ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Cómo comenzar

Formule un marco conceptual para pensar en los hombres, las masculinidades y las relaciones de género

¿Cuáles son los aspectos fundamentales que debe incluir en un marco conceptual para comprender las masculinidades?

Similitudes y diferencias entre los hombres y entre los hombres y las mujeres;

Predominancia de determinadas formas de masculinidades hegemónicas, es decir, ideales de masculinidad (agresividad, fuerza, ambición) que aseguran la posición de dominancia de algunos hombres sobre otros y que promueven la subordinación de la mujer;

Como son creadas activamente las masculinidades;

La idea de un “dividendo patriarcal” (es decir, los privilegios que tienen todos los hombre simplemente por ser hombres);

Los costos asociados con la masculinidad tradicional que recaen tanto sobre hombres como mujeres;

El hecho de que actualmente muchos hombres son conscientes de las cuestiones de género; El hecho de que los conceptos de masculinidades cambian a lo largo del tiempo (Ruxton, 2004; Connell 1995).

Para literatura que discute sobre hombres, masculinidades y relaciones de género, vea los siguientes recursos:

The AIM Framework: Addressing and Involving Men and Boys to Promote Gender Equality and End Gender Discrimination and Violence (El marco AIM: cómo impulsar la participación de hombres y niños en la promoción de la igualdad de género y la eliminación de la discriminación y la violencia basada en el género) (Michael Kaufman) Puede consultarse en el sitio web.

The Role of Men and Boys in Achieving Gender Equality (El rol de los hombres y jóvenes en el logro de la igualdad de género), Informe de la reunión del Grupo de Expertos organizada por la División de las Naciones Unidas para el Desarrollo de la Mujer en colaboración con la Organización internacional del Trabajo (OIT) y el Programa conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA), 21 al 24 de octubre de 2003, Brasilia (Brasil). Está disponible en ingles.

The Men’s Bibliography (Bibliografía sobre los hombres) (recopilada por Michael Flood)

Una extensa biblioteca virtual sobre hombres, masculinidades, género y sexualidades. Puede consultarse en el sitio web.

Masculinidades y Equidad de Género

Una extensa biblioteca virtual de recursos en español. Puede consultarse en el sitio web.

 

Comprenda la diversidad de las experiencias de hombres y niños y adapte las iniciativas apropiadamente

Los programas deben reconocer que:

No todos los hombres son iguales; deben tenerse en cuenta las diferencias de edad y nivel de educación, la experiencia en relación con el racismo, la homofobia, la situación socioeconómica baja, entre otras;

Muchos hombres experimentan poder y falta de poder simultáneamente; por ejemplo, un hombre puede sentirse poderoso en su hogar en su relación con su esposa, pero oprimido en el trabajo.

¿Cómo pueden tener en cuenta los programas las diferencias de experiencia de hombres y niños?

La etapa de la vida en que se encuentran los hombres es un factor que determinará la forma de interactuar con ellos según sus experiencias de vida;

Piense en función de las relaciones de poder y de impotencia, en que tanto hombres como mujeres pueden sentirse vulnerables; por ejemplo, los hombres tal vez no se sientan poderosos en todas las circunstancias; es posible que algunos hombres se sientan impotentes respecto a hombres de otra raza y/o condición socioeconómica;

No considere la “masculinidad” como un problema en sí mismo o por sí mismo;

Adapte el programa a las necesidades de un grupo en particular (por ejemplo, los padres) o ejecute los programas de forma inclusiva para que ningún grupo se sienta excluido, utilizando imágenes y ejemplos que interesen a una amplia variedad de hombres, independientemente de su raza, ocupación o condición socioeconómica.

 

Asegure una exposición suficiente

Los programas que promueven cambios en las normas y los comportamientos en relación con el género exigen inversiones de largo plazo para asegurar la realización de múltiples reuniones en grupo o actividades y campañas comunitarias sustenidas. 

 

Promueva cambio a nivel de la sociedad en general y de la comunidad, no solo el cambio individual

Como se mencionó anteriormente, la utilización del modelo ecológico para abordar la violencia dirigido solo a la conducta individual de niños y hombres producirá resultados limitados. Es importante que las intervenciones tengan en cuenta el contexto, centrándose, entre otras cosas, en las personas, las relaciones, las instituciones sociales, los guardianes y los dirigentes comunitarios.

 

Utilice mensajeros eficaces

Tomando en cuenta las actitudes discriminatorias contra la mujer, es más probable que los hombres escuchen a otros hombres que respetan, en relación con cuestiones de género, razón por la cual los enfoques de hombre a hombre pueden ser especialmente útiles. Utilice hombres y niños, entro otras cosas como facilitadores, educadores entre pares y portavoces, para dirigirse a otros hombres y niños, pero en todos los casos evalúe y fortalezca sus competencias y conocimientos para asegurar una perspectiva que tenga en cuenta el género, los derechos de la mujer y la igualdad.

Incorpore voces de apoyo de mujeres, por ejemplo hermanas, madres, abuelas, esposas o novias, para que ayuden a los hombres a comprender los efectos de la discriminación en las mujeres y niñas que conocen (Ruxton, 2004).

Identifique a hombres que son figuras influyentes o custodios de la opinión pública y la cultura (por ejemplo, políticos, líderes tradicionales, líderes religiosos, celebridades o deportistas) e impulse la participación de estos.

 

Preste apoyo a grupos de niños y hombres

Cree espacios en que no se juzgue a los hombres con el objeto de:

Permitir que los hombres y niños puedan expresar sus sentimientos y sus emociones;

Ayudar a los hombres y niños a que comprendan las consecuencias negativas de las  rígidas normas sociales y las masculinidades tradicionales en sus propias vidas, así como en las de las mujeres y niñas;

Permitir que los hombres y niños se sientan respaldados cuando adopten una actitud más equitativa en función del género y tal vez deban hacer frente a las burlas o el estigma de parte de otros hombres en sus comunidades.

 

Ajuste las intervenciones al grado de cambio alcanzado por los hombres

Las intervenciones deben adaptarse al grado de concienciación y de voluntad de los niños y hombres sobre la responsabilidad asumida respecto de los problemas de la violencia y la desigualdad de género (Flood, 2008).

Evalúe en qué etapa de cambio se encuentran los niños y hombres antes de invitarlos a participar en una intervención. Esto puede hacerse por medio de un cuestionario de conocimientos, actitudes y prácticas; entrevistas a los hombres; debates de grupos de reflexión y otras investigaciones cualitativas.

 

Aproveche las oportunidades específicas del contexto para promover el cambio

Las “crisis” sociales, como la epidemia del VIH, el desempleo en gran escala o el pánico frente a la violencia de los hombres (por ejemplo, tras la publicación en los medios de una serie de episodios violentos o la violación sistemática en momentos de trastornos sociales) pueden dar lugar a cambios en las relaciones de género y brindar oportunidades para intervenir (Ruxton, 2004).

 

Determine los lugares, las ocasiones y los centros de reunión apropiados para llegar a los hombres y niños

Los lugares y momentos en que los hombres se congregan, tales como eventos deportivos, celebraciones religiosas, lugares de trabajo, bares y cafés, son lugares donde pueden organizarse intervenciones.

Determine centros de reunión estratégicos para la comunicación con un elevado número de niños y hombres, como anuncios de interés público durante la transmisión televisiva de eventos deportivos, o use tecnologías modernas de comunicación comunales entre los niños y los jóvenes.

Establezca espacios en que los hombres puedan reunirse fuera del “escrutinio público”, es decir, lugares en que no tengan que preocuparse por la forma en que se les mira o juzga (Ruxton, 2004).

 

Ayude a los hombres a comprender cómo pueden beneficiarse mediante la participación

Los enfoques pueden:

Ayudar a los hombres y niños a comprender los efectos negativos de las ideas tradicionales de masculinidad en sus vidas y en las de las mujeres y niñas que aman;

Ayudar a los hombres y niños a comprender cómo pueden beneficiarse compartiendo el poder con las niñas y mujeres, por ejemplo manteniendo relaciones más estrechas con sus parejas (Esplen, 2006);

Ayudar a los hombres y niños a comprender el daño, la presión y el estrés que les causan las normas tradicionales de género y que la participación les permitiría sentirse más seguros respecto de su identidad y más libres;

Ayudar a los hombres y niños a comprender que hay oportunidades  de solidaridad colectiva para rechazar las normas que generan presiones (por ejemplo, la coacción sexual y los matrimonios arreglados o forzosos) y reflexionar sobre ellas.

 

Trabaje con hombres y niños para desarrollar sus vidas emocionales y afectivas

Las intervenciones deben ayudar a los hombres y niños a desarrollar sus vidas emocionales:

Estableciendo lugares seguros en que los hombres puedan aprender a pensar y hablar libremente sobre sus sentimientos y sus vidas;

Ayudando a los hombres a buscar alternativas no violentas y apoyo emocional respecto de los disparadores de conductas violentas (por ejemplo, el desempleo o los sentimientos de castración);

Enseñando a niños y futuros padres a expresar sus sentimientos de afecto, por ejemplo, empatía y compasión;

Transmitiendo conocimientos sobre solución de conflictos que exigen conciencia emocional (Kaufman, 2003).