ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Consideraciones Generales

  • La experiencia de la sobreviviente durante el desarrollo de una entrevista puede determinar si proseguirá con su caso a lo largo de todo el proceso judicial, y se corre el riesgo de retraumatizar a las mujeres y las niñas si la policía u otro personal uniformado no demuestra respeto por sus derechos ni mantiene prácticas éticas de entrevista cuando toma la declaración de las sobrevivientes.
  • La policía (y cuando sea relevante, el personal militar) debe considerar los posibles riesgos y consecuencias que enfrenta una mujer sobreviviente o testigo cuando es entrevistada. Estos incluyen revivir el trauma durante el proceso de entrevista; sufrir la estigmatización por parte de su familia y comunidad por denunciar su experiencia; perder su hogar, empleo o custodia de sus hijos o hijas, así como la continuación o aumento del abuso (por parte de sus parejas en los casos de violencia doméstica; y de los proxenetas u otros perpetradores cuando no se protege la identidad de la sobreviviente).
  • Algunos puntos cruciales a considerar antes, durante o después de una entrevista son:
    • Dar prioridad a la seguridad: Tratar a cada mujer que se encuentre en esta situación como si la posibilidad que sufra daño fuera extrema hasta que no haya evidencia de lo contrario. No efectuar ninguna entrevista que pueda a empeorar la situación de la mujer a corto o largo plazo.
    • Guardar confidencialidad: Siempre que sea posible, las entrevistas se deben desarrollar en un entorno seguro, confidencial y completamente privado (tal como una habitación privada para tomar declaraciones o en la oficina de un grupo de apoyo para sobrevivientes). Se debe garantizar el anonimato. Si se necesita traducción, asegurar que la mujer o niña se sienta cómoda con el traductor antes de proceder con la entrevista (preferentemente recurrir a grupos de mujeres y otros prestadores de servicios para identificar un traductor adecuado).
    • Obtener consentimiento informado: Verificar que la mujer o niña entienda claramente el contenido y el propósito de la entrevista, el uso que se le dará a la información, su derecho a no responder a preguntas, su derecho a dar fin a la entrevista en cualquier momento, y su derecho a imponer restricciones al uso que se le dará a la información. Vea algunas pautas para trabajar específicamente con niñas sobrevivientes y mujeres y niñas con discapacidades.
    • Elegir cuidadosamente las palabras que usa: Las preguntas deben formularse teniendo en cuenta los sentimientos de la sobreviviente sobre los incidentes de violencia y no deben tener el propósito de provocar respuestas emocionales fuertes. Estar preparado para responder a la angustia de la mujer y ayudarla a recuperar su sensación de confianza y seguridad.
    • Asegurar que la participación sea voluntaria: Las sobrevivientes deben tener la oportunidad de saltear preguntas o poner fin a la entrevista en cualquier momento. Deben tener tiempo para leer o escuchar la declaración documentada para asegurar que refleja fielmente su caso y hacer cualquier ajuste antes de que la declaración sea entregada.
    • Preparar la información de derivaciones: el personal de seguridad no debe ofrecer consejos o hacer promesas que no pueda cumplir.
    • Escuchar con sensibilidad: Respetar la evaluación que cada mujer hace de su propia situación y los riesgos a su seguridad – cada persona puede tener una visión diferente de su propia situación.
    • Evitar la retraumatización de la mujer o niña, por ejemplo presionándola para que de detalles más explícitos del acto de violencia cuando ella está clara y profundamente perturbada por el recuerdo de lo sucedido.
    • Estar preparado para una intervención de emergencia (es decir, tener una lista de organizaciones de apoyo médico, psicosocial y otros para sobrevivientes en caso que la sobreviviente solicite asistencia inmediata, de muestras de trauma o señales de enfermedad).
    • Preservar la confidencialidad de los datos: Se deben seguir protocolos estrictos para eliminar toda identificación antes de su archivo y publicación (por ej. el nombre y la dirección de la víctima, y el lugar y la fecha del incidente).
    • Usar la información para fines éticos (es decir para apoyar o beneficiar a la sobreviviente y sus hijos e hijas, ayudar a otras sobrevivientes, ubicar al perpetrador y llevarlo ante la justicia)

(OMS, 2007; OMS, 2003; vea también la sección de pautas éticas).

 

Principios para entrevistar a sobrevivientes de agresión sexual (Asociación Internacional de Jefes de Policía)  

Respetar las prioridades inmediatas de la sobreviviente.

  • Antes de comenzar la entrevista ocúpese de las necesidades inmediatas de salud y seguridad y las preguntas sobre la denuncia y el proceso de justicia penal.
  • Las sobrevivientes tienen el derecho de rechazar o aceptar todo servicio. Esto no significa que no se debe llevar a cabo una investigación minuciosa.

Propiciar una buena comunicación con la víctima.

  • Las víctimas pueden saber muy poco sobe el proceso de investigación y el sistema de justicia les puede parecer confuso, intimidante, e incluso atemorizante. Explique todos los procesos a cada paso de la entrevista e investigación. Esto genera transparencia y confianza, al mismo tiempo que ayuda a la sobreviviente a recuperar la sensación de control.
  • Asegure a las sobrevivientes que no serán juzgadas y que su declaración se toma con seriedad.
  • Las sobrevivientes de agresión sexual pueden culparse a si mismas. Asegúreles que, sea cual fuere su comportamiento, nadie tiene derecho de agredirlas.

Preguntar a las sobrevivientes si les gustaría que una persona de apoyo esté presente en la entrevista.

  • Una buena práctica es permitir que las víctimas estén acompañadas por un defensor o persona de apoyo que ellas elijan durante el examen médico y/o entrevista policial.
  • Proporcione a las víctimas por escrito los datos de servicios en la comunidad.

Reconocer el impacto del trauma y cómo afecta el comportamiento de una persona.

  • A veces las sobrevivientes de agresión sexual no hacen la denuncia a la policía. De las sobrevivientes que denuncian, la mayoría lo hacen con cierto retraso. Un retraso en la denuncia nunca debe impedir que se realice una investigación minuciosa.
  • Como resultado del trauma, las sobrevivientes pueden tener dificultades para recordar todos los detalles de la agresión como respuesta al trauma. Esto no significa que estén mintiendo u omitiendo detalles intencionadamente. Con el tiempo, a medida que el trauma disminuye, recuerdan los detalles.
  • Después que haya pasado suficiente tiempo para llevar a cabo una investigación minuciosa, fije una entrevista de seguimiento para recoger cualquier información que pueda haber pasado por alto o no recordado antes. Se debe tener precaución ya que esto puede retraumatizar a la sobreviviente y no siempre es posible.  

Brindar a las víctimas información sobre como recibir tratamiento médico y un examen forense.

  • Explique la importancia médica del examen forense de una agresión sexual, incluida la prueba de enfermedades transmitidas sexualmente y el VIH.
  • Notifique a la sobreviviente los centros más próximos donde puede recibir el examen forense. Si es posible proporcione transporte a un centro de atención a víctimas de violaciones u hospital local.
  • Si una sobreviviente inicialmente rechaza el examen médico forense, ofrezca los datos de dónde lo puede solicitar más adelante
  • Las pruebas físicas se pueden recolectar hasta 120 horas (en algunos contextos) después de la agresión sexual. Sin embargo, se debe advertir a la sobreviviente que algunas pruebas y documentación crucial de las lesiones se pueden perder con un examen tardío.

 

No presionar a la sobreviviente a tomar ninguna decisión en cuanto a su participación en la investigación o el proceso penal durante la entrevista inicial o el comienzo de la investigación.

  • Con frecuencia, las sobrevivientes de agresiones sexuales son reticentes a participar activamente en el procesamiento del caso. Documente toda la información compartida, ya que puede ayudar a ubicar y capturar al agresor en serie.
  • Presionar a una sobreviviente reacia a firmar un formulario declarando que no está interesada en entablar demanda y que no hará responsable a la agencia por detener la investigación, no es buena práctica y puede ser perjudicial para la agencia.
  • El seguimiento a la víctima genera una relación de confianza con ella y transmite a la comunidad la seriedad con la cual la agencia maneja los delitos de agresión sexual.  

 

Extraído y adaptado de: IACP. 2005. “Sexual Assault Incident Reports: Investigative Strategies”.