ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Desarrollar respuestas comunitarias coordinadas

Una respuesta comunitaria coordinada involucra a servicios de salud, policiales, judiciales y legales, refugios y servicios de protección, escuelas y otras instituciones educativas, grupos culturales o religiosos, junto a  otros, como una importante estrategia para asegurar que los sobrevivientes de la violencia, sus hijos y otros dependientes reciban la  ayuda integral que necesitan de una manera pronta y sensible. Una respuesta comunitaria coordinada equivale a usar un enfoque multisectorial a nivel local.

Muchas instancias primero se aseguran de llegar a acuerdos a un nivel central para recién poder transmitirlos a los niveles locales. Las respectivas organizaciones gubernamentales y no gubernamentales son reunidas en un ”equipo de profesionales” (incluyendo el sector salud, policial, refugios, trabajadores social y del cuidado de salud mental, etc), para asegurar exista una comprensión compartida del marco legal antiviolencia y de las leyes en curso, así como de los roles y procedimientos respectivos que deben seguirse dentro del enfoque multisectorial.

Las respuestas comunitarias coordinadas involucran a personas y organismos clave, procedentes de diferentes sectores para:

  • ayudar a las mujeres y niñas a acceder a protección, asistencia legal y cubrir otras necesidades básicas de salud y sustento;
  • animar a los sobrevivientes a denunciar incidentes de violencia, asegurando una respuesta adecuada y sensible al género, aumentando la confianza en la policía;
  • promover la ‘tolerancia cero’ a lo largo de todas la comunidad;
  • realizar un seguimiento más de cerca a los programas existentes sobre protección de mujeres e intervención ante la violencia doméstica; y
  • aumentar el número de juicios y condenas. (Shepard y  Pence, 1999; Morrison, et.al., 2007)

Elementos Clave  & Estrategias para una Respuesta Comunitaria Coodinada:

  • Seguridad de los sobrevivientes/víctimas como principio del modelo, que debe ser inculcado a través de la sensibilización, capacitación, protocolos, procedimientos, etc, entre todos los agentes involucrados y proveedores de servicios (policía, trabajadores sociales, abogados, jueces, etc) que sean clave.
  • Negociaciones interinstitucionales que conduzcan  hacia Convenios de Cooperación, protocolos y otros acuerdos. En el proceso de negociaciones interinstitucionales es  importante asegurar el respaldo de las principales personas encargadas de tomar las decisiones (incluyendo alcaldes y/o otras autoridades locales de alto nivel) así como trabajar con actores que gocen de la confianza de la comunidad.
  • Lograr cambios sistemáticos – El propósito de las intervenciones y negociaciones interinstitucionales desde este enfoque consiste no sólo en mejorar las respuestas para mujeres y niñas sobrevivientes, sino también en lograr cambios duraderos en las actitudes, normas y prácticas  a  nivel de las propias instituciones proveedoras de los servicios. La intervención se enfoca en las instituciones como un todo, y no sólo en representes individuales, reflejando  ser un enfoque con base sistémica. Esto implica trabajar hacia la capacitación previa al servicio y la institucionalizada; asegurando estándares mínimos (e.g. para servicios de violencia doméstica o asociados a la violación); mejoramiento de equipo e infraestructura; mecanismos continuos de control de la calidad para monitorear la calidad de los servicios que reciben las mujeres y niñas sobrevivientes; y establecer sistemas de recolección de datos.
  • Equipos multidisciplinarios que reúnan a todos los agentes involucrados relevantes. La exacta composición (membresía) de los equipos depende del contexto local, incluyendo cualquier legislación relevante que pueda guiar y establecer tanto roles como obligaciones para los específicos sectores y profesionales.
  • Movilización comunitaria y esfuerzos de prevención primaria, incluyendo campañas locales sostenidas que involucren a  medios de comunicación y  diversas organizaciones y sectores de la población para la  construcción de una cultura de tolerancia cero y  un ambiente total de apoyo para las mujeres y niñas sobrevivientes, y por fomentar reformas en las políticas y en las leyes así como para la obtención de recursos.
  • Flexibilidad y adaptación, así como monitoreo en curso: La respuesta comunitaria coordinada pretende ser un modelo dinámico que pueda responder y adaptarse a las necesidades de mejoramiento y cambios dentro de un  contexto, basándose en un monitoreo continuo y participativo que involucre a los agentes interesados que sean clave, así como información basada en las experiencias de las mujeres sobrevivientes. Esto debe incluir el monitoreo de las intervenciones dirigidas a perpetradores así como de los esfuerzos para regular políticas y procedimientos que permitan eliminar la impunidad.

Lecciones aprendidas

  • El Modelo Duluth (Minnesota, USA) es uno de los modelos de respuesta comunitaria coordinada más evaluados que existen en el tratamiento de la violencia doméstica. Ha sido adaptado a numerosos contextos, incluyendo países en desarrollo y funciona mejor en comunidades de  mediana a pequeña escala.
  • Mantener y ampliar los logros puede ser difícil debido al movimiento y rotación del personal que ocupa cargos de alto nivel dentro del gobierno.
  • Conseguir la participación de profesionales clave (tales como médicos) puede resultar difícil si no existe una orden legal respecto a su intervención en cuanto a la violencia contra las mujeres
  • Los líderes religiosos y otros líderes tradicionales son influyentes miembros de la comunidad que juegan un rol en la respuesta comunitaria coordinada, pero es importante invertir en asegurar que sus  valores y creencias van en armonía con los derechos humanos de las mujeres, a fin de garantizar el acceso de las mujeres a la justicia.
  • Sumado a la creación de sólidos canales de comunicación y la realización de   evaluaciones formales, la documentación de hallazgos es crucial para mantener y mejorar las respuestas, especialmente en aquellos casos en que los actores cambian con frecuencia.

 

Recursos:

El Modelo Duluth: Cambio Social para Eliminar la Violencia contra las Mujeres (Programas de Intervención ante el Abuso Doméstico).  Disponible en  Inglés.

Guía Práctica para la Evaluación de los Consejos de Coordinación sobre Violencia Doméstica (Allen y /Centro Nacional de Recursos sobre Violencia Doméstica, 2003).  Disponible en Inglés.

Modelos de Coordinación Comunitaria para  Casos de Violencia ocurrida dentro de la Pareja: Un análisis comparativo sobre múltiples aspectos, Informe Final (Worden/Servicio de Información de la Justicia Penal Nacional, 2001).Disponible en Inglés.

Módulo de Herramientas para la Violencia Doméstica y Agresión Sexual  CCR (Coalición de Wisconsin contra la Agresión Sexual y la Colisión de Wisconsin contra la Violencia Doméstica, 2009). Disponible en Inglés.

Manual Bridging Gaps - from Good Intention to Good Cooperation (Women against Violence Europe, 2006). Disponible en Inglés.

Respuestas Comunitarias Coordinadas/ Formación de Coaliciones / Colaboraciones (Centro Nacional para la Violencia Doméstica y Sexual, Estados Unidos). Disponible en Inglés.

Próximo tema   Grupos clave

 tema anterior Promover la prevención primaria