ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Generalidades

  • Las intervenciones relativas al desarrollo de programas para las poblaciones especialmente marginadas han de diseñarse y llevarse a cabo desde una perspectiva holística. Los trabajadores humanitarios deberían incorporar medidas de protección frente a la violencia contra las mujeres y las niñas para los grupos marginados. Es necesario reforzar la colaboración entre los sectores de la justicia, la salud, la seguridad y los servicios sociales. Asimismo, es esencial trabajar con las organizaciones de mujeres a fin de garantizar la promoción de los derechos de todas las mujeres.
  • Es necesario concienciar a los que prestan servicios sobre las cuestiones de género, sexualidad y derechos humanos. Asimismo, los prestadores de servicios han de participar en actividades de capacitación sobre enfoques orientados a los sobrevivientes, a fin de atender las necesidades de las poblaciones marginadas.
  • Es necesario fomentar el intercambio de conocimientos y recursos entre los actores internacionales, regionales y subregionales, a fin de disponer de un acervo de conocimientos relativo a las mejores prácticas y estrategias que permita atender las necesidades de las mujeres y las niñas marginadas.
  • Para hacer frente a los riesgos de la violencia, han de tenerse en cuenta las múltiples identidades de las mujeres y las niñas. Por ejemplo, una mujer lesbiana con discapacidad se enfrenta a problemas específicos, relacionados con su orientación sexual, su discapacidad y su género, que son únicos y distintos a los problemas que tiene una mujer lesbiana sana.

 

Herramientas adicionales

La Herramienta para identificar personas en mayor riesgo y la Guía para el usuario fueron desarrolladas con el objetivo de mejorar la efectividad del ACNUR en identificar a refugiados en riesgo, mediante un enlace entre las metodologías de enfoque comunitario/diagnóstico participativo con diagnósticos individuales. Fue diseñada para ser utilizada por funcionarios del ACNUR implicados en servicios comunitarios y/o actividades de protección (incluido el reasentamiento) y por entidades socias. Pese a que esta herramienta permite, desde 2012, hacer frente a las vulnerabilidades de las personas ancianas, de los niños y adolescentes, de las mujeres y niñas, y de las personas con discapacidades, debe seguir siendo revisada y ampliada a fin de poder incluir otras poblaciones, como las personas LBTI, los trabajadores sexuales, los hijos de violaciones, las personas indígenas, etc.

  • Guía para el usuario disponible en inglés.
  • Herramienta disponible en inglés.

Para más información sobre la relación entre la violencia de género y las poblaciones especialmente marginadas, véase Riesgos para las poblaciones especialmente marginadas del apartado.

Próximo tema   Adolescentes y niñas