ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Incorpore servicios de seguridad y caracter

Se pueden añadir muchas características a las paradas de transporte y dentro de los vehículos de transporte público para adaptarlos a las necesidades de las mujeres y niñas. Estos agregados pueden estar dirigidos directamente a la seguridad (por ejemplo, teléfonos de emergencia) o a la comodidad (por ejemplo, asientos comodos). De un modo u otro, los sistemas de transporte público más sencillos y seguros garantizan que las mujeres y niñas no se vean en situaciones que las hacen sentir incómodas, vulnerables o temerosas.

 

Promueva el establecimiento de Áreas de Espera Designadas (DWA, por sus siglas en ingles)

Un estudio halló que las mujeres y las niñas se sienten menos seguras cuando  esperan el transporte público que cuando lo usan. (Halber, T., 2010). Las DWA son áreas designadas específicamente para las pasajeras que esperan el transporte público. La creación de las DWA les permite a las mujeres y niñas esperar de forma cómoda y segura en lugares donde los servicios de autobús o subterráneo son poco frecuentes. Estas áreas están bien iluminadas, cuentan con servicio de intercomunicadores, están monitoreadas por cámaras de seguridad y están ubicadas en un lugar patrullado frecuentemente por un guardia de seguridad o un policía (TTC, 2009b). Las DWA pueden incluir otras características tales como asientos amplios y confortables (diseñados para personas en sillas de ruedas o con bastones, personas que llevan paquetes de compras y coches de bebés) y protección de los factores climáticos. Cuando estas áreas de espera están cerradas, es preferible que las paredes estén construidas de vidrio u otro material transparente, de modo que las mujeres y niñas puedan ver lo que está sucediendo alrededor de ellas y las demás personas las puedan ver si ellas están en peligro (Drusine, 2002).

                                                Fuente de imagen: Toronto Transit Commission.

 

 

 

 

 

 

Garantice la instalación de equipo de emergencias en el transporte público y en las paradas de transporte público.

Las mujeres, niñas y otros pasajeros estarán más seguros en el transporte y en las paradas de transporte si estos sitios están equipados con teléfonos de emergencia e intercomunicadores indicados claramente en las plataformas, dentro de edificios de transporte público y de fácil acceso en los parques y otras áreas públicas (TTC, 2009b). Además, se pueden instalar tiras o timbres de alarma para la asistencia del pasajero en el interior de los coches del subterráneo, autobuses, etc. Esto les permite a los pasajeros ponerse en contacto con los conductores del transporte inmediatamente en caso de emergencia (TTC, 2009b). La instalación de cámaras en el transporte público o en las áreas de espera del transporte público es otro medio para monitorear las actividades en el sistema de subterráneo, autobuses, tranvías y trenes, que puede servir para prevenir los casos violencia y acoso, y hacer que estos espacios se sientan más seguros.

 

 

Estudio de Caso: Designing Out Crime on Public Transit: Crime Prevention Toolkit (Diseñar para eliminar la delincuencia en el transporte público:  guia de herramientas para prevenir los delitos)

Este conjunto de herramientas producido por el programa para la reducción de la delincuencia del Ministerio del Interior del Reino Unido ofrece una exploración en profundidad de las medidas de diseño para reducir los delitos en el transporte público a través de un proceso llamado “Crime Prevention through Environmental Design” (CPTED) (Prevención de la delincuencia mediante el diseño del espacio urbano). Los estudios de caso, tales como aquellos sobre la construcción del Metro de Washington en 1976 y las medidas correctivas introducidas por la Terminal de Autobuses de la Autoridad Portuaria en la década de los años noventa, proporcionan información detallada respecto a características de diseño específicas que contribuyen a prevenir la violencia. Por ejemplo, las siguientes características fueron incorporadas en el metro de Washington en interés de garantizar la seguridad de los pasajeros:

- Techos altos y en forma de arco para producir mayor amplitud y reducir el temor.

- Plataformas espaciosas para aumentar la sensación de seguridad.

- Escaleras mecánicas largas y derechas para evitar entrepisos donde pueden estar al acecho los delincuentes.

- Cruce de vías elevados entre plataformas en vez de túneles oscuros por debajo de las vías, que causan temor.

- Iluminación tranquilizante diseñada para no proyectar sombras alarmantes.

- Paredes cóncavas en la plataforma y superficies que se puedan limpiar fácilmente en los trenes, para desalentar a los grafiti.

- TV con subtítulos (CCTV) en la plataforma y en las entradas para facilitar la vigilancia por parte del personal y hacer que los pasajeros se sientan seguros.

- Radios bidireccionales para todos los empleados para pedir ayuda o recibir alertas.

- Asistentes en las entradas de la plataforma para proporcionar ayuda a los pasajeros, vigilar la CCTV y disuadir a los evasores de tarifas.

- Intercomunicadores en los trenes y teléfonos de emergencia por todas las estaciones.

- Tarjetas de pasajes electrónicas que abren los portones a la entrada y la salida.

- Ningún baño dado que facilitan la prostitución o el tráfico de drogas.

 

En la Terminal de Autobuses de la Autoridad Portuaria, una estación enorme de nueve niveles, se implementaron las siguientes medidas en la década del noventa para combatir los altos niveles de delincuencia y violencia:

- Instalación de puestos de venta y la ubicación estratégica de los mismos.

- Renovación de la plaza de comidas.

- Evitar puertas interiores.

- Evitar el acceso directo a las escaleras adicionales.

- Mantener las escaleras lejos de las entradas de la calle.

- Clausurar las áreas debajo de las escaleras.

- Cercar las áreas entre columnas.

- Acercar las paredes hacia las columnas.

- Cerrar las escaleras de emergencia fuera del horario hábil.

- Hacer inaccesible gran parte de la estación de autobús fuera del horario hábil.

- Utilizar únicamente portones dentados fuera del horario hábil.

- Centralizar la venta de pasajes.

- Mejorar las entradas desde la calle hacia el edificio.

- Ubicar a los comerciantes en lugares clave y donde llenen los espacios vacíos.

- Sustituir los vehículos de la policía por carritos de golf en el espacio de estacionamiento.

- Utilizar paneles de vidrio transparente en las paredes de las salas de espera.

- Cerrar con paredes las áreas que no son necesarias.

- Bloquear las paredes alrededor de las puertas del autobús para impedir la toma hostil temporaria.

- Impedir que el público use los ascensores.

- Cerrar las áreas en construcción con madera contrachapada.

Extraído de Designing Out Crime on Public Transport in the Crime and Prevention Toolkit, Crime Reduction Home Office of the UK. Disponible en inglés.

 

Haga presion para la creación de Módulos de Atención en las estaciones de transporte.

Los Módulos de Atención pueden estar ubicados en lugares clave tales como estaciones de subterráneo, paradas de autobuses y terminales de trenes. Estos módulos están diseñados para proporcionar asistencia inmediata a las mujeres que han sufrido violencia en el transporte público o en torno al mismo. En un módulo de atención, las mujeres pueden hacer una denuncia, informarse sobre los recursos legales por los que pueden optar y recibir orientación. (Ver el estudio de caso en “Viajemos Seguras en el Sistema de Transporte Publico de la Ciudad de México” en español por más información.


Movilice fondos del sector privado para complementar los recursos limitados del gobierno para servicios de diseño y características de seguridad relativos al transporte público.

Los recursos del gobierno deben ser asigandos para la seguridad de las mujeres y niñas en el transporte público como una prioridad de los presupuestos públicos en todos los niveles. Sin embargo, cuando un gobierno local afirma, por ejemplo, que no hay fondos suficientes en el presupuesto municipal para crear Áreas de Espera Designadas en las paradas del subterráneo, una alternativa viable puede consistir en procurar la cooperación de las compañías del sector privado a través del aporte de recursos (Kuneida y Gauthier, 2003, 27). Aunque no son un sustituto de los compromisos sostenidos de los presupuestos municipales, este tipo de iniciativas del sector privado y alianzas público-privadas representan una estrategia complementaria, y también producen cambios más inmediatos en el paisaje físico. Una forma de hacer que el financiamiento en esta área sea más atractivo para los socios privados es incorporar publicidad de sus negocios en las características de diseño de seguridad.

 

Estudio de Caso: Adopt a Light Limited (Adopte una lámpara Ltda.)

Este programa fue implementado en Nairobi, Kenya, luego de que una compañía se inspiró para trabajar a efectos de proporcionar una mejor iluminación en las calles como un medio para lograr ciudades más seguras. Utilizando el lema “Advertising with a Purpose(Publicidad con un objetivo), esta compañía ha logrado instalar más de 185 lámparas de calle a lo largo de las carreteras más importantes y en los barrios pobres de Nairobi. Los recursos para este logro fueron proporcionados por diferentes compañías a las que se les solicitó que “adoptaran una lámpara de calle”. A cambio de esta donación, el negocio puede usar la lámpara de calle para poner publicidad (Kuneida y Gauthier, 2003, 27). La diferencia entre carreteras y calles mal iluminadas y aquellas que cuentan con una extensa iluminación a intervalos regulares, para una mujer puede ser la diferencia entre llegar segura a su destino o sufrir algún tipo de violencia.