ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Trabajar en alianzas

Los programas deben implicar alianzas entre los diferentes agentes involucrados, tales como el gobierno, la sociedad civil y grupos de base comunitaria, instituciones académicas y de investigación, y lo más importante, mujeres y niñas sobrevivientes. Las intervenciones de consultoría, planificación y monitoreo con los grupos clave directamente involucrados (los sobrevivientes, las personas encargadas de elaborar las políticas, los proveedores de servicios, etc.) contribuyen a lograr un mejor entendimiento de cómo suceden las cosas en la práctica y a desarrollar una comprensión entre los diferentes agentes de aquellos desafíos y oportunidades que afrontan cada uno de ellos y sobre qué está funcionando y qué no. Las alianzas también aumentan la sostenibilidad al unir las capacidades de los diferentes involucrados, mejorando  las respuestas coordinadas y haciendo viables los canales formales de comunicación y conocimiento que puedan compartirse para monitorear e incrementar la puesta en práctica de los compromisos asumidos en las políticas vigentes. Al respecto, debe considerarse lo siguiente:

  • Tanto en los niveles nacional y descentralizados, todas las ramas del gobierno tienen el deber de tratar la violencia contra las mujeres y niñas, en particular los ministerios de economía o finanzas, los ministerios de asuntos de la Mujer, de justicia, salud, educación, interior/seguridad, trabajo y asuntos sociales. Las oficinas nacionales de estadística, asimismo,  constituyen socios clave para sistematizar la recolección y análisis de datos, y los Defensores del Pueblo son importantes junto a las instituciones de derechos humanos, para ayudar en el monitoreo de las normas.
  • Dentro del gobierno, los congresistas son socios clave como representantes del público, considerando que son personas encargadas de tomar decisiones y que tienen el  rol de llevar a cabo reformas legislativas y la aprobación del presupuesto. Ellos pueden asimismo influir grandemente en los líderes de la opinión pública y movilizadores de apoyo político.
  • Las organizaciones de la sociedad civil son socios fundamentales en tanto son las entidades que más probablemente han  estado trabajando directamente con mujeres y niñas sobrevivientes, proveyendo de refugios, apoyo psicológico/social, asistencia legal y otros servicios. Ellas pueden hacer valiosas contribuciones al aportar información para las políticas y programas, considerando su experiencia práctica; tienen acceso a redes locales y frecuentemente gozan de la confianza de la comunidad, todo lo cual puede complemententar de manera crucial los recursos y sistemas de gobierno. Deben ser consideradas las diversas organizaciones de mujeres así como  las relaciones existentes entre los diferentes grupos,  a fin de asegurar una justa representación y que la inclusión de grupos particulares de mujeres y niñas no excluye a otras, quienes puedan tener menor visibilidad o ser o tradicionalmente marginadas. Involucrarse con grupos diversos y marginados puede asegurar que se llega a  poblaciones en riesgo (e.g. madres adolescentes, adultos y jóvenes presos, población desplazada, grupos indígenas y migrantes). Los padres, tutores y profesores tienen un rol importante que jugar y deben ser sensibilizados y comprometidos en los esfuerzos de prevención y respuesta ante la violencia, en tanto son los responsables del bienestar de los niños y de transmitir valores, normas y conductas que pueden perpetuar o eliminar la violencia basada en le género. Los grupos religiosos, los grupos de jóvenes y de hombres, dedicados a la equidad de género deben también ser involucrados como potenciales socios clave, particularmente en el contexto de los esfuerzos de prevención primaria que se realicen.
  • Instituciones Académicas y de Investigación - Pueden ofrecer  su  experiencia práctica y profesional a organizaciones de escasos recursos, intercambiándola por las experiencias y habilidades de éstas. Es especialmente relevante su involucramiento  en la planificación, diseño y monitoreo del programa, así como en la evaluación de las etapas de la programación, dado al acceso que tienen a bibliografía y a otros recursos.
  • El sector privado – Pueden proveer de una ayuda valiosa a las iniciativas a través de apoyo financiero y en especie (e.g. auspiciando eventos, campañas en los medios de comunicación y avisos de servicio público). También juegan un rol directo al instituir estrictas políticas y programas en cuanto al acoso sexual, incluyendo las amenazas de violencia entre colegas, consumidores, clientes, visitantes y otros, así como un mecanismo confidencial de queja; al proveer de servicios de apoyo y/o derivación para  los empleados que han experimentado violencia doméstica o abuso en su centro de trabajo; y pueden ser importantes aliados en la configuración de normas sociales que no toleran la violencia al llegar a audiencias no tradicionales, a través de sus redes (e.g. sindicatos o gremios profesionales).
  • Medios de comunicación- Son mecanismos de socialización extremadamente poderosos que ejercen una considerable influencia en la opinión pública. Los medios de comunicación, incluyendo el periodismo, pueden ser involucrados para asegurar que la información generada sobre violencia contra las mujeres sea sensible al género y sea hecha usando un enfoque de derechos; para asegurar una mayor cobertura de las formas menos documentadas de violencia, de los hallazgos procedentes de  nuevas investigaciones y de  la violencia cometidas hacia grupos marginados; así como para promover actitudes más acordes a la equidad de género y de respaldo a la tolerancia cero hacia la violencia, a través de figuras culturales populares y su habilidad para  llegar rápidamente a grandes audiencias.

 

Recursos a manera de ilustración:

Congresistas

Combatiendo la Trata de Personas-  Manual para Congresistas (UNODC/Unión Interparlamentaria/ UN.GIFT, 2009).  Disponible en Inglés y  Francés.

Medidas Prioritarias para la Acción de los Parlamentos. Parlamentos contra la Violencia hacia las Mujeres (Unión Interparlamentaria, 2009).  Disponible en Árabe, Inglés, Francés y Español.

La Respuesta de los Parlamentos frente a la Violencia hacia las Mujeres (Unión Interparlamentaria, 2008).  Disponible en Inglés y Francés.

 

El Sector Privado

Women’s Empowerment Principles: Equality Means Business. (UNIFEM/UN Global Compact, 2010). Disponible en Árabe, Chino (Mandarín), Español, Francés, Inglés, Portugués y Ruso.

 

Medios de Comunicación

Informando sobre la Violencia basada en el Género (Servicio Inter -Press,  2009).  Disponible en Inglés.

Imaginemos una Vida Libre de Violencia: Estrategias de Comunicación y de los Medios con la Violencia contra las Mujeres (Drezin/UNIFEM y  Centro de Programas de la Comunicación de la Universidad Johns Hopkins, 2001).  Disponible en Inglés y Español.

MENSAJES PARA EL EMPODERAMIENTO – Lo que debes saber: Comunicación Estratégica y Violencia basada en el Género (Monitoreo de los Medios de Comunicación de  África, 2009).  Disponible en Inglés.

"Misión Posible": Manual de Capacitación para la Incidencia en Género y Medios de Comunicación (Asociación Mundial para la Comunicación Cristiana, 2006).  Disponible en Inglés.

UNIFEM’s Flip Video Pilot Project Guidelines (UNIFEM, 2010). Disponible en Inglés.