ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Técnicas

Los pasos para relacionarse y comunicarse de forma efectiva con las mujeres al ofrecerles orientación en línea incluyen:

  • Evaluar la preparación y seguridad de las mujeres y niñas para utilizar la orientación en línea.
    • Realizar evaluaciones para asegurar que los servicios en línea son adecuados para la mujer que busca asistencia antes de participar en la orientación.
    • Antes de cada sesión de orientación en línea y cada vez que ellas inician la sesión, se debe completar una evaluación de seguridad en línea con la mujer para aclarar sus circunstancias inmediatas y ayudarla a determinar si es seguro proceder con la sesión.
  • Dar la bienvenida y saludar amablemente al conectarse por primera vez con la mujer, luego de lo cual se pasa rápidamente a introducir el objetivo y área temática que son el propósito de la sesión, junto con la información relacionada a los temas de confidencialidad, seguridad y capacidad correspondientes a este método de comunicación.
  • Manejar el ritmo de la sesión.
    • Si se necesita tiempo para formular pensamientos, envíe un mensaje parcial indicando que “aún hay más”, para hacer saber a la mujer que debe esperar otro mensaje.
    • Asegúrese de que se siga un orden en el cual cada persona tenga su turno para comunicarse y evite interrumpir a la mujer si ella está en proceso de enviar un mensaje. Una vez que se ha enviado un mensaje, espere a que la mujer responda antes de enviar otro mensaje o pregunta. Si no responde dentro del tiempo esperado, envíe un mensaje para verificar que ella todavía esté participando de la sesión.
    • Aliente a la mujer para que se tome su tiempo para considerar cada comentario o pregunta. Pregúntele si le parece que el ritmo de la sesión es muy rápido o muy lento, y ajuste el ritmo de acuerdo a su opinión.
  • Emplear estrategias de comunicación específicas y hacer uso de técnicas de orientación en persona a lo largo de la sesión.
    • Haga saber a la mujer que la está escuchando con atención demostrando empatía y apoyo (por ejemplo, exprese palabras de apoyo que trasmitan un mensaje cálido y solidario; describa imágenes que sugieran calidez y comprensión, e invite a la mujer a compartir una historia para que los acontecimientos o patrones de su experiencia comiencen a tener sentido, y comprenda los efectos de su experiencia y las relaciones, cultura u otros factores que influyen en ella).
    • Evite temas problemáticos de la comunicación en línea, tal como:
    • Sarcasmo, dado que se malinterpreta fácilmente.
    • Ofrecer demasiadas opciones o sugerencias, dado que puede llegar a ser abrumador y confuso.
    • Conversaciones informales, dado que pueden distraer del objetivo principal de la conversación y también pueden hacer que sea difícil mantener la distancia emocional entre el orientador y la sobreviviente.
    • “Lenguaje de red” (es decir, el uso de acrónimos y atajos, tal como “FYI” en vez de escribir “para su información”)
    • Signos de exclamación, que pueden ser malinterpretados como condescendientes o irrespetuosos.
      • Use el paréntesis emocional, que tiene el propósito de compensar la falta de comunicación no verbal inherente a la orientación en línea. Esta técnica implica describir las emociones entre paréntesis a continuación de una manifestación importante. Esto proporciona más información a la otra persona sobre la experiencia emocional y fomenta la conciencia emocional. Por ejemplo, “Vi a mi hija ayer (me sentí tan triste). Hacía dos semanas que no la veía"
      • Describa las respuestas emocionales que se hubieran visto si la mujer y la orientadora hubiesen estado cara a cara. Puede ser utilizado en la introducción o cierre de una sesión. Por ejemplo, "Si usted estuviese aquí conmigo, me habría visto apoyarme contra mi silla con una gran sonrisa y felicitarla por lo que ha logrado" (Mitchell y Murphy, 1998 citado en Shelternet, 2009).
  • Focalizarse en la sesión, mientras se abordan todos los temas identificados por la mujer. Centrar la comunicación con preguntas directas sobre un tema a la vez. Formule preguntas directas y responda usando afirmaciones claras y concretas.
  • Hacer la transición de un área temática a otra, enviando una advertencia clara a la mujer cuando se está cambiando de tema. Por ejemplo, “Bueno, ahora vamos a hablar sobre…”.
  • Moverse gradualmente hacia el cierre de cada sesión, indicando el proceso con anticipación y ofreciendo modos alternativos de apoyo (por ejemplo, orientación telefónica, servicios en persona) si el proceso es difícil para la mujer. El cierre también debe incluir el desarrollo de un plan claro respecto a cualquier acción que la mujer deba completar, incluida la coordinación de otra cita si es necesaria, recordándole a la mujer los métodos alternativos de contacto en el ínterin.  

Herramientas:

Making the Links: A Guide to Providing E-Services (Conéctese: Una guía para ofrecer servicios en línea) (Shelternet, 2009a). Apéndice A, página 25. – suministra una herramienta para evaluar la preparación del Orientador para proporcionar servicios en línea. Disponible en inglés.