ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Mujeres y niñas con discapacidades

  • La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad exige que la protección de los derechos humanos por medio de leyes, políticas y servicios se extienda a todas las personas con discapacidades (Barriga, 2011; véase también International Disability Alliance, 2008). No obstante, esta disposición no suele aplicarse ni cumplirse, por lo que las mujeres y las niñas con discapacidades siguen sufriendo discriminación así como un mayor riesgo de violencia. En todas las actividades de programación, debe darse especial consideración a las mujeres y niñas con discapacidades, a fin de poder prevenir y combatir la violencia en su contra. A continuación se ofrecen algunas recomendaciones para mejorar la seguridad y el bienestar de las personas con discapacidades en situaciones de conflicto (adaptado de Human Rights Watch, 2010; y ACNUR, 2011) 
  • Realizar evaluaciones exhaustivas de las necesidades de las personas con discapacidades. Asegurarse de que las personas con discapacidades, en particular los niños, sean contabilizadas, registradas y dispongan de la documentación adecuada durante el desplazamiento y el reasentamiento.
  • Difundir información sobre los derechos y los servicios disponibles de modo que todas las mujeres puedan acceder a ella, independientemente de su nivel de alfabetización o de sus capacidades. Poner la información al alcance de las mujeres sordas, ciegas o analfabetas.
  • Organizar sesiones de capacitación y talleres sobre temas relacionados con la discapacidad. Elevar el nivel de conciencia relativo a las legislaciones internacionales, regionales y nacionales aplicables a los derechos de las personas con discapacidades. Abogar por la inclusión de la discapacidad como cuestión prioritaria de los programas estatales y del gasto presupuestario. Implicar a los cuidadores y familiares en las campañas y actividades de divulgación.

 

Ejemplo: La Comisión de Mujeres Refugiadas promueve el cambio en la práctica mediante la programación de talleres con las organizaciones internacionales, así como con organizaciones locales y nacionales de personas con discapacidades. Estos talleres ya se han inaugurado con éxito en la India, Uganda y Bangladesh, y está previsto realizar otros en Filipinas, Tailandia y Kenya en 2012. Esta organización también proporciona asesoramiento técnico continuo a las oficinas del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en el país, sobre la forma de incluir los problemas de discapacidad en sus programas. (Véase Para más información.)
  • Organizar actividades de divulgación y capacitación sobre el riesgo de la violencia para las mujeres y las niñas con discapacidades, sus cuidadores y sus familias. Educar y crear conciencia sobre la forma de reconocer, prevenir, evitar y denunciar situaciones de violencia, abuso o explotación.
  • Abogar por la puesta a disposición de instalaciones adaptadas en los juzgados, los centros de salud, las comisarías y otros lugares a los que no tienen acceso las mujeres con discapacidades. Esto incluye: rampas, servicios de interpretación del lenguaje de signos, documentos en braille y letra grande, salas y podios de fácil acceso, así como la capacitación del personal sobre la forma de comunicarse respetuosamente con las mujeres con discapacidades.
  • Vigilar que los hospitales, las organizaciones y las instituciones gubernamentales cumplan con las leyes y políticas que reconocen la obligación de facilitar el acceso a las personas con discapacidades.
  • Ampliar los programas de rehabilitación a las personas que han resultado heridas o discapacitadas por el conflicto y la violencia, por ejemplo, los sobrevivientes de minas terrestres.
  • La ayuda otorgada a las mujeres con discapacidades puede suscitar una reacción violenta por parte de los miembros de la comunidad que consideran que las mujeres reciben un “trato especial”. Para evitar este tipo de reacción, será necesario tomar algunas precauciones, similares a las adoptadas en la ayuda a las poblaciones marginadas:
    • Celebrar amplias consultas con las organizaciones que representan a las personas con discapacidades, antes de diseñar y ejecutar los programas o de conceder la ayuda.
    • Sopesar las posibles consecuencias que pueden tener la ayuda y los programas sobre las mujeres y las niñas con discapacidades.
    • Garantizar que las mujeres tengan autonomía para determinar su línea de acción, y velar por que tengan pleno conocimiento de sus opciones y aprueben las decisiones adoptadas por los programas.
  • Implicar a las mujeres y niñas con discapacidades en las funciones de dirección y decisión relativas a la concepción, ejecución y evaluación de los programas. Apoyar a las organizaciones de personas con discapacidades y desarrollar su capacidad.
  • Garantizar que las mujeres y las niñas con discapacidades de los campamentos de refugiados y de personas internamente desplazadas tengan acceso a la distribución de alimentos y artículos no alimentarios proporcionando, por ejemplo, ayuda al transporte, servicios de distribución puerta a puerta o paquetes más pequeños. Controlar la distribución a fin de evitar la explotación, la discriminación y la extorsión.
  • Defender y priorizar la reunificación de las mujeres y niñas con discapacidades con sus cuidadores y familiares.
Ejemplos: Una ONG de Kitgum ha incluido temas relacionados con la discapacidad en sus programas de educación y organiza talleres de capacitación empresarial para ciertos grupos de personas con discapacidades (extracto de Human Rights Watch, 2010, p. 50).

 

Herramientas adicionales

SOURCE: Centro internacional de recursos en línea sobre discapacidad e inclusión. Source es un centro internacional de recursos en línea concebido para mejorar la gestión, el uso y el impacto de la información relacionada con la discapacidad y la inclusión en contextos humanitarios y de desarrollo. Está dirigido principalmente a profesionales y docentes.

  • Véase recursos que puedan usarse en situaciones de emergencia humanitaria.

 

Para recomendaciones más detalladas de Human Rights Watch (están destinadas específicamente a Uganda pero pueden aplicarse a otras situaciones de conflicto), véase Human Rights Watch, 2010, As If We Weren’t Human: Discrimination and Violence against Women with Disabilities in Northern Uganda, pp. 68-72.

 

Recursos adicionales

Para estudios y recomendaciones iniciales de CREA sobre cómo reducir la violencia contra las mujeres con discapacidades, véase CREA, 2012, Count Me In! Research Report on Violence against Disabled, Lesbian, and Sex-Working Women in Bangladesh, India, and Nepal, Nueva Delhi, CREA,, p. 149.

 

Organizaciones que defienden los derechos de las personas con discapacidades

International Disability Alliance

 

International Disability Alliance (Alianza Internacional de la Discapacidad) fue creada en 1999 como una red global y regional de organizaciones de personas con discapacidades. Su objetivo es promover la aplicación plena y efectiva de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad en todo el mundo, así como en el sistema de la ONU.

 

Handicap International

 

Handicap International es una organización de ayuda que trabaja en situaciones de pobreza, exclusión, conflicto y desastre, con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de las personas con discapacidades y de promover el respeto por su dignidad y sus derechos fundamentales.

Comisión de Mujeres Refugiadas (Women’s Refugee Commission)

 

 

La Comisión de Mujeres Refugiadas trabaja, entre otras cosas, en múltiples programas relacionados con los derechos y las necesidades de las mujeres con discapacidades.

 

Global Disability Rights Library (GDRL)

 

El Consejo Internacional sobre la Discapacidad en los EE. UU. ha colaborado en la creación de la Biblioteca Mundial de Derechos de las Personas con Discapacidades (GDRL, por sus siglas en inglés), la cual reúne una amplia colección de recursos críticos dirigidos a organizaciones de personas con discapacidades, grupos de derechos de la mujer, organismos públicos, instituciones académicas y otras entidades que defienden los derechos de las personas con discapacidades.