ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Enfrentarse con crisis imprevistas

Toda estrategia de campaña debería tener en cuenta las debilidades y amenazas existentes, y prever la mitigación de posibles riesgos. No obstante, pueden producirse crisis imprevistas; por ejemplo un portavoz de la campaña resulta ser autor de violencia contra las mujeres y niñas (VCM), una disputa importante altera el liderazgo de la campaña o un acontecimiento externo repentino, como una catástrofe natural, interrumpe las actividades. Pueden adoptarse las medidas que figuran a continuación para mitigar una crisis.

Consejos prácticos para la mitigación de una crisis

  • Identifique la crisis y sus opciones. Si surge una crisis, averigüe:
    • ¿Qué sucedió exactamente? De ser posible, celebre consultas con diferentes personas para obtener una perspectiva más completa. Escuche con atención. No culpe a nadir de lo que sucedió a menos que disponga de pruebas inequívocas y fehacientes.
    • ¿A quién afecta la crisis (por ejemplo a determinados miembros de la alianza o a grupos destinatarios)?
    • ¿Qué aspectos de sus tácticas y estrategia de campaña se ven afectadas o amenazadas por la crisis?
    • ¿Qué formas posibles hay de salir de la crisis y quién debe adoptar medidas?
    • Puede utilizarse el análisis preparado en etapas anteriores de su campaña, como “diagramas de árbol”, catálogos de agentes y análisis del riesgo, para determinar la crisis con precisión y las opciones posibles.
  • Encare la crisis: Sobre la base de sus conclusiones, decida qué medidas han de adoptarse. Las decisiones deberían tomarse de conformidad con los procedimientos acordados por el equipo o la alianza. En caso de que en una emergencia no pueda establecerse contacto con los demás antes de adoptar las medidas necesarias inmediatas, informe a todos los miembros pertinentes de la campaña cuanto antes y decidan juntos qué otras medidas deben adoptarse.
  • Evalúe lo sucedido. Cuando la crisis haya finalizado, evalúe como grupo:
    • ¿Cómo se produjo la crisis? ¿Qué factores llevaron a ella? ¿Pueden evitarse crisis futuras centrándose en algunos de estos factores, que podrían ser internos o externos?
    • ¿Cómo encaró la crisis? ¿Qué le resultó útil y que no?
  • El aprendizaje adquirido de las crisis debería compartirse con los demás miembros del equipo o la alianza para no cometer los mismos errores. Las evaluaciones de la campaña deberían examinar las crisis y la experiencia adquirida de estas.
  • Prevención de crisis: La planificación cuidadosa de la campaña y el establecimiento de asociaciones y alianzas sobre una base sólida de responsabilidades y procesos claros pueden protegerlo de las crisis internas. Una evaluación del riesgo (véase Análisis del riesgo en Planificación de una campaña) le permite crear un plan para imprevistos, que describe la forma de gestionar los problemas previsibles. La vigilancia regular de las actividades de la campaña  y su contexto le permite detectar señales de alerta temprana a tiempo para preparar actividades y ajustar los elementos de la campaña según se necesite.
  • Considere la posibilidad de salir: Si los ajustes de la estrategia y los planes prácticos, los cambios en el liderazgo de la campaña y la gestión apropiada de conflictos le impiden llevar la crisis a un final satisfactorio, evalúe si la campaña todavía tiene probabilidades de alcanzar su objetivo aun si la crisis sigue sin resolverse, y si los beneficios de proseguir la campaña superan los posibles daños causados por la crisis. Véase también Estrategias de salida en Estrategia de una campaña supra