ESCAPE RAPIDO DE SITIO

El modelo multidimensional

  • Una de las limitaciones del modelo multidimensional actual es que muchas de las responsabilidades de los sectores se definen en términos de prestación de servicios. El modelo multidimensional, que se basa en la teoría del desarrollo social, no es tan común como el modelo multisectorial en situaciones de conflicto. Ha sido adaptado para las emergencias humanitarias con el objetivo de definir con mayor claridad las responsabilidades de los sectores que se describen en el modelo multisectorial, en lo referente a la reforma de políticas, el desarrollo de infraestructuras y los servicios directos.
  • Para que los programas sean eficaces a corto y largo plazo, las intervenciones deben producirse en todos los sectores clave y en tres ámbitos, de modo que se institucionalice la protección estructural, sistémica e individual. Estos ámbitos son 

1. La reforma estructural. Incluye la adopción de medidas en el más amplio nivel, para garantizar que los derechos sean reconocidos y protegidos por leyes y políticas internacionales, institucionales y tradicionales. Estos son algunos ejemplos:

  • La reforma de fondo y la reforma de la legislación procesal.
  • Respaldar el desarrollo de políticas en los ministerios de sanidad, bienestar social, justicia y seguridad.
  • Educación en materia de derechos humanos y capacitación sobre la violencia contra las mujeres y las niñas orientada a responsables políticos y otros ‘garantes de derechos’, como los líderes tradicionales y comunitarios.

2. La reforma de los sistemas. Incluye los sistemas y las estrategias de supervisión y respuesta que se aplican cuando se contravienen derechos. La intervención en este ámbito incluye desarrollar y fomentar las capacidades de los sistemas de justicia institucionales y tradicionales, los sistemas sanitarios y de bienestar social y los mecanismos comunitarios. Estos son algunos ejemplos:

  • Desarrollar infraestructuras en todos los sectores clave, lo que incluye garantizar instalaciones seguras y accesibles, suministros adecuados, la reunión de datos basada en principios éticos y la remisión.
  • Desarrollar programas de la sociedad civil y de las comunidades para colmar las lagunas de la respuesta sectorial y supervisar la ejecución de los programas del gobierno.
  • Educar y capacitar a los actores que prestan servicios de salud, seguridad, justicia y bienestar social a las mujeres y niñas.
  • Proporcionar asistencia técnica a los departamentos gubernamentales para el diseño y la supervisión de la capacidad sistémica en sus sectores correspondientes, y liderar y/o participar en la coordinación de las acciones.

3. La respuesta operacional. Incluye la respuesta individual a través de servicios que satisfacen las necesidades de las mujeres y las niñas que han sido víctimas de violencia. Estos son algunos ejemplos:

  • Educar a las comunidades y poner en marcha campañas de información acerca de la violencia contra las mujeres y las niñas y sobre la disponibilidad de los servicios.
  • La gestión de casos, la remisión y la promoción.
  • Asesoramiento y apoyo psicosocial.
  • Reconocimientos médicos forenses, tratamiento y seguimiento.
  • Remisión de los casos a la policía para su denuncia e investigación.
  • Asistencia jurídica durante todo el proceso judicial.
  • En situaciones de conflicto, muchos responsables de programas sobre violencia contra las mujeres y las niñas tienden a concentrar sus esfuerzos en la respuesta operacional debido a que el acceso a los servicios es una de las prioridades esenciales de las situaciones de emergencia. Sin embargo, planificar actividades centradas en la reforma estructural y sistémica lo antes posible permite a los encargados de programas y responsables políticos de cualquier sector emprender medidas duraderas, en favor de una respuesta integral.

 

Recursos adicionales

Para un resumen de los enfoques multidimensional y multisectorial, véase USAID (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional), UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia), UNFPA (Fondo de Población de las Naciones Unidas) y UNIFEM (Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer), 2006, Regional Strategic Framework for the Prevention of and Response to Gender-based Violence in East, Southern, and CentralAfrica,