ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Orientación general

Los refugios pueden ofrecer diferentes formas de orientación (por ejemplo, orientación de respaldo psicoeducativo; orientación terapéutica, tal como terapia cognitiva conductual y orientación informada en base al trauma), basadas en las necesidades identificadas de las mujeres, la(s) forma(s) de violencia que han sufrido y los recursos disponibles. La orientación también puede ser utilizada en la intervención en crisis o para respuestas de largo plazo para el trauma, pero requiere habilidades y conocimientos especializados. Las orientadoras del refugio deben estar capacitadas para proveer la(s) forma(s) específicas de orientación que ofrecen (Secretario General de la ONU, 2006b).

La orientación es importante para ayudar a las sobrevivientes a:

  • Mejorar la autoestima

  • Ampliar los mecanismos de afrontamiento

  • Comprender lo que han vivenciado

  • Superar la culpa

  • Expresar su enojo

  • Comprender que no son responsables de la violencia que han sufrido

  • Saber que no están solas

  • Acceder a redes y servicios de apoyo

Los abordajes utilizados deben ofrecer empoderamiento y apoyo, respetar la autonomía de la mujer y alentarla para que tome decisiones independientemente, en vez de ofrecer instrucciones y decirle qué hacer (Benett, et al, 2004; UNFPA, 1999).

La orientación debe permitirles a las mujeres:

  • Descubrir que son las expertas de su propia vida y fortalezas.

  • Internalizar un sentido de poder individual y colectivo.

  • Entender que sus experiencias son opresivas políticamente en vez de causadas por ellas mismas.

  • Aprender a mantenerse unidas como una comunidad.

  • Utilizar herramientas para controlar mejor sus vidas.

  • Emplear estrategias para crear seguridad e independencia.

  • Participar totalmente en la toma de decisiones, conservación de registros y creación de reglas que afectan sus vidas.

  • Volverse líderes y defensoras contra la violencia de género.

Próximo tema   Técnicas