ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Modelos de intervención en caso de crisis

Modelo de seis pasos

El personal de primer contacto del refugio necesitará abordar el nivel de angustia y disfunción de las mujeres en crisis y deberá responder de forma lógica y ordenada. Contar con capacitación en el uso de un modelo estandarizado de intervención en situaciones de crisis puede ayudarlo a manejar los elementos de una respuesta eficaz ante la crisis, e intervenir de forma que apoye adecuadamente a la mujer durante la crisis, la ayude mantener autoridad sobre el problema y a empoderarla para alcanzar la autodeterminación (Roberts, 2002 citado en Consejo de Refugios de Mujeres, 2009).

Un modelo de seis pasos para la intervención en crisis es un marco que los refugios pueden implementar para responder a una crisis. El modelo se centra en escuchar, interpretar y responder de forma sistemática para asistir a la mujer o niña a regresar a su estado psicológico previo a la crisis en la medida de lo posible. Se pone énfasis en la importancia de escuchar  y evaluar a lo largo de cada paso, y los primeros tres pasos se focalizan específicamente en estas actividades en lugar de ir a la acción. En todo momento, cualquier eventualidad que represente un riesgo de que la mujer resulte herida o asesinada debe abordarse inmediatamente

El modelo comprende los siguientes pasos:

  1. Definir el problema para entenderlo desde el punto de vista [de la mujer]. Esto requiere usar habilidades básicas de escuchar, empatía, sinceridad y aceptación.
  2. Garantizar la seguridad [de la mujer]. Es necesario mantener la seguridad [de la mujer] continuamente en el primer plano de todas las intervenciones. Esto significa evaluar constantemente la posibilidad de que [la mujer] u otros corran peligro físico o psicológico. Evaluar y garantizar la seguridad son actividades permanentes en el proceso de intervención en crisis.
  3. Brindar apoyo, transmitiendo que se ocupa [de la mujer] y dándole apoyo emocional así como instrumental e informativo.

En los pasos 4, 5 y 6 se utilizan estrategias de acción, pero si la mujer no puede participar, será necesaria una ayuda más directiva para que [ella] movilice su capacidad de afrontamiento. Las técnicas de escucha son parte importante de estos pasos, y la función de la orientadora será no directiva, colaborativa o directiva, dependiendo de la evaluación de la mujer.  

     4. Examinar alternativas, que pueden estar basadas en tres posible perspectivas: a) apoyar [a la mujer]     para que evalúe [sus] recursos situacionales, o las personas conocidas [de ella] del presente o el pasado que pueden preocuparse por lo que le sucede [a ella]; b) ayudar [a la mujer] a identificar mecanismos de afrontamiento  o acciones, conductas, o recursos ambientales que pueda usar para ayudarla a atravesar la crisis actual; y c) ayudar [a la mujer] a examinar sus patrones de pensamiento y, si es posible, encontrar formas de reenfocar su situación para alterar su visión del problema y así disminuir su nivel de ansiedad.

    5. Trazar un plan dirigido por la mujer, que sea muy detallado e incluya a las personas, grupos u otras referencias que se puedan contactar para pedir apoyo inmediato. Proporcionar mecanismos de afrontamiento y medidas de acción concretas y positivas para que la mujer tome en el presente. Es importante procurar que la planificación se haga con la mayor colaboración posible [de la mujer] para asegurar que ella tenga un sentido de propiedad del plan. Es importante que no se sienta privada de su poder, independencia, o autorrespeto. Los elementos más importantes de la planificación son los sentidos de control y autonomía de la mujer. La planificación tiene el objetivo de que ella se sobreponga a corto plazo para lograr algo de equilibrio y estabilidad.

    6. Obtener compromiso. El control y la autonomía son importantes para el último paso del proceso que comprende pedirle [a la mujer] que resuma verbalmente el plan. En algunos incidentes que involucran letalidad, ambas personas escriben y firman el compromiso. El objetivo es ayudar [a la mujer] a que sea capaz de cumplir con el plan, y dar los pasos positivos necesarios para restablecer el estado de funcionamiento previo a la crisis. Los compromisos adquiridos [por la mujer] deben ser voluntarios y realistas. Un plan que ha sido desarrollado solo por el personal será ineficaz (extracto adaptado de James, R. 2008. Victoria model of crisis intervention (Modelo de intervención en crisis de Victoria). In Crisis intervention strategies. (6th ed). Thomson.  Belmont, CA: citado en Consejo de Refugios de Mujeres de Alberta, 2009).

(Basado en el Consejo de Refugios de Mujeres de Alberta, 2009. Sheltering Practices: Module 6 - Crisis Intervention (Prácticas de refugio: Módulo 6 – Intervención en crisis)

Apoyo psicológico

El apoyo psicológico (en algunos lugares llamado “primeros auxilios”) es cada vez más adoptado en lugar de los métodos que involucran sesiones para obtener información durante una crisis. Se trata de una opción de respuesta que se centra en:

  • Brindar cuidados y apoyo práctico, no invasivo;
  • Evaluar las necesidades y problemas;
  • Ayudar a las personas a abordar las necesidades básicas (por ejemplo, alimentos y agua, información);
  • Escuchar a las personas, pero no presionarlas para que hablen;
  • Reconfortar a las personas y ayudarlas a calmarse;
  • Ayudar a las personas a encontrar apoyo social, información y servicios;
  • Proteger a las personas contra más daño.  

Este enfoque gira alrededor de tres principios: mirar (para corroborar que la situación sea segura, identificar  a personas que tengan necesidades de emergencia o puedan estar en crisis); escuchar (acercarse y procurar entender las inquietudes de una mujer o niña, si ella elige compartirlas, y ayudarla a calmarse); y vincular (a las mujeres con información relevante, recursos, apoyo para abordar sus necesidades básicas).

Las personas deben recibir capacitación y orientación en primeros auxilios psicológicos antes de implementar el enfoque, aunque no necesitan ser orientadores profesionales para implementar el método. Esto lo convierte en un método de respuesta especialmente relevante  en contextos de escasos recursos (OMS, World Trauma y Visión Mundial, 2011).

 

Herramientas:

Psychological first aid: Guide for field workers (Primeros auxilios psicológicos: Guía para trabajadores en el terreno (Organización Mundial de la Salud, War Trauma Foundation y Visión Mundial Internacional, 2011). Disponible en inglés.

Anthology Of Resources: Psychological First Aid For Low And Middle Income Countries Project 2009-2010 (Antología de recursos: Primeros auxilios psicológicos para países de medianos y bajos ingresos. Proyecto 2009-2010) (War Trauma Foundation y Visión Mundial Internacional, 2011). Disponible en inglés.

IASC Guidelines on Mental Health and Psychosocial Support in Emergency Settings (Pautas del IASC sobre la salud mental y el apoyo psicológico en contextos de emergencia) (Comité Interinstitucional Permanente - IASC, 2007). Disponible en inglés.

 tema anterior Técnicas