ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Ajuste de Una Campaña

Hay numerosas situaciones en que una campaña podría no continuar según lo previsto. Por ejemplo, tal vez se compruebe a unos pocos meses de comenzada la campaña que es improbable que esta alcance su objetivo aunque la estrategia se ejecute conforme a lo previsto. Tal vez una crisis ha determinado la imposibilidad de continuar según lo planificado. En otra situación, un éxito imprevisto y relativamente rápido podría determinar que algunas actividades de la campaña ya no fueran necesarias. Podría haber cambios repentinos de política pública o surgir información imprevista que arroje nueva luz sobre el tema de la campaña, sus causas y posibles soluciones, y que exija tácticas y actividades diferentes o complementarias.

Las campañas, por su naturaleza misma, nunca son estáticas. Siempre exigirán modificaciones y ajustes permanentes pues el entorno no es inalterable, y el equipo o la alianza de la campaña probablemente también sufra cambios. Las campañas también maduran y se profundizan a medida que la comprensión del tema de la campaña por los destinatarios madura y se profundiza.

Para garantizar una alineación estratégica, al planificar ajustes de la campaña es importante examinar todos los pasos de la planificación y la estrategia de campañas anteriores. Esto contribuye a garantizar que los nuevos elementos de la campaña se integren bien en el plan general y contribuyan al propósito de la campaña.

Cómo determinar si una campaña necesita ajustes

  • Vigile las actividades de la campaña y sus resultados con frecuencia y periódicamente, especialmente en las primeras etapas de la campaña. Esto permite detectar problemas de manera que puedan abordarse antes de que se vuelvan difíciles de controlar. La vigilancia de las actividades y los resultados también es una buena forma de evaluar qué actividades del equipo o la alianza de la campaña tienen más éxito, y si son muy diferentes de la estrategia original debería considerarse la posibilidad de hacer un ajuste.
  • Vigile el entorno en estrecha cooperación con los interesados pertinentes. Esto posibilita anticipar nuevos desafíos y oportunidades y ganar tiempo para formular una respuesta apropiada.  El análisis del contexto debería actualizarse a intervalos regulares, por ejemplo en reuniones trimestrales del equipo. Véase también Análisis de la situación en Planificación de una campaña.
  • Vigile el uso y la disponibilidad de recursos para determinar si los recursos de la campaña se usan con eficiencia y si los planes relativos al presupuesto, el personal o el tiempo de los voluntarios de la campaña, así como el uso de otros recursos, son realistas. También podría ser necesario controlar regularmente el entorno a fin de encontrar posibles donantes y sus llamados a la presentación de propuestas.

Para más información sobre seguimiento a fin de determinar los ajustes de la campaña, sírvase remitirse a Vigilancia y evaluación en este módulo.