ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Institucionalice un programa de ciudades seguras para las mujeres dentro de la comunidad

Hacer ciudades más seguras para las mujeres y abordar la violencia de género implica abordajes multisectoriales, siendo cada contribución clave según su respectivo rol especializado — cubriendo desde planificación urbana, hasta la salud, policía, el sistema judicial, transporte público y demás. Es importante considerar las necesidades de desarrollo de capacidades dentro de cada sector clave así como en todos los sectores en forma transversal, para lograr el nivel de coordinación y cooperación necesario para que la atención sea eficaz a lo largo del tiempo. También implica institucionalizar a diferentes niveles, desde gobiernos nacionales hasta gobiernos locales y desde grandes organizaciones (por ej. Organizaciones de la sociedad civil, entidades del sector privado, sistemas escolares y otros) hasta individuos.

Un programa de ciudades seguras para las mujeres está institucionalizado dentro de la comunidad cuando los ciudadanos de la comunidad lo consideran un recurso fundamental. En la etapa de institucionalización, los principios de ciudades seguras para las mujeres deben ser considerados e incluidos en todas las políticas y programas relacionados con la seguridad de las mujeres y niñas. Para estar institucionalizado, un programa de ciudades seguras para las mujeres debe concientizar sobre sus metas, actividades y éxitos. También debe participar en las acciones centrales que desarrollan los distintos socios, como los gobiernos municipales y las organizaciones comunitarias (ONU-HÁBITAT, 2007, 71).

Otro elemento importante de la institucionalización de iniciativas de ciudades seguras es asegurar fondos públicos para la planificación a largo plazo, implementación y monitoreo del programa utilizando presupuestos sensibles al género y otras herramientas.

Recurso:   

Costs of Sexual Violence Worksheet (s.f.) (Hoja de trabajo de los costos de la violencia sexual). Esta hoja de trabajo elaborada por el Departamento de Salud del estado de Minnesota puede ser utilizada por los asociados de proyectos de ciudades seguras para las mujeres a fin de concienciar acerca de los costos de la violencia contra la mujer en las ciudades. Esta información puede utilizarse para promover el apoyo a programas de ciudades seguras para las mujeres mediante el argumento de que prevenir la violencia basada en el género es mucho más eficaz en función de los costos que permitir que continúe. Disponible en inglés.  

 

Estudio de caso ¿Por qué el presupuesto participativo es una herramienta para pensar una ciudad más segura? (Desarrollado dentro del marco del Programa regional “Ciudades sin violencia hacia las mujeres, ciudades seguras para todas y todos" de UNIFEM, e implementado por la Red Mujer y Hábitat de América Latina. 2008)

Este manual fue desarrollado para construir las capacidades de los Concejales que trabajan en el presupuesto participativo de la Ciudad de Rosario, Argentina, en proyectos sensibles al género. Esta herramienta muestra cómo las personas pueden tener en cuenta varios factores para observar cómo se usa el presupuesto de la ciudad. Los factores a tener en cuenta incluyen: la geografía – identificar áreas donde hay construcciones, infraestructura – ver en qué tipos de servicios invierte la ciudad; y mejoras de los barrios – ver qué barrios recibieron dinero para hacer mejoras y cuál es el proceso para decidir qué mejoras hacer. El presupuesto participativo garantiza que los ciudadanos tengan voz en cuanto a cómo se utiliza el presupuesto de la ciudad. Las mujeres pueden usar esta herramienta para solicitar financiación para proyectos con el objetivo de mejorar la seguridad en sus barrios y en la ciudad. Disponible en Español.

ESTUDIO DE CASO: Women-Friendly City (Ciudad amiga de las mujeres), Seúl, Corea del Sur

La ciudad de Seúl, en Corea, instituyó una política municipal que aborda específicamente las necesidades de las mujeres en la ciudad. Dentro del programa, hay cinco ramas que cubren los temas de cuidado infantil, trabajo de la mujer, recreación de la mujer, seguridad de la mujer y comodidad de la mujer. El objetivo del programa es contar con políticas y programas de estas ramas que trabajen juntos para crear una ciudad donde las mujeres tienen empleo, más mujeres pueden equilibrar mejor el trabajo con las obligaciones familiares, más mujeres se involucran en el quehacer de la ciudad, y se presta mayor consideración a las necesidades de las mujeres en cuanto al entorno (Seoul Metropolitan Government, 22).

El programa tiene el propósito de crear políticas sensibles al género en todos sus departamentos. Este propósito requiere que cada departamento elabore un plan para incorporar objetivos que favorezcan a las mujeres a lo largo de cuatro años. Como parte del programa de ciudad ´amiga de las mujeres´, nueve proyectos clave fueron instituidos en Seúl para mejorar la seguridad de las mujeres. Por ejemplo, uno de los proyectos incluye incorporar estándares de diseño de espacios públicos como parques y calles. En otro ejemplo, se está implementando un proyecto que pondrá a disposición taxis exclusivamente para mujeres, para transporte por la ciudad. Estos taxis son conducidos por mujeres y permite que las pasajeras envíen información sobre su paradero a miembros de sus familias mediante un servicio de teléfono celular (#28).

El programa de ciudades seguras para las mujeres es sostenible porque fue incorporado a muchos departamentos con muchos presupuestos asignados a su trabajo. Además, es sostenible porque el gobierno se comprometió con el programa por un mínimo de cuatro años.

Para más información sobre el Proyecto ciudad amiga de las mujeres de Seúl, ponerse en contacto con Seoul Foundation of Women and Family: 345-1 Daebang-dong, Dongjak-gu, Seoul TEL: +82-2-810-5000 FAX: +82-2-810-5100, sitio web en coreano e inglés.