ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Conocimientos y destrezas del personal

Las orientadoras de los refugios desempeñan un papel importante en ofrecer asistencia a las mujeres para que se recuperen del trauma, las ayudan a entender los efectos del trauma, las apoyan para que logren seguridad en sus vidas y las derivan a los servicios de trauma adecuados.

La orientación y terapia informada sobre el trauma requieren más educación, capacitación y supervisión especializada de la que suministran otras formas de orientación. Sin embargo, los refugios pueden implementar diversas prácticas para proporcionar servicios que sean sensibles al trauma potencial de las mujeres y pueden ayudarlas a entender y manejar sus reacciones al trauma pasado. Como mínimo, los refugios deben garantizar que el personal está capacitado para comprender y responder de forma adecuada a las mujeres que han sufrido un trauma hasta que se pueda obtener respaldo especializado adicional. Esto puede implicar la utilización de técnicas como Primeros Auxilios Psicológicos.

Cuando sea posible, el personal del refugio debe tener el conocimiento y habilidades para facilitar técnicas de “grounding” (conexión a tierra), contención, un lugar seguro, registros diarios y ejercicios de auto consuelopara dotar a las mujeres de herramientas para manejar sus reacciones al trauma. Todos los servicios relacionados con el trauma se deben prestar con la supervisión y respaldo de profesionales especializados en respuesta al trauma (Covington, 2003; Matsakis, 1996; Herman, 1997; Haskell, 1997, citado en Consejo de Refugios de Mujeres en Alberta).

La capacitación debe dotar al personal de conocimientos para que:

  • Atiendan las cuestiones básicas de seguridad en la vida de las mujeres a través del reconocimiento y comprensión del impacto de la injusticia social en las mujeres, ayudándolas a cubrir necesidades básicas tales como vivienda y alimentos, apoyándolas para desarrollar un plan de seguridad específico para sus situaciones individuales y conservar una sensación de seguridad dentro del ambiente del refugio.

  • Comprendan las reacciones del trauma.

  • Se comuniquen de forma adecuada con las mujeres que han sufrido un trauma. Por ejemplo:

  •  
    • Aprendan a reconocer e identificar las reacciones de trauma (físicas, emocionales, cognitivas, conductuales e interpersonales).

    • No indaguen en los recuerdos traumáticos de las mujeres o los exploren más de lo necesario para investigar la historia del trauma.

    • Permitan que las mujeres revelen detalles de su abuso para hablar sobre sus experiencias y validarlas.

  • Apoyen a las mujeres para que comprendan y manejen sus reacciones de trauma, concretamente:

  •  
    • Expliquen el trauma como una respuesta normal a un evento anormal y vuelvan a enmarcar los “síntomas” como “estrategias de afrontamiento” a efectos de desestigmatizar sus experiencias. Apoyen a las mujeres para que comprendan que sus respuestas son intentos de sobrellevar los impactos del trauma que sufrieron.

    • Ayuden a las mujeres a reconocer que sus vidas han sido profundamente marcadas por el contexto en el cual viven. Esto incluye comprender los efectos de la violencia, los prejuicios de género, raza, clase, etnia, identidad sexual, edad y discapacidades, que pueden contribuir a las dificultades que experimentan las mujeres.

    • Aumenten la sensación de control de las mujeres sobre sus vidas familiarizándolas con las respuestas postraumáticas y los motivos de esas adaptaciones.

    • Eduquen a las mujeres sobre los disparadores (pistas que activan o recuperan recuerdos traumáticos) y apoyen a las mujeres para que identifiquen sus propios disparadores. Los disparadores pueden estar asociados con el recuerdo original y pueden experimentarse como pensamientos invasivos, recuerdos recurrentes, ansiedad o ira abrumadora. Cuando las mujeres no comprenden qué desencadena sus recuerdos traumáticos, pueden volverse híperexcitadas, paralizadas o temerosas. Cuando esos desencadenantes interfieren con la vida cotidiana, las mujeres comienzan a organizar sus vidas evitando todo aquello que entienden que tendrá como resultado sentimientos incómodos.

    • Tengan conocimiento de los recursos en la comunidad que ofrecen terapia para mujeres que sufren de trauma.

    • Enseñen estrategias a las mujeres para que manejen sus reacciones de trauma (por ejemplo, actividades de grounding”, contención, lugar seguro, registros diarios y ejercicios de auto consuelo).

(Adaptado de Haskell, 1997, citado en Consejo de Refugios de Mujeres en Alberta)

Próximo tema   Técnicas

 tema anterior Antecedentes