ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Integre la labor con hombres y niños con un enfoque basado en los derechos humanos y que tenga en cuenta el género

Un enfoque basado en los derechos humanos requiere que las intervenciones se basen en las normas internacionales de derechos humanos acordadas y que las intervenciones contribuyan a que se respeten esas normas. Para información sobre cómo garantizar un enfoque basado en los derechos humanos, visite la página web (en inglés) sobre Mujeres/Género de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Un enfoque que tiene en cuenta el género requiere que las intervenciones reconozcan que las niñas y mujeres no solo tienen características biológicas diferentes, sino que además desempeñan funciones establecidas por la sociedad diferentes de las de los niños y hombres, por lo que tienen distintas necesidades, prioridades y capacidades para ejercer sus derechos y gozar de ellos. Analizar estos factores sociales y culturales, en relación con las funciones que desempeñan los hombres y las mujeres y las relaciones entre ellos, ayudará a garantizar intervenciones más eficaces, de modo que las mujeres puedan tener acceso a recursos y oportunidades y puedan expresar sus ideas en el contexto de las medidas de prevención y de atención a las supervivientes.

Con esta finalidad, los expertos en el análisis de problemas de género y la violencia contra la mujer deben participar en el diseño , implementación, monitoreo y evaluación de las intervenciones para garantizar una perspectiva ética, de derechos humanos y de género,  y con enfoques que empoderen a la mujer.

Es importante recordar, cuando los hombres participan en la búsqueda de la solución, que debe utilizarse un lenguaje que reconozca que no todos los hombres cometen actos violentos y al mismo tiempo destacar que todos los hombres son responsables de sus acciones personales y políticas, incluida la tolerancia del sexismo o a la violencia.