ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Generalidades

  • A principios de los años 2000 la comunidad humanitaria se enfrentó a varias crisis importantes: en Afganistán, en Iraq, el conflicto de Darfur en Sudán, el tsunami del océano Índico y el terremoto del sur de Asia. Estas situaciones de emergencia llamaron la atención sobre el entorno de trabajo del personal humanitario, al cuestionar:
    • la imparcialidad de la asistencia humanitaria;
    • la idoneidad de las respuestas;
    • la capacidad de respuesta de los organismos.
  • Por ello, en 2005 se inició un amplio proceso de reforma humanitaria encabezado por las Naciones Unidas con miras a mejorar la respuesta internacional a las emergencias humanitarias en todo el mundo, y velar por que en las operaciones humanitarias se salvaguarden los derechos y se atiendan las necesidades de las personas más perjudicadas por una crisis, de forma completa, coherente y eficaz.

Extracto del AdR de violencia por motivos de género, 2011, Handbook for Coordinating Gender-based Violence Interventions in Humanitarian Settings, p. 31.

  • El aspecto más visible de esta reforma es la adopción de un enfoque de gestión por grupos temáticos. Los grupos temáticos son agrupaciones de organizaciones humanitarias (pertenecientes o no a las Naciones Unidas) que trabajan en los principales sectores de la acción humanitaria, por ejemplo, el alojamiento y la salud. Se crean cuando aparecen necesidades humanitarias claras en un sector, cuando los sectores cuentan con numerosos actores o cuando las autoridades nacionales necesitan un apoyo a la coordinación.
    • El enfoque de gestión por grupos puede contribuir a colmar las lagunas identificadas en la respuesta humanitaria y mejorar la calidad de la acción humanitaria. Es una de las cuatro estrategias clave de la reforma humanitaria. Un ‘grupo temático’ es básicamente una agrupación de organizaciones que prestan servicios relacionados con un mismo ‘tema’ (por ejemplo, la salud), encabezada por un jefe.
  • Desde septiembre de 2005 el Comité permanente entre organismos (IASC) ha nombrado a 11 ‘jefes de grupo’ mundiales, específicamente para las emergencias humanitarias, en 11 sectores o áreas de actividad: agricultura; coordinación y gestión de campamentos; recuperación temprana; educación; alojamiento de emergencia; telecomunicaciones de emergencia; salud; logística; nutrición; protección; y agua, saneamiento e higiene. En las respuestas internacionales a crisis humanitarias, estos grupos temáticos dirigen el trabajo realizado conjuntamente con las Naciones Unidas y los socios de ONG para establecer normas y políticas de grupo, desarrollar la capacidad de reserva en materia de respuesta y brindar apoyo operacional a las organizaciones que trabajan sobre el terreno.

Extracto del AdR de violencia por motivos de género, 2001, Handbook for Coordinating Gender-based Violence Interventions in Humanitarian Settings, p. 34.

  • Asimismo, se han seleccionado cinco cuestiones transversales para incluir en el trabajo del conjunto de grupos temáticos: la edad, el entorno, el género, la salud mental y el apoyo psicosocial, y el VIH/SIDA. Cada uno de estos grupos tiene la obligación de incorporar las cuestiones transversales en el desarrollo de sus actividades. La protección es otra de las cuestiones transversales que han de tener en cuenta todos los grupos, aunque esta se considera un grupo temático en sí.
  • Es importante que los actores que abordan la violencia contra la mujer en crisis humanitarias tengan en cuenta el papel del Subgrupo de Trabajo sobre cuestiones de género y asistencia humanitaria del IASC, que apoya la estrategia de integración del género como cuestión transversal a los grupos temáticos y cuyo trabajo abarca cuestiones relacionadas con la violencia contra las mujeres y las niñas. En cambio, la violencia por motivos de género es un tema del Área de responsabilidad (AdR) del Grupo temático sobre protección. En 2013 el Subgrupo de Trabajo sobre cuestiones de género fue copresidido por ONU Mujeres, el ACNUR, la Comisión de Mujeres Refugiadas y el Consejo Internacional de Organizaciones Voluntarias; el Área de responsabilidad de violencia por motivos de género fue codirigida por el UNFPA y UNICEF; y el Grupo temático sobre protección fue dirigido por el ACNUR.
  • Antes de la adopción de la reforma humanitaria y del enfoque de gestión por grupos, no existía ningún método estandarizado para introducir mecanismos de coordinación sobre la violencia contra las mujeres y las niñas en situaciones de emergencias humanitarias. Si bien las Directrices del IASC sobre la violencia por motivos de género, redactadas poco antes de emprender la reforma humanitaria, proporcionan orientación valiosa para la coordinación en cualquier contexto humanitario, el enfoque de gestión por grupos ofrece una estructura clara para coordinar los asuntos de violencia contra las mujeres y las niñas desde el momento en que se produce una emergencia.

 

Recursos adicionales

Para más información sobre la reforma humanitaria, véase:

El sitio web de la Plataforma Humanitaria Mundial. Disponible en inglés.

El sitio web de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH). Disponible en inglés.

El sitio web de la plataforma OneResponse, que incluye un apartado de preguntas frecuentes sobre la reforma humanitaria, así como la nota de orientación del IASC sobre la aplicación del enfoque de gestión por grupos para reforzar la respuesta humanitaria (noviembre de 2006) y las directrices del IASC para las operaciones relativas a la selección de sectores/jefes de grupo en nuevas situaciones de graves emergencias (mayo de 2007).