ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Salud mental y abuso de sustancias psicoactivas

Las mujeres que han sufrido maltrato pueden tener problemas de salud mental y consumo de sustancias estrechamente relacionados con sus experiencias de violencia (es decir, aumenta su riesgo y exposición a la violencia, desarrollan o se exacerba el consumo de sustancias como resultado de la violencia, o como mecanismo para sobrellevarla).

Es importante que los refugios entiendan los vínculos entre las experiencias de violencia de las mujeres y su salud mental o abuso de sustancias para ayudarlas  eficazmente a controlar estos problemas o sobreponerse a ellos.  

Abuso de sustancias

El consumo de sustancias entre las mujeres que han sufrido violencia sucede en un contexto que suele tener las siguientes características:

  • Las mujeres comienzan a consumir drogas alentadas por sus parejas que usan su adicción para controlarlas.
  • Inicio o desarrollo del hábito de consumo asociado con recetas indicadas por doctores.
  • Desarrollo del hábito de consumo de sustancias asociado con el aumento de la gravedad de las lesiones o riesgo de muerte.
  • Parejas que abusan de mujeres adictas a drogas intravenosas de las siguientes maneras:
    • Las obligan a ofrecer sexo a cambio de drogas o dinero
    • Controlan el suministro o acceso de la mujer a las drogas
    • Les inyectan drogas
    • Usan agujas sucias deliberadamente

Otras consideraciones para trabajar con sobrevivientes con problemas de abuso de sustancias:

  • Las mujeres pueden permanecer en relaciones abusivas debido a su dependencia a las drogas que les suministra su pareja.
  • Percepciones/estigma que les adjudican los proveedores de servicios de que las mujeres que consumen drogas son menos fiables y como consecuencia disminuye el nivel de apoyo.
  • El consumo de sustancias puede reforzar el convencimiento de las mujeres de que se merecen el abuso y enlentecer o limitar la recuperación de antiguos abusos. 
  • Las mujeres pueden enfrentar barreras específicas cuando dejan situaciones abusivas debido a su consumo, tales como:
    • Reticencia a pedir ayuda a la policía debido al temor de ser arrestada o a que intervenga el departamento de bienestar infantil.
    • Temor a que no le crean cuando denuncie la violencia debido a que consume sustancias.
    • Temor a una recaída debido a la presión de enfrentar un futuro incierto.

     

    Estudio de caso: Reducir los obstáculos para las mujeres con problemas de salud mental y abuso de sustancias adictivas (Canadá)

    La Sociedad de Establecimientos de Transición de Columbia Británica (Canadá) puso en marcha un proyecto de dos años y medio destinado a reducir los obstáculos y abordar los desafíos a los que hacen frente las mujeres que están superando problemas de salud mental y abuso de sustancias adictivas, y además son víctimas de violencia. Concretamente, algunos programas de alojamiento temporal, que muchas veces se basan en la abstinencia, pueden rechazar a estas mujeres, que deben buscar ayuda de organismos que trabajan desvinculados unos de otros. Además, los proveedores de servicios pueden considerarlas personas con las que es difícil trabajar si su comportamiento se percibe como perturbador, o se las puede estigmatizar debido a sus problemas mentales o abuso de sustancias adictivas anteriores o actuales. Mediante la investigación orientada a la acción, la capacitación de los proveedores de servicios y la ejecución con carácter experimental de determinadas prácticas, la iniciativa logró la adopción de cambios clave en la prestación de servicios en seis programas de alojamiento temporal de la provincia de Columbia Británica entre enero y junio de 2011. La investigación contribuyó a la elaboración y evaluación de un conjunto de prácticas prometedoras centrado en enfoques básicos para ayudar a las mujeres y ejemplos de cómo pueden aplicarse estos enfoques; y un programa de estudios para que los servicios mejoren el apoyo a las sobrevivientes con problemas de salud mental o abuso de sustancias adictivas.

    Véase el estudio de caso completo:

    Fuentes: BC Society of Transition Houses (2011) Reducing Barriers To Support: A Discussion Paper; BC Society of Transition Houses (2011) Report on Violence Against Women, Mental Health and Substance Use; Buote, Denise (2011) Reducing Barriers to Services and Supports for Substance Use and Mental Wellness Concerns Among Women Fleeing Violence: Key Findings.

     

Las mujeres pueden dar más importancia a recibir protección que a recibir tratamiento para su problema de consumo de sustancias o creen que no pueden recibir ayuda para los dos problemas, lo cual puede impedir que accedan a la asistencia que necesitan;

Las mujeres que abusan de las sustancias corren otros riesgos que deben ser considerados en las intervenciones:

  • Dejar de consumir sustancias puede ser más peligroso para algunas mujeres (es decir, el abusador puede encontrar otras formas para controlarla o sabotear la recuperación de la mujer de su adicción si percibe que pierden control sobre ella).
  • El consumo de sustancias puede afectar el juicio de las mujeres en cuanto al riesgo que corren.
  • Las mujeres pueden tener dificultades para recordar y poner en marcha su plan de seguridad cuando están bajo los efectos de las drogas (Parkes, 2007 citado en el Concejo de refugios de mujeres de Alberta, 2006).

 

Los programas que prestan asistencia a mujeres que consumen drogas deben:

  • Reducir la vergüenza asociada con el consumo de sustancias adictivas mediante la capacitación del personal que trabaja con estas mujeres y la promoción de una cultura de comprensión y respeto dentro del refugio.
  • Promover conocimientos sobre el uso de sustancias y sus riesgos, y que se reconozcan los desafíos que pueden enfrentar las mujeres en sus esfuerzos por abandonar el hábito.
  • Generar esperanzas de que es posible cambiar e involucrar a otras mujeres que han logrado controlar su adicción como modelo y apoyo de sus pares en el refugio.

(Poole & Coalescing sobre consumo de sustancias, 2007 citado en el Consejo de Refugios de Mujeres de Alberta, 2006; Consejo de Refugios de Mujeres de Alberta. 2009. Sheltering Practices: Module 3 - Danger Assessment and Safety Planning)

              

Salud mental

Las experiencias de violencia pueden provocar una variedad de efectos negativos en la salud mental, entre otras consecuencias. Las condiciones de salud mental son otro factor de riesgo para las mujeres maltratadas.

Los refugios deben tener en cuenta las siguientes prácticas para apoyar la salud mental de las mujeres:

  • Sensibilizar al personal sobre la variedad de problemas de salud mental que pueden estar sufriendo las sobrevivientes, los síntomas que pueden estar asociados con diferentes condiciones de la salud mental, y ofrecerles orientación en su trabajo con mujeres que pueden tener distintos niveles de salud mental.
  • Promover la discusión sobre los problemas de salud mental y granjearse la  confianza de las sobrevivientes para que revelen cualquier necesidad de salud mental que puedan tener. Esto implica preguntarles sobre sus inquietudes.
  • Educar a las mujeres sobre los vínculos entre la violencia, el trauma, la salud mental o el consumo de drogas. Esto puede implicar brindarles información para ayudarlas a pensar que sus respuestas ante el maltrato y el trauma son normales, y a entender mejor el marco social de estos problemas.
  • Derivarlas y proporcionarles enlaces a profesionales de trauma y salud mental para que las mujeres puedan recibir el apoyo especializado que necesitan.
  • Colaborar con los servicios de salud mental para proteger a las sobrevivientes que soliciten servicios de asistencia por maltrato y agresión (adaptado del Proyecto de despistaje de mujeres maltratadas en Ontario. 2010 Cómo el personal que trabaja con mujeres maltratadas y agredidas sexualmente pueden prestar servicios informados en salud mental y adicciones).

 

 

Ejemplo: Apoyo a las mujeres con problemas de salud mental y adicción (Canadá)

Mediante la colaboración y capacitación intersectorial, los refugios de siete regiones de Ontario (Canadá) han aumentado su capacidad de apoyar a mujeres maltratadas con problemas complejos de salud mental y consumo de sustancias para que puedan acceder a servicios relevantes. Como parte del Proyecto de despistaje de adicción de las mujeres en Ontario, organizaciones para la violencia doméstica y agresión sexual, agencias para la salud mental y adicciones, así como sobrevivientes han colaborado para:

  1. Ayudar a las mujeres con problemas de salud mental o consumo de sustancias a superar las barreras que les impiden acceder a los refugios y otros servicios vinculados con la violencia. 
  2. Proporcionar a las mujeres con problemas complejos de salud mental o consumo de sustancias mejores servicios en el refugio y en otras agencias que tratan el abuso.
  3. Asegurar los servicios de apoyo en salud mental y adicción que reciben las mujeres maltratadas sean sensibles al trauma y que reflejen sus experiencias de violencia doméstica y agresión sexual; y
  4. Promover el despistaje de rutina, universal, exhaustivo para detectar casos de violencia doméstica, agresión sexual y otras formas de trauma relacionado con el maltrato (tal como la violencia institucional o en contextos humanitarios).

La colaboración ha apoyado esfuerzos tales como la presencia de dos profesionales de salud mental de la Canadian Mental Health Association en London-Middlesex para prestar servicios a tiempo completo a mujeres residentes del refugio  Women’s Community House para mujeres maltratadas. Este compromiso y la capacitación cada vez mayor en los vínculos entre las experiencias de violencia y trauma de las mujeres y su salud mental y consumo de sustancias también mejora la capacidad y desenvoltura del personal de los refugios y otros proveedores de servicios relacionados con la agresión sexual y la violencia doméstica para prestar servicios a las mujeres con problemas de salud mental o consumo de sustancias, y aumenta el acceso de mujeres muy marginadas a esos servicios.  

Fuente: Proyecto de despistaje de adicción de las mujeres en Ontario

Herramientas:

Trauma and Trauma-Informed Care (El trauma y la atención sensible al trauma) Este curso explora las causas, impactos, experiencias y tipos de trauma en relación con las sobrevivientes de violencia doméstica, y profundiza sobre la naturaleza, aplicación e implementación de la atención sensible al trauma. Disponible en inglés.

Understanding Trauma & Mental Health in the Context of Domestic Violence: An Integrated Framework for Healing and Social Change (Entender el trauma y la salud mental en el contexto de la violencia doméstica: Un marco integrado para la sanación y el cambio social) (Carole Warshaw para el Centro nacional sobre violencia doméstica, trauma y salud mental, 2012). Este seminario virtual proporciona a los defensores un marco integrado para responder al trauma y la salud mental en el contexto de la violencia doméstica. Incluye una síntesis de las investigaciones sobre violencia doméstica, trauma, salud mental y consumo de sustancias. Está basado en el contexto de Estados Unidos. También contiene información sobre el impacto del trauma en el desarrollo y el cerebro; y recomendaciones de políticas y práctica. Disponible en inglés.

The Trauma-informed Toolkit (Manual sobre el trauma) (Centro de salud comunitario Klinik, 2008). Disponible en inglés.

Véase también la sección sobre cuidados y apoyo emocional dentro del Módulo Salud.

Próximo tema   Contextos humanitarios

 tema anterior Mujeres mayores