ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Promover culturas y prácticas institucionales más equitativas en función del género

Cambiar las prácticas organizacionales e instituciones puede tener importantes repercusiones en las normas comunitarias. Los organismos públicos, las organizaciones de desarrollo, los empleadores y otros deberían dar el ejemplo y asumir especial responsabilidad al establecer las normas por medio de:

  • Políticas firmes sobre acoso sexual, normas de conducta y mecanismos de rendición de cuentas;
  • Un mayor equilibrio de género a nivel directivo;
  • Prácticas laborales favorables a la familia, como licencias de maternidad y paternidad, horarios de trabajo flexibles tanto para hombres como mujeres y servicios de guardería (con personal tanto masculino como femenino) (Lang, 2003);
  • Políticas de empleo sensibles y receptivas (por ejemplo, flexibilidad en el horario de trabajo para poder hacer consultas médicas, obtener asesoramiento o asistencia jurídica; seguridad en el empleo por ausencias después de un episodio de violencia) y medidas proactivas para que el personal superviviente o víctima de violencia basada en el género que pueda necesitar servicios y apoyo de otra índole, disponga de acceso a la información y los servicios de remisión.

Alentar a hombres que son altos funcionarios en instituciones públicas y privadas a que se conviertan en defensores manifiestos de la igualdad de género y la cero tolerancia frente a la violencia  contra las mujeres y niñas

Esto es importante en sí mismo, pero también puede ser un paso fundamental en el cambio de actitud del personal que podría no tener claras las nuevas políticas de género (Lang, 2003).

Tanto en el Brasil como en el Canadá, los Jefes de Estado declararon un día nacional (el 6 de diciembre) dedicado a los hombres que trabajan para poner fin a la violencia contra la mujer, lo que ha contribuido a crear conciencia y demostrar el compromiso público respecto de la cuestión.

En los Estados Unidos, el ex Senador de Delaware, Joseph Biden, con el apoyo de importantes organizaciones no gubernamentales, encabezó la redacción y posteriormente la promulgación de la histórica legislación federal, la Ley de Violencia contra la Mujer (1994). En su calidad de Presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado también copatrocinó la introducción de la Ley Internacional contra la Violencia contra la Mujer en 2007, una ley sin precedentes que ampliaría las iniciativas de los Estados Unidos al abordar la violencia basada en el género por conducto de sus programas de asistencia para el desarrollo en el extranjero. Esta Ley también menciona explícitamente la participación y educación de los hombres y niños.  

Ejemplos de programas que promueven prácticas institucionales equitativas en función del género

 

Proyecto Hombres e igualdad de género de Oxfam

El proyecto Hombres e igualdad de género de Oxfam se puso en marcha en 2002 como una forma de fomentar la igualdad de género y la reducción de la pobreza incorporando, en un mayor grado, a los hombres y niños en su labor en materia de género. El proyecto incluyó un componente de promoción interna concebido para alentar a los hombres de la organización a que reflexionaran sobre su compromiso personal con la igualdad de género y cómo afectaba en la práctica de sus labores cotidianas. El proyecto procuró poner al relieve el hecho de que la igualdad de género no era únicamente una cuestión del programa internacional sino que concernía a todo el personal de Oxfam Gran Bretaña (Lang en Ruxton, 2004).

Grupo de trabajo de las Naciones Unidas sobre los hombres y la igualdad de género

El Grupo de trabajo de las Naciones Unidas sobre los hombres y la igualdad de género se estableció a fines de la década de 1990 con la participación de funcionarios (hombres y mujeres) principalmente del UNFPA, el UNICEF y otros organismos de las Naciones Unidas con sede en Nueva York, con el objetivo de abordar las cuestiones de género que estaban comenzando a aparecer en ese momento, entre otras:

  • Crear conciencia sobre los hombres, las masculinidades y el género;
  • Instar al personal a que reflexionara sobre los vínculos entre los objetivos de igualdad de género y su vida personal y laboral;
  • Alentar la comprensión de los sesgos y obstáculos que podrían crear barreras a las políticas y prácticas del desarrollo;
  • Fomentar una mayor participación de los hombres en la labor en favor de la igualdad de género.

Para más información sobre las iniciativas de Oxfam y las Naciones Unidas, puede consultar Evolving the Gender Agenda: the Responsibilities and Challenges for Development Organizations de James Lang y Sue Smith.

Las Naciones Unidas y el acoso sexual

Con el propósito de fortalecer la rendición de cuentas en la Secretaría y sensibilizar al personal acerca de su papel y responsabilidad de establecer y mantener un lugar de trabajo libre de acoso, acoso sexual y abuso de autoridad, el Secretario General publicó un boletín en el que disponía que todo el personal debía completar el curso electrónico Prevención de acoso, acoso sexual y abuso de autoridad en el área de trabajo (véase más abajo) destinado a prevenir el acosos sexual. En un segundo boletín, el Secretario General detalló las obligaciones de los funcionarios, administradores, supervisores y jefes de departamento, oficina o misión, las medidas preventivas y correctivas que debían adoptarse y los mecanismos de monitoreo.   

Para más información sobre los boletines, directrices y políticas sobre acoso sexual de las Naciones Unidas y las organizaciones gubernamentales internacionales conexas, consulte los recursos en inglés.

Liga de Fútbol Australiano (AFL)

Tras una serie de denuncias de actos de agresión sexual por jugadores de la AFL en 2004, la Liga adoptó la estrategia “Respeto y Responsabilidad”, concebida y administrada en colaboración con entidades que trabajan en el ámbito de la prevención de la violencia. La estrategia incluye la introducción de un procedimiento modelo contra el acoso sexual y la discriminación por motivos de género  para toda la Liga y sus clubes afiliados, la elaboración de políticas y procedimientos institucionales que garanticen un entorno seguro de apoyo e inclusión para las mujeres, cambios en las reglas de la AFL en relación con el tema de conductas problemáticas o violentas, la educación de los jugadores y otros funcionarios de los clubes, la divulgación de políticas y procedimientos modelo a nivel de la comunidad de los clubes y un programa de educación pública (AFL, 2005).

Puede consultar el documento de política (en inglés) Respect & Responsibility: Creating a safe and inclusive environment for women at all levels of Australian Football de la Liga de Fútbol Australiano 2005, Melbourne (Australia).

Fair Game – Respect Matters (Juego limpio: el respeto importa) (Australia)

La iniciativa presentada recientemente por la Liga de Fútbol Australiano en Victoria, en asociación con La Trobe University, tiene como objetivo fomentar un cambio cultural en el entorno deportivo. Alienta a la comunidad de clubes a que evalúen su propia cultura e invita a los jugadores de más experiencia, entrenadores y aficionados a que mejores las actitudes y conductas hacia la mujer. El programa se probará en tres clubes de la comunidad en Melbourne antes de aplicarse en otros clubes de fútbol de la comunidad de la AFL en Victoria durante los próximos dos años (Communications with Michael Flood, 2008). Para más información sobre Fair Game, consulte  el sitio web.

Purple Armband Games (Juegos del brazalete púrpura) (Australia)

Los brazaletes púrpuras se crearon para la campaña Aficionados del fútbol contra la agresión sexual, organizada en respuesta a una serie de denuncias de agresión sexual contra varios de los mejores jugadores de fútbol australiano en 2004.  La campaña exhortó a que los deportistas en todos los niveles se pronunciaran en contra de la agresión sexual y la violencia contra la mujer portando un brazalete púrpura. A partir de este llamamiento inicial, se desarrolló una campaña descentralizada de base comunitaria en que se alentó a las comunidades deportivas a participar en los Juegos del brazalete púrpura en el nivel que mejor se adaptara a su tiempo y recursos disponibles. Algunas comunidades se limitan a usar el brazalete púrpura, mientras que otras inician actividades complementarias como:

  • Emitir comunicados de prensa locales;
  • Hacer anuncios por altoparlantes;
  • Promover los brazaletes púrpura en los programas de los partidos;
  • Publicar relatos en el sitio web del club;
  • Permitir el ingreso gratuito de las mujeres un día determinado;
  • Recaudar dinero para el servicio local de asistencia en caso de agresión sexual;
  • Invitar a los equipos visitantes a unirse a la campaña.

Para más información, consulte el sitio web.

Corporate Alliance to End Partner Violence (CAEPV) (Alianza empresarial para poner fin a la violencia contra la pareja) (Estados Unidos). La Alianza se estableció en 1995 con el propósito de prevenir la violencia contra la pareja valiéndose de la fortaleza y los recursos de la comunidad empresarial. La Alianza reúne a empresas que intercambian información, colaboran en la ejecución de proyectos y ejercen su influencia para fomentar el cambio.

Para más información (en inglés), visite el sitio web.

Recursos para programas que promueven prácticas institucionales equitativas en función del género

Mobilising Men in Practice: Challenging sexual and gender-based violence in institutional settings Tools, Stories, Lessons (Institute of Development Studies, 2012). Disponible en Inglés.

Curso electrónico de capacitación del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo “El género y su trayectoria: ideas innovadoras”. Este curso electrónico es una introducción a la cuestión del género, el objetivo es la igualdad de género y la razón por la que son vitales  para el éxito de la labor del PNUD. El curso, disponible en español, francés e inglés, es obligatorio para todo el personal. Para solicitar acceso al curso, póngase en contacto con tapan.mishra@undp.org

Prevención de acoso laboral, acoso sexual y abuso de autoridad en el área de trabajo (Global). Aunque este curso electrónico está previsto para el personal de las Naciones Unidas, si desea examinarlo, póngase en contacto con Christian J. Gottlicher, Sección de Aprendizaje, Liderazgo y Desarrollo Institucional de la Oficina de Gestión de Recursos Humanos de las Naciones Unidas, gottlicher@un.org.  

Purple Armband Games (Juegos del brazalete púrpura) (Australia). Este sitio ofrece diversos recursos, como hojas de datos, notas informativas para equipos y letreros electrónicos, para grupos deportivos (y otros) interesados en poner en práctica un juego de brazalete púrpura.  Vea el sitio web.

The Factors Influencing Community Attitudes in Relation to Violence Against Women: A Critical Review of the Literature (Factores que influyen en las actitudes de la comunidad en relación con la violencia contra la mujer: Exámen crítico de la bibliografía) (2006) de Michael Flood y Bob Pease, Melbourne: Victorian Health Promotion Foundation. Disponible en inglés.