ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Cómo superar los problemas en las alianzas

Podría llevar cierto tiempo, y hasta algunas crisis, lograr que una alianza funcione plenamente. El proceso de equilibrar los intereses de diferentes aliados probablemente continúe mientras se mantenga la alianza. Es un proceso necesario (y provechoso si se lleva adelante de manera competente), aunque tiene algunos problemas que deben tenerse en cuenta al planificar la campaña:

  • Avenencia: Los miembros de la alianza tal vez deban renunciar a algunas de sus propias ideas e intereses para llegar a un acuerdo con otros. No obstante, en ninguna circunstancia deberían renunciar a los principios esenciales de la realización de campañas sobre la VCM, como la necesidad de que la campaña se base en el análisis de género. Si la alianza no puede llegar a un acuerdo respecto de determinadas cuestiones, es conveniente aplicar el consenso, es decir, trabajar en relación con las cuestiones sobre las que los miembros pueden ponerse de acuerdo y seguir debatiendo o dejar de lado los temas polémicos.
  • Demoras: Llegar a un consenso puede demorar la acción, ya que los miembros de la alianza podrían tener que establecer confianza, adquirir una comprensión común de la cuestión y la estrategia, y acostumbrarse a trabajar juntos. Aclarar las funciones y responsabilidades puede llevar tiempo, pero saltearse estos pasos podría poner en peligro el éxito de la campaña.
  • Costos de transacción: Los gastos relacionados con la coordinación de la alianza (por ejemplo disponer de lugares de reunión, suministrar comidas o proporcionar suministros), el tiempo asignado a viajes a reuniones, el tiempo utilizado por el personal en las negociaciones y otras actividades relacionadas con el mantenimiento de la alianza pueden ser problemáticos cuando algunos miembros aportan más tiempo o dinero que otros, o cuando los costos son desproporcionadamente elevados. La planificación cuidadosa puede reducir este riesgo.
  • Crisis: Estas pueden producirse si hay tensiones o conflictos anteriores entre las visiones, misiones, intereses y formas de trabajar de las organizaciones participantes. Los desacuerdos históricos entre los miembros de la alianza también pueden crear tensiones. Una forma de hacer frente a las crisis es contar con un sistema claro de resolución de conflictos que sea aceptable para todos los participantes. Sírvase remitirse a la sección Gestión de conflictos y crisis imprevistas para nuevas sugerencias prácticas sobre la forma de enfrentarse con las crisis.