ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Técnicas

Actividades de “grounding” (conexión a tierra)

Las actividades de “grounding” ayudan a las mujeres a centrarse en su experiencia presente y desprenderse de su dolor emocional. Estas actividades tienen el propósito de ayudar a las mujeres a recuperar el control sobre sus emociones así como conectarlas con el presente y la realidad.

Las mujeres pueden aprender a hacer los ejercicios de “grounding” solas. Estos ejercicios pueden ser realizados en cualquier momento y en cualquier lugar, incluyendo cualquier circunstancia en la cual las mujeres sufren un desencadenante, un recuerdo recurrente, ansias de sustancias, angustia emocional o disociación.

Las siguientes estrategias son importantes cuando se realice cualquier ejercicio de “grounding”:

  • Sugiera que ella califique su estado de ánimo antes y después de todos los ejercicios de “grounding” a efectos de monitorear qué tan bien funcionó el ejercicio para ella (por ejemplo, invítela a dar un número del 1 al 10 para indicar su estado de ánimo actual, 10 representa el dolor máximo)

  • Deje las luces prendidas, solicítele que mantenga sus ojos abiertos y que escudriñe la habitación durante el ejercicio.

  • Evite hablar sobre sentimientos negativos o escribir un diario.

  • Evite emitir juicios.

  • Enfóquese en el presente.

Las formas de “grounding” pueden ser organizadas en ejercicios mentales, físicos y de consuelo. 

El “grounding” mental hace referencia a concentrar la mente de uno y los ejercicios que pueden ser usados al trabajar con una mujer en persona o por teléfono. Los ejemplos de tales ejercicios incluyen:

  • Pedirle a la mujer que describa su entorno físico actual, incluyendo cómo es, cuáles son los sonidos, cómo se siente y huele.

  • Pedirle a la mujer que cuente en forma regresiva empezando desde el 10.

  • Invitar a una mujer a que haga una afirmación que exprese seguridad (por ejemplo, "Me llamo _________; ahora estoy segura; estoy en el presente y no en el pasado").

  • Pedirle a la mujer que lea algo positivo (es decir, expresiones afirmativas).

El “grounding” físico se centra en los sentidos de la mujer (es decir, tacto, sonido y olfato). Los ejemplos de tales ejercicios incluyen:

  • Invitar a la mujer a que se quite sus zapatos y golpee sus pies juntos o que hunda sus talones en el suelo, mientras le pide que se concentre en la sensación de estar conectada con la tierra.

  • Proporcionarle a la mujer un vaso con agua para beber.

  • Tener objetos en el espacio de orientación para que las mujeres sostengan (por ejemplo, rocas, pelotas suaves anti-estrés, cuentas, trozos de paño, etc.) e invitarla a sostener cualquiera de los objetos que la ayude a sentirse conectada a tierra.

  • Pedirle a la mujer que se concentre en su respiración. Invítela a respirar juntas y contar en voz alta, mientras que la alienta a respirar profundamente.

Los ejercicios de “grounding” de consuelo implican hablar con uno mismo de forma amable y gentil. Por ejemplo:

  • Pídale a la mujer que repita expresiones afirmativas positivas.

  • Pídale que piense en su color, animal, alimento, libro, canción, show de TV favorito, etc.

  • Pídale que repita una expresión afirmativa que represente afrontamiento (por ejemplo, “Yo puedo lidiar con esto; sé que este sentimiento es pasajero”) (Najivits, 2002 citado en Consejo de Refugios de Mujeres en Alberta, 2009).

 

Ejercicios de contención

Los ejercicios de contención tienen el propósito de “contener” las emociones dolorosas, y ayudan a la mujer a manejar sentimientos abrumadores. Estos ejercicios le proporcionan a la mujer una forma de actuar y la ayudan a tener control sobre su propio proceso de sanación. La contención no significa negar o reprimir las emociones, sino optar conscientemente por poner las emociones intrusivas, dolorosas o disruptivas a un lado por un periodo provisional de tiempo. Por ejemplo:

  • Invite a la mujer a imaginar un envase o algún tipo de recipiente.

  • Pídale que visualice que está poniendo dentro del recipiente algún pensamiento o emoción dolorosa que elija para lidiar más adelante.

  • Tenga un recipiente en la oficina de orientación e invite a las mujeres a escribir los pensamientos y emociones que elijan tratar más adelante y los coloquen dentro del recipiente.

  • Hágale saber que ella controla esas emociones y pensamientos, y que ella puede elegir cuándo sacarlos del recipiente y darles un vistazo.

  • Escribir en un diario también puede ser útil como recipiente provisional de emociones.

 

Estrategias de autoconsuelo

Las orientadoras también pueden ayudar a las mujeres a aprender estrategias de autoconsuelo, que puede ofrecer alternativas a cualquier actividad de autoconsuelo no saludable que las mujeres estén usando tal como el consumo de alcohol y drogas. Para alentar a las mujeres a identificar y usar técnicas nuevas de autoconsuelo se puede equipar el espacio de orientación con lo necesario para realizar actividades que tienden a proporcionar consuelo, tal como:

  • Escuchar música relajante antes de la sesión de orientación.

  • Poner material de dibujo a disposición e invitar a la mujer a usarlo cuando sea beneficioso.

  • Mantener un canasto de tarjetas con frases afirmativas (por ejemplo, soy una persona fuerte, soy una buena persona, soy una buena madre, hija, etc.).

  • Asegurar que las imágenes o carteles en las paredes sean reconfortantes.

  • Tener una variedad de animales de peluche en la habitación.

  • Tener un canasto de artículos de autoasistencia en la habitación (es decir, frazada, almohada, mantón) e invite a la mujer a elegir un artículo al final de la sesión, y

  • Tener agua potable fresca en la habitación en todo momento.

 

Escribir un diario

Las orientadoras deben entregarles a las mujeres un cuaderno de notas o papel y bolígrafo para que puedan expresar sus pensamientos y sentimientos de forma confidencial y segura a través de la escritura o dibujo. Escribir un diario le ofrece a las mujeres una forma para considerar y aclarar los pensamientos y emociones que evolucionan y emergen (Vermilyea, 2002).

Se puede invitar a las mujeres a llevar un diario hacerles sugerencias para usarlo, por ejemplo:

  • Encontrar un lugar tranquilo para escribir en el diario

  • Comenzar escribiendo cualquier palabra que les venga a la mente

  • Concentrarse en los sentimientos, teniendo en cuenta qué es lo que sienten en ese momento, dónde lo sienten en el cuerpo, etc.

  • Dibujar imágenes (incluidas expresiones visuales de los sentimientos).

  • Escribir una carta a alguien que la haya apoyado, un poder superior o figura espiritual.

  • Escribir sobre unas vacaciones soñadas, sus logros, fortalezas.

  • Dibujar/escribir sobre un lugar seguro o su lugar seguro.

  • Escribirse una carta a sí misma afirmando quién es ella.

  • Hacer una lista de cosas que le dan alegría o las cosas que ha logrado cada día.

  • (Consejo de Refugios de Mujeres en Alberta, 2009. Sheltering Practices)

     

    Método audiovisual y de otros tipos que usan la expresión creativa

    Además de la orientación individual y de grupo, muchos refugios en todas las regiones han integrado la expresión auditiva, visual y otras formas de expresión (por ejemplo, teatro, actuación, yoga, etc.) como parte de la terapia psicológica de las sobrevivientes. Las sobrevivientes y las promotoras han indicado que tanto el proceso creativo como sus productos han sido beneficiosos en el proceso de superación del abuso.

     

    Ejemplos ilustrativos:

    Viet Nam: Desde 2004, el Centro de Estudios y Ciencias Aplicadas de género – Familia – Mujeres y Adolescentes (CSAGA por sus siglas en inglés) ha integrado teatro y arte escénico como parte de su trabajo con los grupos de autoayuda de sobrevivientes de violencia doméstica y la trata de personas. CSAGA ha logrado la participación de directores y artistas profesionales en el proceso, con material dirigido por las sobrevivientes y basado en sus experiencias. El arte dramático apunta no solo a empoderar a las sobrevivientes sino también a concienciar sobre la violencia doméstica en la comunidad.

    Escocia: El refugio Glasgow Women's Aid apoyó la creación de un libro, “A Way With Words” basado en seis sesiones de narración, escritura creativa y arte. Surgió de la idea de las sobrevivientes que deseaban saber sobre otras sobrevivientes que habían sufrido experiencias similares. Ellas sabían que la lectura de estas historias inspiraría su propio camino a la recuperación. En el entorno seguro y reconfortante de la sala Sensorial, una narradora profesional narró cuentos tradicionales aborígenes, beduinos e ingleses que sirvieron para iniciar debates, escritura creativa y obras de arte, dirigidos por una Artista de la Comunidad. Los poemas, cuentos y arte producidos son una descripción conmovedora de la vida antes, durante y después del refugio. El libro se ofrece gratis a las mujeres que usan el servicio de visita sin cita previa al refugio. Además, el producto fue puesto a disposición de las sobrevivientes. El proceso de producción del libro fue muy positivo. Las mujeres informaron haber obtenido muchos beneficios, incluyendo una mejor comprensión de ellas mismas; un aumento de la sensación de confianza y sanación; un incremento en la concentración en planes para el futuro; y sensación de logro. El proyecto fue exhibido y puesto a la venta en la Galería de Arte Kelvingrove de Glasgow hasta Octubre de 2011. Se compuso música para acompañar a dos de los poemas del libro por trabajadoras, y se habló de producir un CD para recaudar fondos y concienciar sobre la violencia doméstica. El libro está a la venta en inglés.

     

    Estados Unidos: En 2003, The Trauma Center en el Justice Resource Institute en Massachusetts desarrolló un consultorio de yoga especializado sensible al trauma respaldado por terapeutas de trauma, que ha sido usado en refugios y programas comunitarios para sobrevivientes de violencia en todo el país. El ambiente de yoga, los ejercicios, instructores y sus métodos de asistencia y comunicación con los estudiantes se adapta para las sobrevivientes de trauma, incluyendo a los proveedores de servicios que pueden sufrir trauma vicario. El consultorio incorpora componentes de técnicas de respuesta al trauma, y ofrece la oportunidad de que las mujeres practiquen: estar en el momento presente; elegir/ estar en control; actuar eficazmente, sentirse fuertes y competentes; y moverse/ estar conectadas con los demás. Los beneficios del enfoque incluyen: contribuciones físicas inmediatas (relajación, menor tensión del cuerpo, capacidad para dormir); creación de un ritual predecible; apoyo de la consciencia corporal; sensación de realización; concentración en la sobreviviente más que en el abuso; construcción de la comunidad; promoción de un sentimiento de fuerza a través de las posiciones; y el fortalecimiento de la capacidad personal para autorregularse a largo plazo. Lea más sobre el método y los hallazgos de intervenciones piloto (Adaptado de Grube, Laura [Child and Family Services Haven House, Buffalo, Nueva York]. “Trauma-Sensitive Yoga for Survivors of Domestic Violence”.

     

    Presentación en la Segunda Conferencia Mundial de Refugios y Casas de Transición para Mujeres. Febrero de 2012).

     

    Herramientas:

    International Society for Traumatic Stress Studies

    Seminario en línea: Developing Trauma-Informed Practices and Environments: First Steps for Programs (Desarrollo de Prácticas y Ambientes basados en información de Trauma: Primeros Pasos para Programas) (Terri Pease para el National Center on Domestic Violence, Trauma & Mental Health, 2012)

    National Center on Domestic Violence, Trauma and Mental Health

    Photovoice methodological resources and training materials (Recursos metodológicos de Fotovoz y material de capacitación)