ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Antecedentes

Esta sección contiene un resumen de las conclusiones de los estudios realizados, incluida la literatura revisada por pares y la literatura “gris” (informes y evaluaciones de programas que no se ajustan a las normas de control bibliográfico), que aborda aspectos específicos de los refugios y los servicios conexos. Cuando es posible, se citan revisiones sistemáticas de la evidencia. La mayoría de los estudios individuales emplean diseños no comparativos, transversales y/o series de casos, que suelen caracterizarse por el tamaño reducido de los ejemplos, altas tasas de deserción y el uso de medidas inadecuadas o invalidadas. Es necesario ser prudente al interpretar sus resultados y determinar su aplicabilidad en otros contextos y poblaciones.

En los últimos 20 años, se observa un aumento importante en la cantidad de evaluaciones de los refugios y servicios conexos, en gran parte como resultado de un aumento en la demanda de rendición de cuentas y de relación costo-calidad en todo el sector de servicios sociales. Aunque están dentro del marco de “evaluaciones de refugios”, en realidad la mayoría de los estudios examinan los programas específicos que ofrecen los refugios y no la eficacia del refugio como tal para reducir la exposición de las mujeres a la violencia o mejorar su calidad de vida, entre otros resultados importantes. La mayoría de los estudios se han llevado a cabo en países con muchos recursos, especialmente en Europa y América del Norte (Sullivan et al., 2008).

Como la mayoría de las evaluaciones son de observación y no comparativas, la base evidencial en cuanto a la eficacia de los servicios de refugio es poca y, en general, débil y está constreñida por los déficits continuos de la investigación y la ausencia de una evaluación rigurosa (Wathen & MacMillan, 2003; Ramsay et al., 2005; Ramsay et al., 2009).

Se han realizado importantes investigaciones cualitativas que examinan las experiencias de las mujeres con los servicios de refugio en casos de violencia doméstica (por ej. Tutty et al., 1999; Haj-Yahia & Cohen, 2009). Los estudios transversales y de encuesta, principalmente en Estados Unidos, concluyen que los programas de refugio se encuentran entre los recursos más eficaces y que ofrecen más ayuda a víctimas de parejas abusivas, sin embargo, hay pocos datos disponibles sobre la respuesta de los refugios a otras formas de violencia. (Por ej. Bowker & Maurer, 1985; Cannon & Sparks, 1989; Gordon, 1996; Ham-Rowbottom et al., 2005; Itzhaky & Porat, 2005; Lyon & Sullivan, 2007).

Existe una necesidad apremiante de estudios rigurosos y a gran escala sobre los refugios y sus servicios, que empleen diseños comparativos y medidas apropiadas/relevantes de resultados con el fin de evaluar los beneficios y posibles daños que pueden resultar de la oferta de servicios de refugio para mujeres, niñas y niños maltratados. Estos estudios son difíciles de realizar, especialmente debido a las consideraciones éticas de involucrar a las sobrevivientes en el proceso (Garza, 2002; Tutty et al, 2006). Los estudios pueden sortear estas dificultades si emplean diseños creativos (especialmente cuando se forman grupos de comparación), que prioricen la seguridad y el bienestar de las mujeres, y se concentren en una variedad de modelos de servicios y medidas de resultados (es decir que comparen los servicios de refugio básicos con servicios mejorados, coordinados por caso para asegurar que se obtenga un estándar mínimo de cuidados).

Los futuros diseños de investigación se podrán beneficiar de un modelo multinivel y enfoques de sistemas complejos (Sullivan et al., 2008; Javdani, et. al, 2011).

Véase Outcome evaluation strategies for domestic violence service programs receiving FVPSA funding: A practical guide (Manual para la evaluación de resultados para programas de servicios sobre violencia doméstica que reciben fondos FVPSA): (Lyon, E., & Sullivan, C. M. 2007), manual para llevar a cabo este tipo de evaluaciones basado en el contexto de Estados Unidos. Disponible en inglés.