ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Sinopsis

  • Las personas tienen diferentes necesidades de seguridad según el sexo, el grupo étnico, la edad, la orientación sexual, el grupo social, la religión y otros factores. Por ejemplo, las mujeres se enfrentan con un riesgo más elevado de violencia doméstica y los hombres con un riesgo más elevado de violencia armada (CAD/OCDE, 2009). La evaluación de las necesidades de seguridad puede utilizarse para determinar las lagunas en las situación actual y qué se desea o cómo debería ser esta (por ejemplo, en relación con los servicios disponibles, las capacidades del personal de seguridad, las medidas y los sistemas institucionales, etc.) (PATH, 2010),
  • Una evaluación de las necesidades de seguridad de la mujer debería abarcar tanto sus necesidades inmediatas o prácticas como sus necesidades de seguridad estratégicas de más largo plazo pues guarda relación tanto con las respuestas de la policía como con los efectos de los sistemas de seguridad más amplios. Una evaluación de las necesidades prácticas puede analizar la capacidad de las mujeres para obtener protección inmediata del abuso, acceso a órdenes de protección, así como los impedimentos para recibir asistencia, como el temor a denunciar casos de abuso debido a la insensibilidad de la policía frente a las supervivientes o la presión para que se reconcilien con los autores en casos de violencia doméstica. Una evaluación de las necesidades estratégicas determina las necesidades más amplias de las mujeres, por ejemplo, la inseguridad de las mujeres en relación debida a la falta de legislación que establezca las responsabilidades concretas de la policía, la tolerancia institucional en casos de violencia perpetrada por personal de seguridad o la capacidad limitada de los mecanismos de supervisión encargados de que el sector rinda cuentas de sus obligaciones de defender los derechos de la mujer (UNICEF, 2000). Por ejemplo, una evaluación de las necesidades de una superviviente de agresión sexual tal vez examine los servicios para mujeres y niñas suministrados por la policía en el proceso de denuncia e investigación de un caso, así como el marco jurídico y normativo más amplio relativo a la investigación, en particular la reunión y documentación de pruebas forenses. Podrían realizarse evaluaciones de las necesidades de seguridad que servirían de base para la planificación o revisión de los programas. 
  • El propósito y el detalle específicos de la evaluación deben establecerse como primera medida de toda iniciativa relacionada con la seguridad o que examine concretamente las necesidades de seguridad de la mujer.
  • Debería llevarse a cabo un estudio preliminar, así como un análisis de los interesados pertinentes y la determinación de las personas clave que deben consultarse. El estudio preliminar puede ayudar a decidir:
    • El número de interesados que han de entrevistarse
    • La calidad y naturaleza de los datos que han de reunirse
    • La estructura del informe de evaluación
    • El plazo que se requiere para toda la evaluación (UNODCa, 2010).

Próximo tema   Principales consideraciones