ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Servicios de acercamiento ofrecidos por los refugios y otros servicios comunitarios

La promoción y la asistencia individual con servicio de navegación para mujeres que están o han estado recientemente en un refugio son muy promisorias y pueden mejorar el bienestar físico y psicosocial de las mujeres al promover que adopten comportamientos seguros. Además  reducen sus síntomas de ansiedad social y depresión (Feder, et al., 2009, basado en Sullivan, 1991; Sullivan & Davidson, 1991; Sullivan, et al. 1992; Sullivan & Bybee, 1999; Bybee & Sullivan, 2002 and 2005).

El contacto más frecuente y prolongado con las sobrevivientes puede aumentar el impacto que tiene la promoción por la seguridad de las mujeres y sus hijos e hijas, especialmente cuando las intervenciones facilitan el enlace a los servicios coordinados (Howarth et al., 2009).

La investigación de los países desarrollados para evaluar intervenciones específicas del sistema de justicia penal que responden a la violencia doméstica demuestra:

  • La capacidad de las mujeres de interrelacionarse con el sistema de justicia penal depende de un número de factores individuales, relacionales y sistémicos (por ej. el estado mental de una sobreviviente, especialmente el trastorno por estrés postraumático; la disponibilidad de apoyo social; y las experiencias previas con la policía), que también determinan que una mujer solicite una órden de alejamiento o el enjuiciamiento del abusador (Jordan, 2004).
  • Las mujeres pueden estar un poco más dispuestas a denunciar los incidentes a la policía si se les ofrece una segunda oportunidad o se les da seguimiento, como por ejemplo la intervención de un equipo de policía o de promoción contra la violencia doméstica después de la llamada inicial para informar sobre un incidente de violencia familiar, aunque no afecta la probabilidad de que ocurran nuevos episodios de violencia. (Davis et al., 2008).
  • Las órdenes de protección han tenido resultados mixtos, aunque las órdenes de alejamiento permanentes pueden ser más eficaces para reducir la violencia futura que las órdenes temporarias, y aun cuando las órdenes son violadas, las mujeres que obtuvieron órdenes de protección pueden sufrir menos incidentes de violencia. El impacto específico varía según la situación y su contexto (Benitz et al., 2010; Holt et al., 2002; Logan & Walker, 2010; y Logan et. al., 2005).
  • Las intervenciones emergentes que lucen promisorias incluyen la defensa legal para mujeres maltratadas y los tribunales especializados en violencia doméstica (Cook et al., 2004; Bell y Goodman, 2001; Cattaneo et al., 2009).

Véase el módulo completo dedicado al Sector Justicia.

El apoyo económico y de vivienda tiene un gran impacto sobre la capacidad de las mujeres de poner fin al maltrato que sufren. Se ha demostrado que las variables de ingresos son los factores predictivos más poderosos en la decisión de las mujeres de permanecer o abandonar una relación abusiva, que puede también estar influenciada por factores sociales y decisiones de políticas que apoyan o marginan a las sobrevivientes. La necesidad más apremiante de las mujeres cuando dejan el refugio suele ser conseguir vivienda asequible aunque, con frecuencia, las políticas son receptivas a las circunstancias específicas de las sobrevivientes. La contribución de la asistencia de vivienda segura y asequible al bienestar de las mujeres se asemeja a la experiencia de las mujeres que reciben servicios de refugio. (Anderson & Saunders, 2003, Ham-Rowbottom et al., 2005; Howarth et al., 2009; Baker et al., 2009; Baker et al., 2010, Eby, 2004; Niolon et al., 2009; Staggs et al., 2007; Morrow et al., 2004).

Los refugios han desempeñado un rol histórico en el establecimiento y el mantenimiento de respuestas coordinadas para las sobrevivientes, aunque hay poca evidencia del impacto específico de los refugios (se diferencia de la incidencia política y legislativa contra la violencia doméstica) dentro de dichos mecanismos. Por ejemplo, los refugios promotores participan en modelos de respuesta coordinada, tales como la Multi-Agency Risk Assessment Conference - MARAC (Conferencia interinstitucional sobre evaluación de riesgos), que evalúa las necesidades de las sobrevivientes de violencia doméstica de alto riesgo y responde a ellas, y que han demostrado contribuir a resultados positivos de las tasas de revictimización, así como satisfacción de las participantes, eficacia en los casos y en otros resultados del proceso. Aunque los refugios deben participar en sistemas de respuesta coordinada, la eficacia de los modelos de coordinación puede variar debido a las diferencias en estructuras y funcionamiento de mecanismos entre los modelos. Véase el Estudio de Caso completo de la MARAC (Klevens et al., 2008; Robinson & Tregidga, 2007; Robinson, 2006; Robinson, 2004). Véase orientación más detallada en Respuestas Coordinadas.

Próximo tema   Vacíos de conocimiento

 tema anterior Antecedentes