaciones, iii) personal, iv) servicios, v) vigilancia y evaluación (que se muestra a continuación), vi) promoción e información, y vii) recursos. Un informe de referencia complementa las normas.

Parámetros

Indicadores

Parcial-mente

No

Observaciones 

 

Vigilancia, evaluación e investigación

La dependencia o comisaría tiene una base de datos de casos de violencia contra la mujer y de trata de personas.

 

 

 

 

Dispone de un sistema de datos integrado y coordinado para una “red informática nacional de oficinas de protección de las mujeres y los niños”.

 

 

 

 

Dispone de un mecanismo para recibir observaciones de clientes y otros asociados.

 

 

 

 

Utiliza un sistema multidisciplinario para la gestión, evaluación y vigilancia de los casos.

 

 

 

 

Hace el seguimiento periódico de los casos pendientes en los tribunales.

 

 

 

 

Hace el seguimiento periódico de los mecanismos establecidos para determinar el cumplimiento por el personal de la policía de las leyes relativas a las mujeres y los niños y su compromiso con la aplicación de estas leyes.

 

 

 

 

Adaptado de: UNFPA, Policía Nacional de Filipinas, Comisión Nacional sobre la función de la mujer filipina, 2008, Performance Standards and Assessment Tool for police services addressing cases of violence against women.

 

Órganos de supervisión 

  • Parlamento: Los comités o grupos parlamentarios integrados por representantes de distintos partidos (por ejemplo, los grupos parlamentarios constituidos por representantes de todos los partidos sobre violencia doméstica y sexual (en inglés) o el Grupo parlamentario sobre  la mujer, la paz y la seguridad (en inglés) del Reino Unido) pueden vigilar y evaluar iniciativas de seguridad como parte de su mandato, realizar investigaciones o audiencias parlamentarias, solicitar auditorías presupuestarias y pedir una evaluación de la ejecución de las iniciativas financiadas o puestas en práctica por el gobierno.
  • Ministerios gubernamentales: Determinados ministerios (como los de defensa o de interior y los mecanismos de promoción de la mujer) pueden  tener como mandato vigilar y evaluar programas, especialmente cuando las instituciones forman parte de reformas del sector de la seguridad más amplias, y pueden participar en el fortalecimiento de la elaboración de planes de vigilancia y evaluación, indicadores, actividades de vigilancia y coordinación con equipos de evaluación independientes. Por ejemplo, el Observatorio del plan de acción nacional de Chile de aplicación de la resolución 1325 del Consejo de Seguridad reúne a funcionarios gubernamentales de una comisión interministerial, organizaciones de la sociedad civil y expertos para vigilar la aplicación del plan, intercambiar información y colaborar. 
  • Órganos de supervisión independientes: Como parte de la función general de supervisión, pueden elaborarse actividades de vigilancia específicas (como la encuesta anual sobre la confianza pública en el servicio de denuncias de la policía de la Comisión Independiente sobre Denuncias contra la Policía del Reino Unido (en inglés) (Comisión Independiente sobre Denuncias contra la Policía, 2009, 2008, 2007, 2004).

 Organizaciones y mecanismos regionales:

  • Las organizaciones intergubernamentales (como la Unión Africana y la  Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE)) pueden establecer marcos conjuntos para la vigilancia y evaluación en países miembros, sobre la base de las obligaciones gubernamentales de presentar informes sobre el cumplimiento de los instrumentos y acuerdos regionales. Por ejemplo, los informes anuales sobre la marcha de los trabajos que se exige a los países que han ratificado la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer pueden ayudar a los Estados a vigilar las medidas en materia de seguridad sobre esta cuestión según la Convención, como la capacitación y formación del personal de policía y otros funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, las medidas de protección jurídica y el compromiso de las instituciones y los funcionaros de prevenir y abordar todos los actos de violencia contra la mujer, entre otras acciones relacionadas con el papel del sector de defensa de los derechos de la mujer.

Asociados para el desarrollo y donantes:

  • Los organismos de las Naciones Unidas y los organismos bilaterales, entre otros asociados para el desarrollo y donantes, frecuentemente participan en la vigilancia y evaluación de las iniciativas a las que prestan apoyo. Generalmente resulta más eficaz que los donantes establezcan un marco de vigilancia y evaluación junto con sus asociados en materia de seguridad, y que las instituciones presenten informes periódicos sobre la marcha de los trabajos respecto de los objetivos e indicadores acordados conjuntamente. Además, los asociados para el desarrollo o donantes pueden encomendar evaluaciones independientes de mitad de período y al finalizar los programas. Por ejemplo, véase el informe anual de Haití (en inglés) de 2008, elaborado para el apoyo del Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido a la primera etapa de un programa de ONU-Mujeres relacionado con la mujer, la paz y la seguridad entre 2007 y 2009 en seis países.