ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Divulgar y movilizar comunitarias y medios de comunicación

¿Qué abarcan los programas de divulgación y movilización comunitarias y de difusión en medios de comunicación?

La divulgación y movilización comunitarias incluyen diversos enfoques e intervenciones, entre ellos: reuniones comunitarias, sesiones de capacitación o concienciación con autoridades tradicionales o líderes religiosos o comunitarios, teatro callejero y otras actividades culturales, y marchas y manifestaciones.

Las campañas de difusión en medios de comunicación generalmente utilizan la radio, la televisión, carteles publicitarios u otros medios para llegar a un amplio segmento de una comunidad. Además, ofrecen, especialmente a los jóvenes, acceso anónimo a información y recursos sin tener que pasar por otras personas en las que tal vez los jóvenes no confíen (por ejemplo, médicos, maestros, etc.).

El entretenimiento educativo (o la educación recreativa) constituye una estrategia particularmente útil que implica el “proceso de crear y transmitir con fines específicos un mensaje tanto para entretener como para educar, con el fin de profundizar los conocimientos del público sobre un tema educativo, fomentar actitudes favorables, modificar normas sociales y cambiar comportamientos visibles” (Singhal y otros, 2004). El entretenimiento educativo puede atraer en particular a los jóvenes; por lo tanto, representa una oportunidad especial para influir en las normas antes de que estén plenamente establecidas.

Otros métodos innovadores que pueden ser eficaces para llegar a destinatarios diversos incluyen los juegos, las tecnologías electrónicas (teléfonos móviles y computadoras), el teatro callejero, el arte, la música y las actividades culturales.

En conjunto, las campañas de comunicación y de comercialización social constituyen algunas de las maneras más populares de impulsar a la sociedad a participar en la prevención primaria. Se ha comprobado que estos medios pueden generar un cambio positivo en las actitudes y los comportamientos asociados con la violencia que los hombres ejercen contra las mujeres (Donovan y Vlais, 2005, en Flood, 2008).

Si bien las estrategias de divulgación comunitaria y las campañas en medios de comunicación constituyen dos estrategias claramente diferentes, los ejemplos más eficaces de estos métodos suelen combinar la intervención en los medios de comunicación con las actividades basadas en la comunidad.

Recomendaciones para la programación y experiencia adquirida sobre el uso de divulgación y movilización comunitarias y medios de comunicación

Combine estrategias por conducto de programas integrados

Los programas que combinan estrategias múltiples, generalmente la educación en grupo con la divulgación comunitaria y las campañas en medios de comunicación, resultan más eficaces para modificar normas de género y comportamientos.

Promueva el sentido de pertenencia comunitaria y el compromiso sostenido

Para poder modificar creencias y prácticas perjudiciales de manera eficaz, por ejemplo la violencia contra la mujer, las iniciativas deben atraer directamente la participación de los miembros de la comunidad. Al fortalecer la capacidad de las personas, los grupos y las instituciones para ser agentes de cambio, los programas permiten velar por que el activismo se sostenga por un largo tiempo después de la finalización de los proyectos en específico.

¿Cómo puede promover el sentido de pertenencia comunitaria?

  • Transmita esperanza y entusiasmo respecto de otras formas de combatir la violencia;
  • Personalice el proceso al mostrar que todos podemos ser parte de la solución;
  • Estimule a los miembros de la comunidad para que hagan suyo el problema y se conviertan ellos mismos en activistas;
  • Defina la violencia contra la mujer como una responsabilidad de la comunidad, y no como un problema de cada mujer;
  • Incluya a los hombres de modo que formen parte de la movilización comunitaria (Michau, 2007).

Ejemplo: Una estrategia integral de participación comunitaria: Raising Voices (Uganda)

En Kampala (Uganda), el Centro para la Prevención de la Violencia Doméstica se comprometió a trabajar en el distrito de Kawempe durante cuatro años. El Centro invitó a miembros de la comunidad, personal de instituciones como centros de salud y la policía, y a otros interesados a que participaran en el análisis de la situación de la violencia doméstica. Los miembros “comunes” de la comunidad (85 hombres y mujeres, en proporciones semejantes) se convirtieron en voluntarios, asesores y activistas comunitarios. Lograron la participación de amigos, colegas, vecinos y familiares con la ayuda y el apoyo de la organización. Se procuró la alianza de líderes de opinión, como párrocos, “tías” tradicionales y funcionarios del gobierno local de las aldeas para que sirvieran de inspiración a otras personas y modificaran sus propias prácticas. Así pues, los funcionarios del gobierno local aprobaron recientemente la primera ordenanza municipal sobre la prevención de la violencia doméstica en Uganda que se aplica en todo el distrito de Kawempe. Se alentó a determinados funcionarios de instituciones como la policía, establecimientos religiosos y centros de atención médica a que participaran en un proceso de revaluación de sus políticas y prácticas actuales, y se les proporcionó asesoramiento sobre la adopción de actitudes y prácticas más favorables para la mujer. Como resultado de estas actividades, se está arraigando gradualmente un nuevo sistema de valores en el distrito. Ahora la violencia doméstica se considera un problema de la comunidad, se han puesto en práctica mecanismos de apoyo locales para ayudar a las mujeres, se observa una mayor disposición para enfrentarse con los hombres que hacen uso de la violencia, y las instituciones muestran una mayor capacidad de respuesta a la violencia. En el distrito de Kawempe sigue habiendo violencia doméstica, pero se observa un cambio en el nivel de su aceptación social.

Para más información sobre la iniciativa y el proceso de aprobación de la ordenanza municipal sobre la prevención de la violencia doméstica vea el estudio en inglés.

Fuente: Michau. 2007. “Approaching Old Problems in New Ways”, Gender and Development 15(1), págs. 95 a 109.

Adopte un enfoque de protección de los derechos humanos en un marco estratégico

La violencia contra la mujer y los derechos de la mujer pueden ser temas controvertidos y delicados en muchas comunidades. Por lo tanto, es importante encuadrar estos temas de manera estratégica:

  • Destacando los beneficios de las relaciones no violentas y los derechos humanos para mujeres y hombres;
  • Abordando la cuestión de la violencia en el contexto de relaciones y familias saludables, en vez de adoptar una estrategia individual basada en los derechos (Michau, 2007).

Aplique las teorías existentes para comprender la manera en que cambian las personas

Los programas eficaces se basan en teorías científicas sobre cómo se desarrollan los comportamientos problemáticos y cómo pueden modificarse. (WHO Primary Prevention) Entre las teorías utilizadas en iniciativas destinadas a modificar las normas de género figuran las siguientes:

  • En el modelo de etapas de cambio elaborado por Prochaska, DiClemente y Norcross (1992) se presenta que las personas cambian de maneras relativamente previsibles en cuatro etapas: precontemplación, contemplación, preparación para la acción, y acción y mantenimiento.
  • Según la teoría de la acción razonada desarrollada por Martin Fishbein e Icek Ajzen, la percepción de una persona respecto de las expectativas de las personas más cercanas a ella influyen en gran medida en la intención de comportamiento.
  • En la teoría de la difusión de la innovación de Everett Rogers, se sostiene que los formadores de opinión (personas confiables que marcan tendencias), mediante sus acciones, actitudes y puntos de vista, influyen en los de otros miembros por medio de las relaciones sociales.
  • Las teorías de comunicación para el cambio social de Paulo Freire hacen hincapié en:
    • La importancia de trabajar con las personas a través de una estrategia de planteo de problemas;
    • La necesidad de valorar los conocimientos locales y respetar las culturas locales;
    • La necesidad de aprender permanentemente de las personas con las que se trabaja;
    • La importancia de revisar continuamente estrategias y supuestos (Mato, 2002).

Emplee un enfoque basado en las normas sociales

En los enfoques basados en las normas sociales se utilizan técnicas de comunicación, como la comercialización social, con los siguientes propósitos:

  • Fomentar normas más saludables en cuanto a los roles asignados a cada uno de los géneros, las relaciones y la violencia;
  • Recopilar y divulgar datos que pongan de manifiesto las diferencias entre la realidad y las percepciones de los hombres sobre el hecho de que otros hombres acepten normas sexistas y violentas;
  • Permitir que los hombres reconozcan las disparidades entre las normas reales y las percibidas respecto de comportamientos y actitudes;
  • Alentar a los hombres a que intervengan cuando se encuentren ante una situación que pueda tornarse violenta.

(Para más información sobre cómo pueden utilizarse enfoques basados en las normas sociales para abordar la violencia contra la mujer, vea, por ejemplo, Fostering Healthy Norms to Prevent Violence and Abuse: The Social Norms Approach de Alan Berkowitz, 2006, disponible en inglés.


Promueva el cambio en la sociedad, no solo en la persona

Abordar el comportamiento individual de los hombres y niños de forma aislada arrojará resultados limitados. Es importante que las intervenciones tengan como objetivo el contexto, abarcando para ello las relaciones, las instituciones sociales, los guardianes y los líderes de la comunidad, entre otros.

Ejemplos de iniciativas en las que se han utilizado estrategias múltiples dirigidas a la persona en su contexto social:

 

Emplee la investigación formativa

Las iniciativas más exitosas, especialmente en los medios de comunicación, emplean la investigación formativa con los siguientes fines:

  • Determinar las normas vigentes;
  • Definir y probar mensajes;
  • Desarrollar personajes y argumentos;
  • Determinar los medios más eficaces y pertinentes para llegar a los destinatarios seleccionados (OMS, 2007).

 

Ejemplo de una intervención en la que se emplea extensamente la investigación formativa: Soul City (Sudáfrica)

En la labor de Soul City se observan dos elementos fundamentales que se basan en las telenovelas para influir en la transformación social: la investigación formativa y las asociaciones.

La investigación formativa se lleva a cabo tanto con los destinatarios como con expertos para crear materiales y probarlos sobre el terreno a fin de asegurar su eficacia. El proceso de la investigación formativa consta de los siguientes pasos:

1. Numerosas consultas sobre los temas con expertos y actores clave.

2. Consultas con los destinatarios sobre sus conocimientos, inquietudes y actitudes en relación con los temas y sobre los obstáculos que existen para lograr el cambio positivo.

3. Presentación de los resultados de los dos primeros pasos ante los actores y los expertos televisivos y radiales.

4. Elaboración de un breve mensaje o “plan de acción” para el equipo creativo que producirá las obras televisivas o radiales.

5. Integración de los temas en el medio de comunicación por parte del equipo creativo.

6. Producción y prueba (con expertos, actores y miembros del público) de un esbozo preliminar.

7. Redacción y prueba de guiones.

8. Producción, publicación y distribución del material.

9. Evaluación del material e incorporación de la experiencia adquirida en producciones futuras.

 

Procure que los destinatarios participen en el desarrollo del programa

  • Elabore mensajes persuasivos teniendo en cuenta el comportamiento de los destinatarios.
  • Procure que participen activamente en la planificación, el diseño y la implementación y la supervisión del programa, en lugar de sólo proporcionarles información (Harvey y otros, 2007).

Asigne tiempo suficiente para la preparación

Deje un margen de tiempo en la iniciativa para:

  • Permitir la selección de asociados técnicos apropiados;
  • Llevar a cabo sondeos y formar grupos de debate;
  • Seleccionar los tipos de medios de comunicación;
  • Probar los posibles mensajes y su transmisión (Rosewater, 2003).

Utilice la información recabada durante la etapa de preparación

La información recabada durante las etapas iniciales del programa contribuirá a la creación de la base de conocimientos sobre hombres y niños y la violencia, incluidas sus percepciones sobre la violencia y las relaciones de pareja saludables, sus aspiraciones, la igualdad de género y otros temas de su vida (Rosewater, 2003).

Use imágenes y mensajes afirmativos y positivos sobre los hombres

Los programas que se valen de imágenes y mensajes positivos en los que se muestra que los hombres pueden cambiar parecen producir resultados más eficaces y prometedores (OMS, 2007). Las estrategias pueden incluir imágenes y mensajes que:

  • Muestran que los hombres y niños pueden cambiar;
  • Aseguran que pueden cambiar;
  • Muestran a hombres que cambian de manera favorable;
  • Demuestran a los hombres y niños los beneficios que pueden obtener si modifican comportamientos relacionados con el género.

Entre los ejemplos de cómo usar imágenes positivas se incluye el lema de la campaña de Men Can Stop Rape: “Mi fuerza no es para lastimar”. Vea los materiales.

Determine y adopte modelos de conducta positivos

Se ha comprobado que el uso (en campañas e iniciativas de divulgación comunitaria) de personas o grupos (entrenadores, padres, líderes religiosos) que pueden influir en el comportamiento de otros hombres constituyéndose en modelos de actitudes y comportamientos que tienen en cuenta la igualdad de género constituye una estrategia eficaz para promover el cambio.

Experiencia adquirida: sea prudente al seleccionar modelos de conducta

Cabe señalar que la selección de modelos de conducta y portavoces puede resultar una tarea compleja. Por ejemplo, las personas famosas ofrecen atractivo y credibilidad en la transmisión de un mensaje. Por otro lado, es posible que los varones jóvenes y adultos se relacionen de manera más estrecha con modelos con los que puedan identificarse, como padres, maestros y amigos (Crooks y otros, 2007). En todo caso, es fundamental que el comportamiento de la celebridad sea compatible con el mensaje que transmite. Por lo tanto, se debe ser cuidadoso al seleccionar una persona famosa como modelo de conducta.

Además, es preciso señalar que puede haber tensiones entre el mensaje deseado y las culturas sexistas y favorables a la violencia. Esto sucede a menudo con los modelos de conducta extraídos de los deportes.

Apele a las experiencias y a las inquietudes propias de los hombres (y de las mujeres)

En las campañas deben determinarse los puntos de partida apropiados para transmitir los mensajes. Un ejemplo es una campaña realizada por la Non-Violence Alliance que apelaba al amor de los hombres por sus hijos mediante el mensaje: “Usted ama a su hija. Desea darle lo mejor. Comience por ser un padre que respeta a su madre”.

Para más información (en inglés), vea el sitio web del Non-violence Alliance.

Los carteles de la campaña están disponibles en inglés.

Destaque los beneficios comunes para los hombres (y las mujeres)

Capte la atención de los hombres:

  • Ayudándolos a comprender que las características que tradicionalmente se consideraban “masculinas" (por ejemplo, ser frío, competitivo, indiferente e transgresor) también pueden tener un impacto negativo en sus vidas (de Keijzer, 2004);
  • Permitiéndoles ver los costos que traen aparejadas las formas tradicionales de masculinidad, para ellos mismos y para las mujeres y los hijos que aman;
  • Ayudando a hombres y niños a comprender los beneficios que pueden obtener si comparten el poder con mujeres y niñas (por ejemplo, al forjar relaciones más íntimas con sus parejas) (Esplen, 2006).

Lecciones aprendidas sobre cómo ayudar a los hombres a comprender los beneficios comunes que se obtienen de relaciones más equitativas en función del género

Los programas deben tener en cuenta que es posible que a los hombres les resulte difícil adoptar normas más equitativas en función del género. Aun si los hombres están dispuestos a cambiar, la presión social de ajustarse a las formas imperantes de masculinidad es considerable, y los costos que acarrea no ajustarse a ellas pueden ser elevados.

¿Qué tipo de ejercicio puede utilizarse para destacar los beneficios comunes que se obtienen de relaciones más equitativas en función del género?

El ejercicio “de pecera” se realiza cuando un grupo (en este caso hombres o mujeres) se distribuye en forma de círculo para hablar sobre una experiencia determinada. Las personas que se encuentran en el círculo interior pueden deliberar sobre preguntas que se les entregan, como los efectos que ha tenido el sexismo en ellas. El otro grupo crea un círculo exterior y escucha atentamente la conversación que mantienen las personas del círculo interior. Luego, se da tiempo a las personas del círculo exterior para que analicen lo que se dijo en el grupo interior.

Determine si la campaña se centrará en hombres y niños en general o en grupos específicos

Se ha demostrado que ambos tipos de campañas, las que tienen como objetivo a grupos específicos de hombres y niños (como los padres) y las dirigidas a hombres y niños en general, han logrado cambios de actitud y comportamiento (OMS, 2007). La selección de los destinatarios dependerá de diversos factores, entre otros la finalidad específica de la campaña y los fondos disponibles.

¿Cuáles son algunos de los principios de las campañas eficaces?

Las campañas eficaces:

  • Se encuentran basadas en las pruebas indicadoras del problema, que incluyen los factores de riesgo y de protección;
  • Definen los objetivos de manera clara y medible;
  • Determinan los indicadores y los métodos de reunión de datos para medir la eficacia de la campaña;
  • Garantizan que se definan parámetros de referencia;
  • Seleccionan los destinatarios;
  • Realizan investigaciones sobre el consumidor con los destinatarios para elaborar mensajes y determinar las mejores fuentes, medios y materiales para llegar a ellos;
  • Incorporan mecanismos de evaluación desde el inicio;
  • Realizan investigaciones de manera permanente para supervisar, evaluar y mejorar la campaña (Harvey y otros, 2007).

Algunos consejos útiles para la creación de campañas

En el manual del UNFPA y PROMUNDO, Hombres Jóvenes y la Prevención del VIH: una Guía para la Acción, se recomienda seguir los pasos siguientes en la creación de campañas:

  • Llevar a cabo una evaluación de las necesidades, que incluya la reunión de información sobre conocimientos, actitudes y prácticas en relación con el tema fijado como meta, y la esquematización de las redes sociales y el acceso a los medios de comunicación;
  • Elaborar un perfil del carácter “típico" de los destinatarios, que incluya entre otras cosas  las características sociodemográficas, los pasatiempos, las actitudes y los comportamientos y el acceso a servicios o programas. Este ejercicio ayudará a elaborar mensajes y estrategias que sean pertinentes para los destinatarios;
  • Determinar los temas secundarios de la campaña sobre la base de los resultados de la evaluación de las necesidades;
  • Elaborar mensajes básicos para cada tema de la campaña;
  • Esquematizar las fuentes de información e influencia de los destinatarios (el manual también proporciona una herramienta específica para este propósito);
  • Determinar qué tipos de medios y vías sociales pueden resultar más estratégicos sobre la base de la esquematización mencionada anteriormente;
  • Probar previamente los mensajes y las campañas con los destinatarios principales y secundarios; esta prueba previa puede realizarse mediante entrevistas o grupos de debate.

Puede encontrarse más información sobre los pasos descritos anteriormente, así como la herramienta que puede ayudar en la esquematización de las fuentes de información y de redes sociales de los destinatarios en la sección de recursos del manual Hombres Jóvenes y la Prevención del VIH: una Guía para la Acción (Promundo y UNFPA) en “Creando campañas: paso por paso”, que está disponible (pág. 23) en inglés, portugués y español.

¿Cuáles son los componentes de las buenas prácticas para la elaboración y ejecución de campañas de comercialización social y comunicación pública sobre la violencia contra la mujer?

En una revisión reciente de las características de las campañas de comercialización social eficaces, Donovan y Vlais (2005) determinaron los componentes siguientes de las buenas prácticas:

  • Evitar las consecuencias negativas no previstas, por ejemplo, mensajes que alientan a las mujeres a sentirse facultadas para "poner fin a la violencia” por su cuenta. Si bien es fundamental el uso de los medios de comunicación y otros mecanismos de divulgación para asegurarse de que las mujeres maltratadas sepan adónde ir para obtener asistencia, los mensajes que instan a las mujeres supervivientes a tomar medidas podrían reforzar la idea de que de alguna forma ellas son responsables de la violencia. Los mensajes deben elaborarse con cuidado para que los hombres no adopten una postura defensiva e intensifiquen sus comportamientos violentos y controladores;
  • Integrar las estrategias de promoción mediática y de publicidad en los medios de comunicación y reforzar mutuamente las actividades sobre el terreno con la ayuda de redes y asociaciones de interesados múltiples y, cuando corresponda, por medio de cambios normativos y legislativos;
  • Incluir estrategias de promoción mediática que obtengan cobertura gratuita en los medios y que traten de cambiar la actual representación nociva de la violencia contra la mujer en los medios;
  • Hallar maneras de mantener la campaña más allá de una “dosis” única;
  • Generar la voluntad pública de apoyar uno o más llamamientos a la acción sobre la base de objetivos de comportamiento específicos;
  • Llevar a cabo investigaciones formativas exhaustivas;
  • Basar las intervenciones en modelos teóricos integrales de promoción de la salud y comercialización social;
  • Garantizar el apoyo político.

Fuente: Donovan, Robert J., y Rodney, Vlais (2005), VicHealth Review of Communication Components of Social Marketing / Public Education Campaigns Focused on Violence Against Women, Melbourne: Victorian Health Promotion Foundation.

Asegure una exposición adecuada

Se ha comprobado que las campañas comunitarias y en medios de comunicación más eficaces tienen una duración de cuatro a seis meses (algunas duran hasta un año) y procuran presentar sus mensajes semanal o diariamente (OMS, 2007). En algunas iniciativas, como la de Raising Voices, se afirma que lograr una movilización verdadera e integral de la comunidad puede llevar años.

Experiencia adquirida sobre cómo sostener los cambios

El seguimiento es fundamental para sostener los cambios, lo que implica un desafío en entornos caracterizados por una financiación impredecible, rotación del personal o niveles elevados de desempleo o cambios de residencia (Harvey y otros, 2007).

Analice la posibilidad de incluir un enfoque del observador que interviene

Estos programas tienen por objeto:

  • Enseñar a los hombres (y mujeres) aptitudes para atenuar las situaciones de riesgo y brindar apoyo a los supervivientes;
  • Fomentar la responsabilidad comunitaria en la prevención de la violencia.

Para más información, véase la sección sobre el observador que interviene.

Garantice la disponibilidad de servicios para los supervivientes y esté preparado para un aumento de la demanda

Al aumentar la concienciación acerca del problema, los programas de prevención primaria podrían tener un incremento de la demanda de servicios de las víctimas o supervivientes (y los autores). Desde una perspectiva ética y práctica, es importante estar preparados para brindar a las víctimas acceso a la información sobre servicios y remisiones. Debe procurarse establecer cuáles son los servicios provistos actualmente y de ser posible asociarse con estos servicios para velar por que sean aptos para satisfacer una mayor demanda. Pueden adoptarse las medidas siguientes:

  • Determine la ubicación de los servicios actuales;
  • Organícelos en un directorio y comunique la información al personal y la comunidad.

Debe trabajarse en colaboración con organizaciones que prestan servicios (por ejemplo, centros, albergues y líneas telefónicas de emergencia para la mujer), para que puedan satisfacer una mayor demanda de servicios como resultado de la divulgación de la información.

Recurso:

Creación de una Red de Remisión (IPPF/WHR). Este documento incluye recomendaciones y experiencias adquiridas sobre la disponibilidad de servicios en entornos de escasos recursos, y brinda orientación sobre cómo crear un directorio de remisiones. Está disponible en inglés.

 

Básese en otras iniciativas que han tenido éxito y establezca vínculos con actividades conexas

Se han utilizado campañas de comercialización social y de comunicación para abordar diversas cuestiones conexas, como el embarazo en adolescentes y la prevención del VIH y el SIDA. Las nuevas iniciativas deben examinar los antecedentes y la evaluación de programas anteriores y basarse en la experiencia adquirida. La violencia contra la mujer también puede incluirse en las iniciativas actuales y conexas incorporando un módulo específico sobre el tema o tratando la violencia en el contexto de otras cuestiones.

Las iniciativas deben explorar diversas estrategias para incorporar la violencia en las campañas y en otras actividades que abordan problemas de desarrollo conexos, entre otros el VIH y el SIDA, la salud sexual y reproductiva, y el empoderamiento económico. Soul City en Sudáfrica y Sexto Sentido en Nicaragua constituyen ejemplos sólidos de cómo abordar problemas múltiples en una iniciativa única.

Promueva coaliciones, movimientos de base comunitaria y redes de hombres

Las coaliciones y las redes pueden servir para:

  • Aumentar la “masa crítica” de recursos que sustenta los esfuerzos de prevención de la violencia;
  • Movilizar la participación de los hombres en la prevención de la violencia;
  • Incrementar la colaboración en las intervenciones;
  • Reducir la innecesaria competencia entre las organizaciones (Flood, 2008).

En varios países se han establecido redes de hombres que se oponen a la violencia contra la mujer y se están creando nuevas redes en otros.

Ejemplos de redes, movimientos y coaliciones de hombres

Hay tantos grupos y redes de hombres de base comunitaria que resultaría imposible describirlos a todos. Los grupos que se detallan a continuación brindan un espectro de los tipos de iniciativa que existen alrededor del mundo.

 

Campaña del Lazo Blanco

La Campaña del Lazo Blanco, que tiene sus orígenes en el Canadá en 1991 y actualmente está presente en más de 60 países, procura movilizar las voces de hombres y niños quienes, al usar o llevar un lazo blanco en público, se comprometen a nunca cometer, aprobar ni callar hechos de violencia contra la mujer, y constituye un llamamiento a los gobiernos y a otras instituciones controladas por hombres para que se ocupen seriamente del problema. La filosofía básica de la campaña reside en que si bien no todos los hombres perpetran actos de violencia contra la mujer, todos los hombres y niños deben asumir la responsabilidad de ayudar a ponerles fin. Es una organización sin afiliación política que intenta incluir a hombres de todos los ámbitos políticos y sociales. Colabora con organizaciones de mujeres e insta a los hombres a escuchar las voces y las preocupaciones de las mujeres; lleva a cabo campañas de concienciación pública e invita a hombres de gran notoriedad a pronunciarse en contra de la violencia; y proporciona recursos para la labor en las escuelas.

Para más información sobre la Campaña del Lazo Blanco (en francés e inglés), visite el sitio web.

 

 

MenEngage (en varios países del mundo)

MenEngage es la alianza mundial más importante de organizaciones no gubernamentales que participan en una serie de investigaciones, intervenciones e iniciativas de política pública destinadas a impulsar la participación de los hombres y niños en formas eficaces para reducir las desigualdades de género y promover la salud y el bienestar de mujeres, hombres y niños. La alianza incluye a varias organizaciones internacionales importantes, además de grupos nacionales y locales con vasta experiencia en la participación de hombres y niños en actividades destinadas al logro de la igualdad de género y la disminución de la violencia, y trabaja en asociaciones oficiales junto con diversos organismos de las Naciones Unidas (la OMS, el PNUD, el UNIFEM y el UNFPA).

Para más información sobre la alianza (en inglés), visite el sitio web.

 

Programa de Hombres por la Justicia, Red Regional de Hombres contra la Violencia Basada en el Género, Red Femenina Africana de Desarrollo y Comunicaciones (FEMNET)

Se trata de una red panafricana de grupos de hombres, inicialmente respaldada por el Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas en apoyo de las medidas para eliminar la violencia contra la mujer, que incluye la participación de los hombres en temas relativos a la violencia contra la mujer y el VIH y el SIDA por medio de debates y actividades de concienciación con material redactado en idiomas locales. En 2003, el programa inició la práctica de una conferencia itinerante para hombres que, durante la campaña de los 16 días de activismo, recorre algunos países del continente en un autobús decorado con mensajes que se oponen a la violencia contra la mujer y se detiene para interactuar con las personas sobre la problemática valiéndose de la música, la danza, el teatro y los debates.

Asociación de Hombres contra la Violencia – AHCV (Nicaragua)

La AHCV es una organización cuya misión es contribuir a la prevención y reducción de la violencia basada en el género y las desigualdades generacionales, y al establecimiento de nuevas formas de relacionarse entre hombres y mujeres sobre la base de la justicia y la equidad de género, promover procesos de cambio de perspectivas, actitudes, valores y comportamientos patriarcales de los hombres de Nicaragua, mediante la elaboración de propuestas metodológicas, políticas e institucionales.  

Su labor se ha ilustrado en la película de 1999 “Macho” de Lucinda Broadbent que puede adquirirse en el sitio web.

 

 

Profeministimiehet – Hombres a favor del feminismo (Finlandia)

Este grupo activista a favor del feminismo se fundó en 1999 en Helsinki con el fin de prestar apoyo a las inquietudes feministas y actuar en consecuencia, y fomentar la concienciación entre los hombres. Sus actividades incluyen manifestaciones organizadas, y campañas de carteles y tarjetas postales.

Para más información sobre los materiales de referencia y campañas, consulte el sitio web (en finlandés e inglés).

 

Un Llamado a los Hombres (Estados Unidos)

Un Llamado a los Hombres es una organización nacional de hombres que aborda la violencia de estos contra las mujeres y la erradicación del sexismo, a la vez que mantiene sólidas coaliciones con organizaciones de mujeres que ya están trabajando en este importante ámbito. Se asocian con colegas, empresas, organismos gubernamentales y organizaciones sin fines de lucro y de base comunitaria con el fin de organizar a las comunidades para fomentar la concienciación y lograr la participación de los hombres en la erradicación de la violencia contra la mujer. Mediante seminarios, talleres y otros medios educativos, la organización estimula a los hombres para que reflexionen sobre sus creencias tradicionales acerca de la mujer. Para ello, la estrategia que utiliza alienta el cambio de comportamiento de los hombres mediante un proceso de capacitación y reeducación que se opone al sexismo. Su visión es cambiar las normas sociales que definen la hombría en nuestra cultura y crear un movimiento nacional de hombres que se comprometen a poner fin a la violencia contra la mujer.

Vea el video inspirado por Tony Porter, en la "Caja de hombre"

Vea el sitio web.

 

 

Hombres contra la Violencia y el Abuso – MAVA (India)

MAVA es una organización que se creó en respuesta a un pequeño anuncio que el periodista C. Y. Gopinath publicó en el periódico Indian Express y en las publicaciones del grupo en el que se llamaba a los hombres “que creen que las esposas no deben ser golpeadas y que podrían hacer algo para poner fin al maltrato o prevenirlo”. Este anuncio (al que respondieron 205 hombres de todos los estratos sociales) dio origen a la organización en 1991. El objetivo principal de MAVA es producir un cambio en las actitudes tradicionales y típicamente machistas de los hombres y ayudar a erradicar o prevenir la violencia y el abuso contra las mujeres en la sociedad india.

Para más información vea el sitio web en inglés.

 

Men Stopping Rape – MSR (Estados Unidos)

Desde 1983, MSR ha proporcionado un foro para los hombres que procuran poner fin a la violencia en sus comunidades y en sus propias vidas. La organización ofrece talleres y cursos de capacitación sobre agresión sexual, violencia en las citas, masculinidad, homofobia y la cultura de la violación basándose en la idea de que, como los hombres estadísticamente han perpetrado la mayor parte de los hechos de violencia, deben participar en su erradicación.  

Para más información vea el sitio web en inglés.

Ejemplos de iniciativas que adoptan enfoques a nivel comunitario

Centro para la Prevención de la Violencia Doméstica/Raising Voices (Uganda)

El Proyecto de prevención de la violencia doméstica se creó en 2000 como una asociación entre Raising Voices, la Asociación Nacional de Organizaciones de Mujeres de Uganda (NAWOU) y ActionAid con el fin de poner a prueba sobre el terreno el enfoque incluido en “Movilización de la comunidad para prevenir la violencia doméstica: Guía de recursos para organizaciones de África oriental y meridional”. Gracias al éxito del proyecto, se convirtió en una entidad independiente en 2003 en asociación con Raising Voices y pasó a llamarse Centro para la Prevención de la Violencia Doméstica.

Esta iniciativa comunitaria está destinada a prevenir la violencia doméstica mediante una estrecha labor durante un plazo prolongado con miembros y líderes comunitarios de diversos sectores para cambiar las actitudes y los comportamientos que inducen la violencia contra la mujer. El programa se inscribe en un marco de derechos humanos. No sólo se sustenta en la creencia del derecho de la mujer a vivir una vida libre de violencia, sino también en la responsabilidad colectiva de defender y respetar este derecho.

Los cinco siguientes principios encauzan la iniciativa de Raising Voices y sintetizan algunos de los requisitos para generar iniciativas comunitarias eficaces:

  • La prevención de la violencia doméstica exige la participación de todos los miembros de la comunidad: mujeres, hombres, jóvenes y niñas y niños.
  • Los comportamientos individuales se ven afectados en gran medida por el sistema de valores y actitudes de cada comunidad; en consecuencia, las iniciativas orientadas al cambio de los comportamientos individuales también deben aspirar a influir en toda la comunidad.
  • Cada comunidad debe optar por su sistema de valores y actitudes y no debe encauzarse al cambio sólo por influencia de fuerzas externas.
  • Las comunidades deben sentirse comprometidas, respaldadas y facultadas para adoptar cambios.
  • El cambio de comportamiento es un proceso de largo plazo que requiere que las organizaciones y los donantes se comprometan a llevar a cabo estos procesos durante un período prolongado de tiempo.

Para más información (en inglés), consulte el sitio web.

Para asesoramiento sobre iniciativas de concienciación, consulte el capítulo 2 de Movilización de la comunidad para prevenir la violencia doméstica (Raising Voices, Uganda, en inglés).

Lograr la participación de los hombres para poner fin a la violencia basada en el género en Liberia (Liberia) del Comité Internacional de Rescate y Men’s Resources International.  Vea el estudio de caso.

Ghamkori (Tayikistán)

 

Ejemplos de iniciativas de colaboración con líderes, mentores o autoridades comunitarias varones

 

Men’s Action for Stopping Violence Against Women (MASVAW, India) es una red de más de 175 personas y 100 organizaciones que trabajan para lograr cambios a nivel individual y en otros hombres con el fin de pronunciarse en contra de los valores patriarcales tradicionales y poner en tela de juicio las nociones estereotipadas de lo que significa ser hombre. MASVAW comenzó a capacitar al personal de distintas organizaciones no gubernamentales y posteriormente pasó a trabajar directamente con hombres y niños. Una de las estrategias principales de MASVAW es trabajar con hombres en puestos jerárquicos en universidades, escuelas, medios de comunicación y lugares de trabajo. Sus objetivos actuales son:

  • Poner de relieve el alcance de la violencia contra la mujer y posibilitar el proceso de cambio de actitudes y creencias arraigadas;
  • Elaborar un enfoque basado en los derechos entre las organizaciones no gubernamentales para abordar y canalizar la problemática de la violencia contra la mujer y emprender una campaña de hombres que se oponen a dicha violencia;
  • Fomentar la concienciación entre los hombres acerca de la violencia contra la mujer como un problema social más amplio;
  • Motivar a los hombres para que rechacen la violencia, protesten contra la violencia, apoyen a las supervivientes y brinden nuevos modelos de conducta.

Para más información sobre la iniciativa de MASVAW (en inglés), véase Documentación de una campaña para poner fin a la violencia contra las mujeres y niñas y para promover la igualdad de género en la India.

 

Entrenar a los niños para convertirlos en hombres (Estados Unidos). Vea ell sitio web.

 

Ejemplos de iniciativas que han llevado a cabo campañas de comercialización social e información pública

 

Campaña del Lazo Blanco (en Canadá y otros países)

Después de la matanza en la École Polytechnique de Montreal el 6 de diciembre de 1989, en la que 14 mujeres fueron asesinadas por un antifeminista, surgió un movimiento en el Canadá por el cual comenzó a usarse un lazo blanco para manifestar la oposición a la violencia contra la mujer. Así nació la Campaña del Lazo Blanco en 1991, cuando un pequeño grupo de hombres del país determinaron que tenían la responsabilidad de instar a los hombres a pronunciarse en contra de la violencia hacia la mujer. El uso de un lazo blanco sería un símbolo de la oposición de los hombres a la violencia contra la mujer. Esta campaña actualmente es una de las iniciativas más importantes del mundo que llevan a cabo hombres con el objeto de poner fin a este tipo de violencia. En más de 60 países hombres y mujeres realizan campañas centradas en la educación de hombres y niños. En algunos países, el objetivo es brindar educación al público en general sobre la erradicación de la violencia contra la mujer. Para más información sobre la campaña (en francés e inglés), visite el sitio web.

 

Consulte información sobre la campaña en Australia, el Brasil y Finlandia:

La Guía para el organizador del lazo blanco puede descargarse en inglés.

Otros productos de la Campaña del Lazo Blanco están disponibles en inglés.

 

Campaña Un hombre puede (Sonke Gender Justice, Sudáfrica)

La Campaña Un hombre puede, que estimula a hombres y niños a tomar medidas para poner fin a la violencia sexual y doméstica, se basa en diversos métodos de investigación para determinar su contenido y diseño.

Para elegir el contenido de sus distintas “hojas de acción”, el personal de Sonke Gender Justice analizó la bibliografía para encontrar materiales similares que se habían elaborado en otros lugares. Se celebraron numerosos debates de grupos de reflexión con supervivientes de la violencia, líderes religiosos, maestros, entrenadores y varones jóvenes y adultos.

El equipo también llevó a cabo una serie de encuestas públicas a hombres en centros comerciales, restaurantes, peluquerías y estaciones de autobuses para averiguar sus opiniones sobre el problema de la violencia de los hombres contra las mujeres y las medidas que estaban dispuestos a adoptar al respecto.

Para crear la imagen de identidad y el contenido de la campaña, Sonke trabajó con un equipo consultivo de jóvenes y luego puso a prueba diferentes logotipos en las calles de Ciudad del Cabo y Johannesburgo con 120 hombres y mujeres hasta definir el logotipo final.

Para más información sobre la campaña visite el sitio web.

Vea los vídeos sobre la campaña en inglés.

 

Campaña “Mi fuerza no es para lastimar” (Men Can Stop Rape, Estados Unidos)

En febrero de 2001, Men Can Stop Rape puso en marcha la campaña mediática original “Mi fuerza no es para lastimar”, cuyo fin era prevenir la violación y otras formas de violencia durante las citas de los jóvenes. Los destinatarios principales eran los varones jóvenes de los grados 9 a 12 de las escuelas secundarias públicas de Washington, DC. Los destinatarios secundarios eran sus compañeras y los administradores, enfermeros, maestros y entrenadores de las escuelas. Las metas principales eran:

• Instruir a los jóvenes varones sobre su función como aliados de la mujer en la prevención de la violencia en las citas;

• Promover modelos positivos, no violentos de fuerza masculina;

• Empoderar a los jóvenes para adoptar medidas destinadas a la erradicación de la violencia en las citas, promover relaciones saludables basadas en la igualdad y el respeto, y fomentar comunidades escolares más seguras.

El mensaje principal (los hombres pueden ser fuertes y sentirse empoderados sin necesidad de someter a otras personas ni recurrir a la violencia en las relaciones) se transmitió a los jóvenes de ambos sexos mediante anuncios publicitarios en autobuses y en paradas de autobús, carteles en escuelas secundarias y la distribución de folletos en las aulas y en talleres escolares dirigidos por el personal de Men Can Stop Rape. Además, se distribuyeron manuales al personal de las escuelas. El material estaba redactado en español e inglés.

Si bien el contexto social del rol de los hombres en el material de las campañas de prevención de la violación ha sido tradicionalmente la culpa y la vergüenza, Men Can Stop Rape ofrece una alternativa positiva: un contexto social en el que los hombres participan de manera activa y actúan de manera responsable.

Para más información sobre la campaña (en inglés), visite el sitio web.

Los carteles de la campaña están disponibles (en español e inglés).

 

La violencia contra la mujer va contra todas las reglas (Australia)

La Dependencia Especializada sobre la Violencia contra la Mujer de la Oficina del Procurador General de Nueva Gales del Sur puso en marcha esta campaña, que se extendió de 2000 a 2003. Estuvo dirigida a hombres de 21 a 29 años y se difundió a través de carteles, folletos y anuncios radiales. Recurrió a personalidades deportivas destacadas y al lenguaje de los deportes para transmitir el mensaje de que la violencia contra la mujer era inaceptable. A continuación se dan algunos ejemplos:

  • Un famoso jugador de rugby afirma: “¿Hacer un scrum con una mujer? Eso es agresión sexual.”
  • Un conocido jugador de cricket dice: “¿Provocar a una mujer? Eso es abuso”.
  • Un futbolista dice: “¿Marcar a una mujer y observar de cerca sus movimientos? Eso es acoso”.
  • Y otro: “¿Batear a una mujer? Eso es agresión” (Flood, 2002-2003)

Vea la evaluacion.

 

Cero Tolerancia (Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte)

La organización The Zero Tolerance Charitable Trust (Cero Tolerancia) utiliza un enfoque de prevención primaria para abordar las actitudes y los valores de la sociedad y las estructuras que sostienen la desigualdad y la violencia de los hombres contra mujeres y niños. Sus objetivos incluyen:

  • Crear conciencia sobre la naturaleza y el predominio de todas las formas de violencia masculina contra mujeres y niños;
  • Dirigir campañas y actividades educativas a un público más amplio, no sólo a los maltratadores o las víctimas del abuso;
  • Establecer conexiones entre las diferentes formas de violencia de los hombres contra las mujeres y los programas más generales de igualdad y derechos humanos;
  • Oponerse a las actitudes, los valores y las instituciones sociales causantes de perpetuar la violencia de los hombres contra las mujeres y los niños;
  • Representar los intereses, las opiniones y las experiencias de todas las mujeres y niños.

Una de las estrategias principales de Cero Tolerancia es la iniciativa Respetar la Educación, que incluye la elaboración de materiales curriculares para escuelas primarias y secundarias y entornos informales de jóvenes. Maestros, trabajadores de la juventud, especialistas en la promoción de la salud y personas jóvenes participaron en el diseño del material de la iniciativa cuyo fin es empoderar a jóvenes mediante aptitudes, conceptos y conocimientos útiles, y promover relaciones positivas, no violentas basadas en la igualdad y el respeto.

El conjunto de materiales sobre respeto es un recurso pedagógico integral que puede impartirse durante ocho sesiones. El material utiliza una combinación de juegos interactivos, acertijos, historia y análisis que estimulan a los jóvenes a explorar los estereotipos de género y la discriminación, el poder y el abuso del poder, la comunicación en las relaciones de pareja y cómo pueden participar para contribuir de manera positiva a su comunidad.

Para más información sobre la iniciativa y para obtener los materiales (en inglés), visite el sitio web.

 

Federación de Fútbol de Turquía

En asociación con el Gobierno de Turquía y con el apoyo del UNFPA, la Federación de Fútbol de Turquía inició una campaña en la televisión, la radio y los medios gráficos con 18 de sus equipos para fomentar la concienciación sobre la violencia contra la mujer.

­

Campaña Cuenta tres: tú, ella, tu familia. Saca lo mejor de ti. Detén la violencia (República Bolivariana de Venezuela)

En septiembre de 2007, se inició la primera campaña de prevención destinada a hombres y niños producida totalmente en Venezuela. Se trató de un proyecto conjunto de distintas organizaciones no gubernamentales de mujeres, el Instituto Nacional de la Mujer y otros órganos gubernamentales, organismos de las Naciones Unidas (el PNUD, el UNIFEM, el UNICEF, el UNFPA) y el Banco Fondo Común (un banco privado). La campaña se llevó a cabo del 21 de septiembre (Día Internacional de la Paz) al 25 de noviembre (Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer). El objetivo general de la campaña era desterrar los estereotipos que legitiman la violencia contra las mujeres en las relaciones de pareja.

La campaña Cuenta tres se diferencia de campañas anteriores que se centraban en la mujer y las alentaban a denunciar los casos de violencia doméstica. Esta campaña se dirigió a los hombres y se los instó a “contar hasta tres” y a reflexionar sobre sus comportamientos violentos, sin juzgarlos ni culparlos. Los materiales de la campaña se utilizaron en medios gráficos, cines, la radio y la televisión y el transporte público. El proyecto incluyó el seguimiento de los cambios de actitud. Antes del inicio de la campaña, se realizó una encuesta entre 1.200 hombres de 13 a 55 años de distintas condiciones socioeconómicas para conocer sus percepciones y actitudes respecto de la violencia contra la mujer. Al finalizar la campaña, se llevó a cabo otra encuesta para evaluar su impacto.  Vea el vídeo de la campaña en español.

 

Para más información (en español), visite el sitio web.

 

Camina una milla en sus zapatos (Estados Unidos)

Camina una milla en sus zapatos (Walk a Mile in Her Shoes) promueve la Marcha internacional de los hombres para poner fin a la violación, la agresión sexual y la violencia basada en el género, que comenzó en 2001. Mediante la organización de marchas de diferentes dimensiones y en numerosos entornos, el programa tiene por objeto dirigir la atención hacia la violencia contra la mujer y recaudar fondos para los centros de crisis para casos de violación.

Para más información (en inglés), vea el sitio web.

Use el entretenimiento educativo

El entretenimiento educativo (o la educación recreativa) es el “proceso de crear y transmitir con fines específicos un mensaje tanto para entretener como para educar, con el fin de profundizar los conocimientos del público sobre un tema educativo, fomentar actitudes favorables, modificar normas sociales y cambiar comportamientos visibles” (Singhal y otros, 2004). El entretenimiento educativo puede atraer en particular a los jóvenes; por lo tanto, representa una oportunidad especial para influir en las normas antes de que estén plenamente establecidas.

Iniciativas que han utilizado el entretenimiento educativo

 

Soul City (Sudáfrica): Soul City utiliza el entretenimiento educativo multimedia para informar al público, crear la conciencia y cambiar actitudes y comportamientos relacionados con importantes problemas de salud y de desarrollo. La serie 4, que aborda la violencia, incluye:

  • Un programa de televisión de 13 episodios en el horario de mayor audiencia;
  • Un radioteatro de 45 episodios en 9 idiomas;
  • La distribución de tres folletos informativos en color (con una distribución nacional de 1 millón de copias de cada uno);
  • Actividades comunitarias (entre otras, programas basados en las escuelas).

Vea el estudio de caso.

 

Sexto Sentido es una telenovela social producida por la organización no gubernamental Puntos de Encuentro de Nicaragua que tiene como misión mejorar la capacidad de las mujeres y de los jóvenes para controlar sus propias vidas y participar en todos los niveles de la sociedad. Sexto Sentido forma parte de una estrategia multimedia que utiliza distintos métodos denominada Somos diferentes, somos iguales dirigida a la juventud nicaragüense.

Vea el estudio de caso.

 

Use estrategias culturales creativas

Los recursos culturales, como el arte, la música y el teatro, incluidos murales, concursos y obras teatrales callejeras, tienen el poder de movilizar a la comunidad y de cuestionar las normas sociales y las relaciones de poder que sustentan la violencia del hombre contra la mujer.

Iniciativas que han adoptado enfoques creativos (teatro callejero, arte, música y actividades culturales)

 

Youth Channel Group (Sudáfrica)

Youth Channel Group (YCG) es una organización no gubernamental con sede en Tembisa que utiliza el “teatro invisible” para educar a la comunidad local en temas como el VIH y el SIDA, la violencia doméstica y la igualdad de género. La compañía teatral y los facilitadores improvisan escenas que abordan estos temas en lugares como estaciones de tren y luego detienen la acción y revelan que la escena era ficticia. Usando la escena interpretada como punto de partida para el debate, los facilitadores transmiten a los espectadores información sobre la prevención del VIH y de la violencia. Las escenas representadas, que duran de 10 a 20 minutos, generalmente siguen un guión básico teniendo en cuenta la seguridad de los actores, pero a menudo se recurre a la improvisación según la respuesta del público. La esencia del teatro invisible es la imprevisibilidad. El grupo recibió capacitación en los talleres de Hombres como Compañeros organizados por EngenderHealth sobre la manera en que los estereotipos y las desigualdades de género pueden llevar a relaciones poco saludables, violencia doméstica y el VIH y el SIDA.

Para vídeos de la labor de la organización y otros vídeos vea Ambush Theatre: Changing lives with drama (Teatro invisible: Cambiar las vidas mediante el teatro)  

 

Ubuntu Bamadoda (Sudáfrica)

La iniciativa Ubuntu Bamadoda consiste en coros de voces masculinas que promueven la prevención del VIH y de la violencia basada en el género. El núcleo de la iniciativa es un programa de formación de tutoría en el que participan 50 niños.

Para el vídeo de esta iniciativa (en inglés), visite Ubuntu Bamadoda: Supporting boys to become men (Ubuntu Bamadoda: Ayudando a los niños a convertirse en hombres).

La música de Ubuntu Bamadoda puede descargarse en el sitio web.

 

 

El Proyecto sobre la Paternidad (Sudáfrica) procura promover imágenes positivas de los hombres como padres y fomentar un marco de políticas públicas y de programas más propicio para la relación de los hombres con sus hijos. Para ello, se realiza una exposición itinerante de fotografías con imágenes que revelan las posibilidades y los desafíos de una relación más estrecha entre padres e hijos. El material educativo elaborado por este proyecto aborda la paternidad y el cuidado de los hijos, la masculinidad, la violencia basada en el género, las conductas sexuales de riesgo y el VIH/SIDA.

Para más información sobre el proyecto (en inglés), visite el sitio web.

 

 

Breakthrough (India y Estados Unidos) es una organización internacional de derechos humanos que se vale de los medios de comunicación, la educación y la cultura popular para promover los valores de la dignidad, la igualdad y la justicia. Los temas que aborda Breakthrough incluyen la violencia doméstica y el acoso sexual, los derechos de la mujer, los derechos sexuales y reproductivos, los derechos de los inmigrantes, la igualdad racial, étnica, de castas, y la religión y la paz. Promueve cuatro estrategias principales:

  • Música, arte, representaciones teatrales y televisión para el cambio social;
  • Un sitio web interactivo www.breakthrough.tv que constituye un foro educativo y recreativo en que se brindan propuestas de acción;
  • Talleres y foros públicos;
  • Materiales educativos multimedia.

Vea algunos vídeos:

Para más información (en inglés) visite el sitio web.

 

 

Add Verb Productions (Estados Unidos) aborda problemas sociales importantes mediante intervenciones creativas dirigidas a jóvenes, adultos y organismos sociales locales con el fin de promover la prevención, ofrecer apoyo y realizar actividades en escuelas y comunidades.

El espectáculo ambulante de Add Verb, You the Man (Tú, el hombre), aborda las relaciones poco saludables, la agresión sexual y el abuso en las citas. Uno de sus objetivos es invitar a los hombres a participar en el diálogo y el activismo en materia de violencia contra la mujer. La obra no es un fin en sí mismo, sino un medio para que las personas hablen sobre los problemas. Se presentan seis personajes diferentes, todos ellos hombres que mantienen una relación con personas que son o han sido víctimas de violencia. Por ejemplo, un amigo, un padre o un maestro hacen frente a distintas opciones a medida que la relación con una joven se vuelve cada vez más peligrosa.

Para más información (en inglés), consulte el sitio web.

 

 

Hombres como Compañeros (EngenderHealth, India y Sudáfrica)

El programa impulsa a los hombres a que desempeñen una función constructiva en la promoción de la igualdad de género (incluida la erradicación de la violencia contra la mujer) y la salud en sus familias y comunidades. Como parte de una labor integral para atraer la participación de hombres y niños, el programa se vale de campañas educativas públicas locales y nacionales, murales, teatro callejero, reuniones y medios de comunicación.

Vea algunos de los videos (en inglés) que reflejan estos enfoques creativos:

 

Men: Telling It Like It Is, Volume 1 (Hombres: Decirlo tal cual es, Volumen 1)

MAP Digital Stories: South Africa (Historias digitales de Hombres como Compañeros, Sudáfrica);

 

Men Today, Men Tomorrow (Los hombres de hoy, los hombres del futuro).

 

 

 

Películas en la India (Rahul Roy, un director de cine independiente que aborda la problemática de la masculinidad)

En 1998, el UNICEF y las oficinas regionales de Asia meridional de Save The Children (Reino Unido) respaldaron la producción de películas sobre las masculinidades en Bangladesh, la India, Nepal y el Pakistán. Para abordar las experiencias y los procesos relacionados con las masculinidades, las películas brindan una plataforma para entablar un diálogo con la juventud, en especial niños y varones jóvenes. Tienen por objeto entablar un diálogo desde una perspectiva general de la experiencia como puente hacia temas de distinta naturaleza, como la escuela, la familia, las relaciones, los conflictos de género, el abuso, la violencia, y el VIH y el SIDA. Combinadas con pautas para el debate, las películas se utilizaron en reuniones y talleres en toda la región y en otros países, pero particularmente en la India, donde se proyectaron en las principales ciudades.

Vea dos de estas películas, Performance (Actuación) y When Four Friends Meet (Cuando cuatro amigos se encuentran).

 

 

Transformación africana (Tanzanía, Uganda, Zambia)

Transformación africana es una herramienta diseñada para promover la igualdad de género, el desarrollo participativo y la acción comunitaria ayudando a mujeres y hombres a analizar de manera crítica los roles asignados a cada género. El conjunto de materiales de Transformación africana incluye nueve perfiles (en formato de audio, vídeo e impreso) de mujeres, hombres y parejas de Tanzanía, Uganda y Zambia que superaron los obstáculos y desafíos en materia de género en sus vidas y, al hacerlo, se convirtieron en modelos de conducta para sus comunidades. Sus historias representan los desafíos que afrontaron y superaron en relación con temas que van de los valores tradicionales y culturales a la violencia en la pareja. Los perfiles del vídeo están diseñados para ser empleados junto con el manual del facilitador, pero también pueden utilizarse solos para promover el diálogo entre hombres y mujeres. Los temas incluyen: funciones sociales, normas culturales y tradicionales, salud reproductiva del hombre y la mujer, enfermedades de transmisión sexual y el VIH y el SIDA, violencia en la pareja, preparación para la vida, gestión conjunta de recursos y beneficios de las redes. La herramienta Transformación africana fue elaborada por Health Communication Partnership en colaboración con el Center for Development Foundation Uganda (CDFU).

Esta herramienta se evaluó mediante pruebas posteriores a la implementación con un grupo control en 2006 entre una muestra seleccionada al azar de 116 mujeres y 109 hombres en cada grupo (intervención y control). Los resultados de esta evaluación indican que:

  • Los participantes expresaron niveles considerablemente más altos de confianza en su capacidad para participar en actividades comunitarias destinadas a eliminar o reducir las prácticas tradicionales perjudiciales;
  • Los participantes de ambos sexos expresaron un punto de vista considerablemente más equitativo acerca de los roles del hombre y la mujer que las personas que no participaron;
  • La participación en este programa produjo un efecto importante y positivo en las percepciones de los hombres sobre los hombres que asumieron funciones no tradicionales (Underwood y otros, 2007).

Para más información esta disponible en inglés.

Vea los perfiles en el vídeo en inglés.

 

Voice Male (Estados Unidos) es una revista trimestral producida por Men’s Resource Center for Change. En la publicación se describe la transformación social de la masculinidad a través de voces que promueven una hombría saludable y la erradicación de la violencia. Para consultar la última edición y ediciones anteriores (en inglés), visite el sitio web.

 

Recursos para programas que trabajan con divulgación y movilización comunitarias y en medios de comunicación

Prevención de la violencia familiar: experiencias adquiridas de la Iniciativa de participación comunitaria, Fondo para la Prevención de la Violencia Familiar (Estados Unidos)
Este manual recoge las experiencias adquiridas sobre cómo organizar a la comunidad y proporciona asesoramiento seleccionado de las observaciones de líderes de centros y otros organizadores expertos. Está dirigida a todo aquel que desea iniciar o ampliar la labor de prevención de la violencia familiar, como organismos para la salud familiar y comunitaria, grupos de desarrollo comunitario y líderes comunitarios. Incluye información sobre los conceptos básicos para comenzar, estrategias para la participación eficaz, asesoramiento sobre cómo financiar un proyecto e información sobre cómo evaluar la eficacia de los proyectos. Está disponible en inglés.

El juego del cambio de género (Soroptimist International, Indonesia)
Este ejercicio práctico alienta a los miembros de la comunidad a señalar los estereotipos actuales de las funciones y responsabilidades asignadas a cada género para luego revaluarlas y volver a clasificarlas sobre la base de la igualdad, teniendo en cuenta las funciones que pueden desempeñar las mujeres y niñas, o los hombres y niños, o ambos grupos. Tanto el facilitador como los miembros de la comunidad participan en el proceso de aprendizaje para reconocer problemas, hallar alternativas y soluciones y adoptar medidas para resolver sus propios problemas. Vea el juego.

Las hojas informativas de Men Can Stop Rape pueden consultarse gratuitamente en español e inglés en el sitio www.mencanstoprape.org, entre estas:

  • Violación: es cosa de hombres
  • Apoyando al sobreviviente
  • Alcohol, masculinidad y violación (solo en inglés)
  • Los atletas como “hombres de fuerza” (solo en inglés)
  • Hombres sobrevivientes: Acerca de hombres que han sido abusados sexualmente
  • Racismo y violación
  • Un ALTO a la violación: ¿Qué puedes hacer?
  • Un ALTO a la violación: ¿Qué pueden hacer los varones jóvenes? (solo en inglés).

Vea el estudio de caso.

Lograr cambios: comunicaciones estratégicas para poner fin a la violencia contra la mujer, UNIFEM

Esta publicación proporciona información paso por paso sobre la elaboración de una campaña mediática e incluye instrucciones, consejos y listas de verificación para distintas situaciones, por ejemplo, cómo elaborar un comunicado de prensa y asegurarse de que sea utilizado. Además, proporciona estudios de casos útiles, métodos para la creación de grupos de debate, pruebas de los materiales antes de su utilización y asesoramiento sobre estrategias de comunicación a corto y a largo plazo. Disponible en inglés.

Para obtener los materiales audiovisuales que pueden utilizarse en las campañas de comercialización social, busque en la sección de recursos por categoría “materiales audiovisuales”.