Legislación

En esta base de conocimientos, la referencia a ciertas disposiciones o artículos de una ley, partes de una sentencia judicial o aspectos de una práctica no implica que la ley, sentencia o práctica se consideren en su integridad un buen ejemplo o una práctica prometedora.

Algunas de las leyes que aquí se mencionan pueden contener disposiciones que autoricen la pena de muerte. Tomando en cuenta las resoluciones 62/14963/16865/206 y 67/176 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que piden el establecimiento de una moratoria del uso de la pena de muerte y su abolición final, la pena de muerte no debe incluirse en las disposiciones condenatorias por delitos de violencia contra las mujeres y niñas.

Otras disposiciones relacionadas con las leyes de violencia doméstica Recursos
Acoso sexual en el deporte Recursos
Disposiciones sobre inmigración Recursos para elaborar legislación sobre la trata de mujeres y niñas
Servicios para las víctimasEducación y sensibilización de la opinión pública Herramientas para la redacción de legislación sobre las prácticas nocivas
Disposiciones relativas a la protección de la infancia Resources on Forced and Child Marriage
Definición clara y precisa de la mutilación genital femenina Recursos
Definiciones y formas de maltrato a las viudas Otras disposiciones sobre el maltrato a las viudasRecursos sobre el maltrato a las viudas
Otras disposiciones relacionadas con las leyes sobre violencia doméstica y violencia relacionada con la dote
Y después de la campaña, ¿qué?Recursos para promover la promulgación de nueva legislación o la reforma de la existente
Introducción Financiación de la aplicación de las leyes Empleadores y sindicatos Recursos para aplicación de las leyes
Related Tools

Formación de los fiscales

Última editado: October 30, 2010

Este contenido está disponible en

Opciones
Opciones
  • El Manual de legislación sobre la violencia contra la mujer de las Naciones Unidas, 3.2.3, recomienda que las leyes prescriban:
    • La formación y capacitación regulares e institucionalizadas sobre violencia contra la mujer que tengan en cuenta las cuestiones de género;
    • Formación y capacitación específicas cuando se promulgue nueva legislación; y
    • Preparación y consulta con ONG y proveedores de servicios en el proceso de desarrollo de la formación.
  • Los fiscales en particular deben recibir formación relativa a:
    • El contexto general y los patrones que caracterizan los delitos de violencia contra la mujer;
    • Cómo tomar decisiones relativas a la presentación de cargos;
    • Cómo entablar contacto con las víctimas;
    • Decisiones relativas a la libertad bajo fianza y la libertad previa al juicio; y
    • Acuerdos sobre sentencias y recomendaciones para la determinación de las penas.

(Véase: Programa de Seguridad (en inglés), cap. 5)

Ejemplos:

Reino Unido: La Fiscalía General de la Corona ha mantenido una actitud proactiva en la formación de sus fiscales sobre diferentes tipos de violencia contra la mujer. Los aproximadamente 4.000 fiscales y fiscales asociados cursaron la formación obligatoria sobre violencia doméstica antes del final de 2008. Los fiscales de cuatro áreas recibieron formación en 2007 en relación con el tratamiento del matrimonio forzado y los delitos en nombre del “honor”, y para 2009 se previó la ampliación de esa formación. Antes de 2011 se completará un curso de formación obligatorio para más de 800 coordinadores de casos de violación y fiscales especializados en violación. La formación para jefes de unidad que se ocupan de casos complejos de trata se completó en 2008. Véase: Formación de fiscales (en inglés), Base de datos del Secretario General de la ONU sobre la violencia contra la mujer.

Guatemala: En Guatemala, el femicidio y otras formas de violencia contra la mujer han sido un problema de extrema gravedad, con cientos de mujeres muertas cada año. Se detectó que la deficiente formación del sector de la justicia era uno de los factores que contribuían a perpetuar la violencia. Para intentar corregir el problema, más de 100 fiscales de todo Guatemala recibieron formación a través de una asociación entre la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Unidad de Capacitación del Ministerio Público (UNICAP). La formación abarcó las repercusiones económicas, sociales y políticas de la desigualdad de género e incluyó un componente de receptividad multicultural para abordar los motivos de preocupación singulares de las mujeres indígenas. Véase: USAID, Informe anual sobre buenas prácticas, lecciones aprendidas y relatos de éxito (en inglés), pág. 10, 2006.