ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Movilización comunitaria

Generalidades sobre el monitoreo y evaluación de las iniciativas de movilización comunitaria

  • En años recientes, ha habido un creciente reconocimiento en cuanto a que las iniciativas basadas en la comunidad para prevenir la violencia contra las mujeres son esenciales para reducir los niveles globales de violencia en una sociedad.  La implementación de leyes y la disponibilidad de refugios seguros y servicios para las sobrevivientes de violencia, aunque son de vital importancia, no abordan las causas subyacentes de la violencia contra mujeres y niñas, lo que está relacionado en mayor medida con la forma en la cual los hombres y mujeres interactúan en sus comunidades, y su opinión sobre temas tales como el equilibrio de poder entre hombres y mujeres.
  • Aunque un número de grupos ha desarrollado formas innovadoras de movilizar a las comunidades para abordar las normas y comportamientos imperantes en torno a la violencia y el género, la prueba en cuanto a la eficacia de las estrategias usadas por estos programas sigue siendo escasa.
  • Pocos grupos cuentan con recursos o capacidad para llevar a cabo un monitoreo y evaluación eficaz de sus programas y no hay muchos modelos validados para la medición del cambio social.  Por lo general el cambio social ocurre a través de muchos años, involucra a muchos actores diferentes y es difícil de medir. Por las mismas razones es difícil determinar la “atribución” o el grado en el cual un cambio puede ser atribuido a una intervención específica.

 

Lecciones claves aprendidas sobre las evaluaciones a nivel comunitario

Las lecciones que se detallan a continuación provienen de la experiencia de evaluar a Stepping Stones en Sudáfrica y por lo general son aplicables a la mayor parte de las evaluaciones a nivel comunitario.

  • Las comunidades apoyarán un proyecto de investigación de esta naturaleza si sienten que está abordando un tema que le preocupa a la comunidad y que será de valor para la misma. Los investigadores deben dedicar tiempo para explicar el estudio propuesto.
  • La construcción de un Consejo Asesor de la Comunidad fuerte con una gama de partes interesadas puede ser de gran ayuda.
  • La movilización de la comunidad debe ser vista como un proceso constante y no una tarea de una única vez.
  • Los recursos para la movilización comunitaria deben ser adecuados para la duración íntegra del proyecto planificado, y asignados independientemente del trabajo de campo.
  • La política comunitaria local puede ser complicada, y puede haber muchos grupos de interés diferentes con inquietudes y prioridades diversas respecto a la investigación. El establecimiento de buenas relaciones con la mayor cantidad posible de grupos lleva tiempo y es muy importante para el éxito del proyecto.
  • El consentimiento informado debe ser visto como un proceso para maximizar la libertad de elección en torno a la participación en la investigación y los niveles de compromiso con el estudio.
  • La validez de los instrumentos que han sido validados en otros escenarios debe ser establecida en los escenarios locales. La validez intercultural no debe ser dada por hecho.
  • La participación de los trabajadores de campo en la validación y traducción de instrumentos aumenta enormemente su profundidad de entendimiento del instrumento y la calidad de los datos resultantes.
  • Los proyectos de investigación de esta naturaleza en áreas rurales a menudo emplean mucho personal que no ha trabajado en el sector formal antes. Se debe proporcionar tiempo extra para resolución de problemas y formar el equipo con personal sin experiencia.
  • La capacitación sobre investigación, monitoreo y evaluación relacionada con el proyecto debe ser permanente a lo largo del proyecto incluyendo a los trabajadores de campo y facilitadores de intervención. Ver el manual para facilitadores de SASA! desarrollada por Raising Voices.
  • Los jóvenes rurales pueden ser muy móviles, especialmente si tienen que viajar a la escuela. Las gestiones para el seguimiento deben incluir la determinar cuándo el joven regresará a la casa para las entrevistas, valerse de pares u otros miembros de la comunidad que ayuden al equipo a determinar cuándo regresan los jóvenes.

 

Indicadores

MEASURE Evaluation, a solicitud de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional y en colaboración con el Grupo de Trabajo Interagencial sobre Género, recopiló un conjunto de indicadores para la movilización comunitaria. Los indicadores han sido diseñados para medir el desempeño y logros del programa a nivel de la comunidad, regional y nacional utilizando métodos cuantitativos. Hay que tener presente que mientras muchos de los indicadores han sido usados en el campo, los mismos no han sido necesariamente probados en escenarios múltiples. Para la revisión integral de los indicadores, incluyendo sus definiciones, la herramienta que debe ser usada y las instrucciones sobre como utilizarlos, vea la publicación Violence Against Women and Girls: A Compendium of Monitoring and Evaluation Indicators. (Violencia Contra las Mujeres y Niñas: Un Compendio de Monitoreo y Evaluación de Indicadores).

Los indicadores compilados para la movilización comunitaria son:

Proporción de personas que conocen alguno de los derechos legales de las mujeres

Qué Mide: El conocimiento de los derechos constitucionales y legales de las mujeres sigue siendo escaso, en especial entre las mujeres en muchos países. Dada la situación, se han implementado programas de educación de derechos humanos y derechos de las mujeres en comunidades en un número de países. Los gerentes y evaluadores del programa pueden estar interesados en saber en qué medida los hombres y mujeres tienen conocimiento sobre los derechos constitucionales y legales de las mujeres. El indicador de resultado mide la medida en la cual el público tiene conocimiento de tales derechos

Proporción de personas que conocen alguna de las sanciones legales por violencia contra las mujeres y niñas

Qué Mide: El conocimiento de las sanciones legales asociadas con la violencia contra las mujeres y niñas (VCM/N) es especialmente escaso entre las mujeres en muchos países. Si las mujeres no conocen la existencia de algún recurso legal, pueden no buscar ayuda, pensando que no se puede hacer nada. Los directores y evaluadores del programa pueden estar interesados en saber en qué medida los hombres y mujeres tienen conocimiento sobre las sanciones legales por actos de violencia contra mujeres y niños que existen en el país.  El indicador de resultado mide la medida en la cual el público tiene conocimiento de tales sanciones.

Proporción de personas que han estado expuestas a mensajes de prevención de violencia

Qué Mide: En países (o regiones dentro de países) donde los programas de comunicación relacionados con la prevención de violencia contra mujeres y niñas se implementan usando técnicas de IEC, canales de comunicación interpersonal y trabajadores de extensión comunitaria, puede ser necesario que los gerentes y evaluadores del programa sepan en qué medida el público meta está expuesto a los programas de comunicación.  El indicador de resultado mide la medida en la cual la población a la cual se dirigen los programas y proyectos específicos de violencia contra las mujeres y niñas está expuesta a los mensajes de prevención de violencia contra las mujeres y niñas por cualquier medio a través del cual puedan ser comunicados.

Proporción de personas que manifiestan que golpear a la mujer es una forma aceptable de que el marido discipline a su esposa

Qué Mide: Este indicador de resultado mide el nivel de aceptabilidad de golpear a la mujer por cualquier motivo en un área (región, país, comunidad), en el momento en el tiempo en el cual es medido. Una proporción alta indicará que la mayor parte de las personas en la población objetivo entienden que golpear a la esposa es aceptable en ciertas circunstancias.

Proporción de personas que ayudarían a una mujer que está siendo golpeada por su marido o compañero

Qué Mide: A menudo los vecinos se enteran cuando una mujer está siendo golpeada por su marido porque pueden oír los incidentes. Con frecuencia las mujeres les cuentan estos incidentes a los parientes (que viven fuera del hogar) y a los amigos.  La buena disposición de las personas de ayudar a la mujer puede salvar a la mujer del dolor, discapacidad y muerte asociada con la VCI. Una baja proporción de personas que manifiesten que están dispuestos a ayudar puede indicar una aceptación general de la VCI en la comunidad encuestada. Las mujeres que viven en tales comunidades tienen mayor riesgo de sufrir las consecuencias asociadas con la VCI y pueden disponer de poco amparo.

Proporción de personas que manifiestan que los hombres no pueden ser responsabilizados de controlar su conducta sexual

Qué Mide: Las personas que entienden que los hombres no pueden controlar su conducta sexual (es decir, que el motivo por el cual ellos actúan sexualmente se debe a un factor externo a ellos mismos) también entienden que, en cierta medida, los hombres no pueden ser responsabilizados por sus acciones sexuales. Esto coloca la culpa de la conducta sexual violenta en la víctima en vez del agresor.

Proporción de personas que están de acuerdo en que la mujer tiene derecho a rehusarse a mantener relaciones sexuales

Qué Mide: Las normas culturales en torno a la autoridad de los maridos sobre las mujeres puede incluir el derecho a mantener relaciones sexuales con su mujer o compañera sin tener en cuenta si ella lo desea o no. Por otra parte, puede haber circunstancias en la cuales es aceptable (o no aceptable) que ella se rehúse.  Este indicador de resultado mide cuán aceptable es la idea de que una mujer se rehúse a mantener relaciones sexuales con su marido o compañero, y bajo qué circunstancias las personas entienden que esto es aceptable. En las áreas en las que no existen circunstancias aceptables o la proporción de personas que están de acuerdo con las circunstancias es muy baja, el poder de la mujer de negociación sexual puede ser muy bajo y puede dejarla en riesgo de sufrir violencia y de exposición a infecciones de transmisión sexual incluyendo el VIH.

Proporción de personas que están de acuerdo en que la violación puede tener lugar entre un hombre y una mujer que se encuentran casados

Qué Mide: Las normas culturales en torno a la autoridad de los maridos sobre las mujeres pueden incluir las relaciones sexuales forzadas. Es más probable que la violación en el matrimonio suceda en lugares donde tanto las mujeres como los hombres se adhieren a esa creencia.  Este indicador de resultado mide cuán inaceptable es la violación en el matrimonio en la población meta. En las áreas donde la proporción es muy baja, el riesgo de violación en el matrimonio es alto para las mujeres.

Proporción de público meta que ha estado expuesto a mensajes de comunicación que recomiendan discontinuar la mutilación/ablación genital femenina (MGF)

Qué Mide: En los países (o regiones dentro de países) donde los programas de comunicación relacionados con la erradicación de la MGF se implementan usando medios de comunicación de masas, puede ser necesario que los directores y evaluadores del programa sepan en qué medida el público meta está expuesto a los mensajes de comunicación.  Este indicador de resultado mide la medida en la cual el público (o población meta de programas y proyectos específicos) recuerda haber visto u oído mensajes de erradicación de la MGF a través de diferentes canales de comunicación luego de la exposición.

Proporción de personas que entienden debe ponerse fin a la MGF

Qué Mide: La práctica de la MGF está profundamente arraigada en la cultura y es respaldada por creencias que están a favor de la práctica.  Sin embargo, las organizaciones internacionales consideran que la práctica es una violación de los estándares internacionales de los derechos de niñas y mujeres con graves consecuencias para la salud. Las campañas de comunicación y los programas de educación comunitaria se implementan en países donde la práctica está extendida para desalentar el apoyo a la MGF. Este indicador de resultado mide el nivel de aceptación pública de la MGF dentro una población determinada.

Proporción de mujeres que no tienen la intención de permitir que ninguna de sus hijas sufra la mutilación MGF

Qué Mide: La práctica de la MGF está profundamente arraigada en la cultura y es respaldada por creencias que están a favor de la práctica.  Sin embargo, las organizaciones internacionales consideran que la práctica es una violación de los estándares internacionales de los derechos de niñas y mujeres con graves consecuencias para la salud. Los programas que tienen como objetivo erradicar la práctica de la MGF desearán medir las intenciones de las mujeres respecto a sus propias hijas. Este indicador de resultado proporciona una medida de eficacia de los programas e iniciativas que tienen como objetivo reducir la práctica de la MGF.

Proporción de personas que entienden que debe ponerse fin al matrimonio de impúberes

Qué Mide: La práctica del matrimonio de impúberes está profundamente arraigada en la cultura y es respaldada por creencias y costumbres transmitidas a través de las generaciones. Sin embargo, las organizaciones internacionales consideran que la práctica es una violación de los estándares internacionales de los derechos de niñas y mujeres que puede resultar en graves consecuencias para la salud emocional y física. Las campañas de comunicación y los programas de educación comunitaria se implementan en países donde la práctica está extendida para desalentar el apoyo al matrimonio de impúberes. Este indicador de resultado mide el nivel de aceptación pública del matrimonio de impúberes dentro una población determinada.

Proporción de mujeres que no tienen la intención de casar a sus hijas antes de los 18 años de edad

Qué Mide: La práctica del matrimonio de impúberes está profundamente arraigada en la cultura y es respaldada por creencias y costumbres transmitidas a través de las generaciones. Sin embargo, las organizaciones internacionales.

Consideran que la práctica es una violación de los estándares internacionales de los derechos de niñas y mujeres que puede resultar en graves consecuencias para la salud emocional y física. Las campañas de comunicación y los programas de educación comunitaria se implementan en países donde la práctica está extendida para desalentar el apoyo al matrimonio de impúberes. Este indicador de resultado proporciona una medida de eficacia de los programas e iniciativas que tienen como objetivo reducir la práctica del matrimonio de impúberes.

Por indicadores adicionales sobre el trabajo con jóvenes y el trabajo con hombres y niños, vea el compendio.completo.

 

Descripciones e indicadores del programa para iniciativas selectas basadas en la comunidad:

Los métodos de monitoreo y evaluación (incluyendo indicadores) variarán dependiendo de las metas y objetivos del programa.  Las descripciones e indicadores presentados a continuación constituyen ejemplos que provienen de algunas de las iniciativas más prometedoras basadas en la comunidad que han demostrado tener potencial para  reducir la violencia contra las mujeres y niñas.

El Programa de RADAR (Rural AIDS Development Action Research) con intervención IMAGE  (Intervention with Microfinance for AIDS and Gender Equity)

El estudio del programa Intervención con Microfinanciación para el SIDA y la Equidad de Género (IMAGE) en Sudáfrica, una de las pocas evaluaciones rigurosas de intervenciones a nivel comunitario relacionadas globalmente con la violencia de género, mostró que una intervención que combina el microfinanciación para las mujeres con educación y la movilización en torno a la violencia, redujo las experiencias de violencia de las mujeres en un 55% durante un período de dos años.

El estudio IMAGE usó un diseño de ensayo al azar por conglomerados para comprobar la hipótesis de que la combinación de un programa de alivio de la pobreza basado en la microfinanciación con la capacitación participativa sobre el riesgo y prevención de VIH, normas de género, violencia doméstica y sexualidad puede mejorar el bienestar económico, empoderar a las mujeres y conducir a las reducciones de la violencia interpersonal. El estudio fue realizado entre setiembre de 2001 y marzo de 2005 en la provincia rural de Limpopo en Sudáfrica.

Las mediciones de resultado incluyeron las experiencias del año pasado de violencia de compañero íntimo extraídas del instrumento de estudio de Violencia contra la Mujer de la Organización Mundial de la Salud y nueve indicadores de empoderamiento de la mujer medidos en torno a tres dominios: 1) poder interior; 2) poder para; y 3) poder con.  Los nueve indicadores que usaron para medir estas tres áreas de empoderamiento fueron:

  • Poder interior: confianza en sí misma, confianza financiera y desafío a las normas de género.
  • Poder para: la autonomía en la toma de decisiones, contribución doméstica percibida, comunicación doméstica y relación de pareja
  • Poder con: pertenencia a un grupo social y acción colectiva

Además del resultado principal de reducir la violencia de compañero íntimo, se midieron otros dos indicadores de resultado en virtud de su correlación con las experiencias de violencia:

  • Experiencia de conducta controladora del pasado año
  • Actitudes progresivas del compañero íntimo hacia la violencia

También se recolectaron datos cualitativos sobre los cambios que suceden dentro de las relaciones íntimas y la comunidad a través de grupos de discusión dirigidos, los que contribuyeron de forma significativa a comprender los matices detrás de las cifras. Por ejemplo, las discusiones revelaron que no existía un equivalente para el término “empoderamiento”. Más bien, las mujeres usaban frases tales como “la capacidad de reclamar poder personal y usarlo para cambiar para mejor”, observando que “se puede tener dinero y aún no estar empoderada" Las respuestas cualitativas también destacaron que las reducciones en la violencia resultaron de una gama de respuestas que posibilitaron que las mujeres desafiaran la aceptabilidad de tal violencia, esperaran y recibieran un mejor tratamiento por parte de sus parejas, dejaran relaciones violentas, dieran apoyo material y moral a aquellas que padecían abuso, movilizaran a grupos comunitarios nuevos y existentes y despertaran la conciencia sobre la violencia de género y VIH.

Para ver la metodología de evaluación, materiales de intervención, cuestionarios (línea de base y seguimiento) para jóvenes, mujeres y hogares, e informes de investigación de IMAGE visite el sitio web Intervention with Microfinance for AIDS & Gender Equity (Intervención con Microfinanciación para el SIDA y la Equidad de Género) de la Universidad de Witwatersrand, Johannesburgo.

Stepping Stones (Escalones), Sudáfrica

Stepping Stones es una intervención basada en la comunidad dirigida a prevenir el VIH a través de relaciones más equitativas en cuanto al género y más comunicativas.  Iniciado por Alice Wellbourne en Uganda, el programa ha sido adaptado para más de 17 situaciones y traducido por lo menos a 13 idiomas para ser usado en más de 40 países (Jewkes, Nduna, Levin, Jama, Dunkle, Word, Koss, Puren y Duvvury, 2007).  Aunque el programa no se propuso explícitamente reducir la incidencia de la violencia de pareja, una evaluación del programa en Sudáfrica demostró que el programa sí redujo la violencia contra la mujer.

En Sudáfrica, Stepping Stones, utilizó un ensayo de control al azar para evaluar la eficacia de esta bien conocida herramienta educativa para prevenir la violencia y el VIH. Se realizó un ensayo aleatorizado y controlado por conglomerados (ECAC) en 70 pueblos en Sudáfrica rural para evaluar el impacto de Stepping Stones, una intervención del comportamiento implementada en 35 comunidades en dos talleres de 20 hombres y 20 mujeres en cada comunidad. Las personas en las comunidades de control asistieron a una única sesión sobre VIH y sexo seguro.

El impacto fue evaluado a través de dos encuestas de cuestionario en intervalos de 12 meses. El resultado primario fue la incidencia del VIH. Los resultados secundarios incluyeron cambios en el conocimiento, actitud y conductas sexuales, incluyendo la violencia de género. Se realizó una investigación cualitativa con 10 hombres y 10 mujeres de dos emplazamientos que reciben la intervención (uno rural y uno urbano) y cinco hombres y cinco mujeres de un pueblo en el brazo de control. Fueron entrevistados individualmente tres veces antes de los talleres y luego entre 9 y 12 meses más tarde.

Este es el tercer ensayo aleatorizado y controlado a ser realizado en África subsahariana que evalúa una intervención del comportamiento usando la incidencia de VIH como un resultado primario. Reviste particular interés dado que la intervención de Stepping Stones es usada en muchos países en desarrollo. Existe una buena comparabilidad de línea de base entre los grupos de estudio, y los datos de proceso (monitoreo) de los talleres sugirieron que las intervenciones fueron factibles e implementadas de forma adecuada.

Las áreas de cambio que son medidas (en la línea de base, 12 meses y 24 meses) en la evaluación de Stepping Stones se relacionan con estas áreas principales:

  • Conocimiento de la salud reproductiva y VIH y actitudes hacia el VIH, uso de preservativos y relaciones de género;
  • Embarazo y niños;
  • Pareja masculina (incluyendo el control de la relación);
  • Relación y violencia;
  • Conducta sexual;
  • Estado de salud mental;
  • Uso de sustancias; y
  • La relación de la persona con su comunidad.

La sección sobre violencia incluye preguntas generales y preguntas relacionadas específicamente con el abuso emocional, el abuso físico, el abuso sexual y el abuso por parte de alguien que no es la pareja.

Vea el sitio web de Stepping Stones por más información sobre el programa, adaptaciones del programa, recursos y evaluaciones.

Por un resumen de la evaluación en Sudáfrica, vea el resumen de políticas del Medical Research Council.

SASA!, África Oriental

SASA! es una metodología desarrollada por Raising Voices para abordar el vínculo entre la violencia contra la mujer y el VIH/SIDA. Documentado en un Kit para Activistas, fácil de usar, tiene el objetivo de inspirar, hacer posible y estructurar la movilización comunitaria efectiva para prevenir la violencia contra las mujeres y VIH/SIDA.

SASA!  usa cuatro estrategias: Activismo local, medios de comunicación y promoción, materiales de comunicación y capacitación para alcanzar a diversas personas de diversas formas e incluye una variedad de herramientas de monitoreo para ayudar a las organizaciones a evaluar y reflexionar sobre sus esfuerzos en la comunidad.  Las herramientas, diseñadas para las organizaciones activistas son simples pero sin embargo proveen información significativa para retroalimentar en el diseño del programa para hacer que la implementación de SASA! sea más fuerte y efectiva.

La metodología de SASA! indica que el cambio sucede en etapas, y comienza con la sensibilización, preparación para la acción, implementación y mantenimiento del cambio.  Por lo tanto han desarrollado un conjunto de indicadores para cada etapa de la estrategia, que miden los cambios en:

>Las actitudes hacia la violencia y relaciones de género

>El conocimiento sobre el daño que la violencia y las relaciones de poder desiguales pueden causar en una familia y una comunidad

>Las aptitudes que hacen posible que los activistas se transformen en agentes de cambio en sus vidas y sus comunidades

>Conductas, a nivel personal y/o familiar, y a nivel comunitario

Cada una de esas dimensiones sería medida periódicamente, por ejemplo, cada 6 meses, usando herramientas simples tales como una encuesta rápida de activistas y miembros de la comunidad, y sesiones de reflexión sobre el progreso del trabajo.  Además, el programa ha instalado un sistema de monitoreo por el cual el personal de ONG proporcionará retroalimentación y respaldo a los activistas de la comunidad, y al mismo tiempo documentará los cambios en la forma en que las personas están hablando sobre los temas del programa (por ejemplo, ¿la mayoría de las personas piensan que las mujeres merecen ser golpeadas o no?)

Estas herramientas no suministran datos que puedan ser usados para medir el impacto, pero sí proporcionan información poderosa y significativa a los activistas de la comunidad y personal del programa, y complementan los hallazgos de estudios más rigurosos, tales como el estudio de impacto de SASA!

En 2007, Raising Voices, el Center for Domestic Violence Prevention (Centro para la Prevención de Violencia Doméstica - CEDOVIP), el Gender Violence and Health Centre del  London School of Hygiene and Tropical Medicine,  la Universidad Makerere y PATH colaboraron para diseñar y llevar a cabo un estudio para evaluar la eficacia de la iniciativa de movilización comunitaria de SASA! en Uganda. Este estudio proporcionará pruebas sobre el posible rol e impacto del enfoque de SASA! al abordar la desigualdad de género, la violencia contra la mujer y el VIH/SIDA, y es una de las pocas evaluaciones de impacto rigurosas que está siendo realizada sobre los esfuerzos de movilización comunitaria concentrándose en la violencia y el VIH.

Los objetivos específicos del estudio son:

  • Evaluar el impacto de tres años del programa en el equilibrio de poder en las relaciones; experiencia del año pasado / comisión de violencia de pareja; y conductas de riesgo de VIH por parte de los hombres y las acciones en respuesta a la violencia por parte de las mujeres;
  • Investigar los procesos y los caminos causales a través de los cuales los niveles de violencia de género y conductas de VIH son promulgadas y cambian con el transcurso del tiempo, incluyendo el impacto de la participación activa en la intervención sobre los voluntarios de la comunidad y otras personas de recursos que trabajan habitualmente en la intervención.
  • Documentar el proceso de implementación del programa SASA!, y los costos económicos de la entrega del programa;
  • Usar los hallazgos de la investigación para informar los métodos para monitorear la réplica futura de la metodología de SASA!

Lo que es especialmente útil sobre este estudio es que mientras el objetivo principal es medir el impacto de SASA! usando métodos rigurosos, también tiene por objetivo desarrollar herramientas que puedan ser usadas por otros grupos para planificar, monitorear y evaluar sus propias intervenciones comunitarias.

Para evaluar el impacto de SASA! las encuestas que miden el conocimiento, actitudes, competencias y conductas de hombres y mujeres en la comunidad están siendo realizadas en emplazamientos donde el programa está siendo implementado así como en comunidades de control comparables que no están recibiendo la intervención, en la línea de base antes de la implementación y una vez más tres años después de su inicio. Además de la investigación cuantitativa, la investigación cualitativa complementaria está explorando cómo la dinámica de las relaciones, violencia contra las mujeres y conductas VIH pueden cambiar con el transcurso del tiempo, incluyendo el impacto de la intervención en los activistas de la comunidad, líderes y proveedores de servicios. Las discusiones de grupos de enfoque arrojan una luz sobre las respuestas de la comunidad al programa y experiencias sobre la promoción de relaciones no violentas. La recolección de datos cualitativos está siendo realizada dos veces al año e incluye discusiones de grupos de enfoque y entrevistas en profundidad con voluntarios de la comunidad, líderes locales, policía y trabajadores de la salud.

Los hallazgos del estudio de línea de base de 2008 y las discusiones de grupos de enfoque destacaron altos niveles de violencia y normas de género dañinas profundamente arraigadas. Casi la mitad de las mujeres que están casadas actualmente o alguna vez lo estuvieron informaron que habían padecido violencia física o sexual de su pareja y la mitad de los hombres informaron haber usado una o más formas de conducta controladora con sus parejas en el pasado año.

Vea la sección de SASA! en el sitio web de Raising Voices por más información sobre el programa y sobre el proceso de evaluación.

Herramientas Ilustrativas de Monitoreo y Evaluación:

En los años recientes, los investigadores han estado experimentando con el desarrollo de métodos rigurosos para poder demostrar la eficacia de estos enfoques comunitarios. Las herramientas a continuación provienen de los programas mencionados anteriormente.

SASA!

  • Fase de planificación: SASA! incluye dos herramientas que ayudan a las organizaciones a pensar en una estrategia.

>El formulario de fase de planificación proporciona un panorama general de las actividades planificadas para esa fase y esboza las correspondientes estrategias, resultados, círculos de influencia y/o grupos específicos, alcance y exposición anticipada, marco cronológico y personas responsables.

>El formulario de planificación de estrategia posibilita a los miembros responsables de cada estrategia específica que desglosen aún más sus actividades y se aseguren una planificación integral. Incluye las actividades, resultados, grupos específicos, marco cronológico, plazo, personas responsables y recursos requeridos.

  • Fase de monitoreo: SASA! incluye una variedad de herramientas de monitoreo para ayudar a los equipos a llevar un control del proceso y progreso a lo largo del camino que puedan ser usados por activistas, partes interesada y ONG.

>El formulario de informe de actividad es completado luego de cada actividad y captura los detalles de la actividad, incluyendo quiénes asistieron, cuántas personas asistieron, éxitos, desafíos y respuestas que pueden ser utilizados para planificar y mejorar las actividades de seguimiento.

>La herramienta de seguimiento de resultado de actividad facilita el seguimiento del progreso de resultados claves para cada fase. El seguimiento es realizado por medio de la observación de actividades y la clasificación del grado de resistencia o aceptación de los miembros de la comunidad que participan.  Está diseñado para ser flexible para atender grupos de diferentes capacidades que usan SASA! y puede ser adaptada fácilmente para esfuerzos similares.

>El informe de resumen de estrategia es un resumen general de los formularios de informe de actividad que pueden ser completados al final de cada trimestre o fase dependiendo del marco de monitoreo de la organización. Ofrece una imagen rápida a simple vista de las actividades realizadas en el transcurso del período de tiempo y que luego se introducen en los informes de final de fase.

  • Fase de Evaluación: SASA! incluye dos tipos principales de ejercicios de evaluación. Estos ejercicios deben ser realizados antes de la intervención del programa y una vez más al final de la intervención del programa.

>Los diálogos de evaluación son un método cualitativo para reunir información de miembros de la comunidad selectos, similar a las discusiones de grupo, con una guía de preguntas preparadas para facilitar la sesión.

>Las encuestas de evaluación rápidas son herramientas para reunir datos que ayudan a comprender y evaluar el cambio en el conocimiento, actitudes, destrezas y comportamientos de los miembros de la comunidad.

Las herramientas SASA! emplean una combinación de métodos cuantitativos, tales como una encuesta rápida que pueden ser implementados en las comunidades para medir los cambios en las actitudes y comportamientos así como métodos cualitativos tales como el mapeo participativo, la narración de cuentos, y nuevas herramientas tales como el método “cambio más significativo”.

 

Escala de equidad de género para hombres (GEM, por sus siglas en inglés) para evaluar las normas y comportamientos entre los hombres jóvenes en Brasil e India

Se han implementado o evaluado sistemáticamente pocas intervenciones para promover normas y comportamientos de equidad de género entre hombres jóvenes, y se sabe relativamente poco sobre cómo medir mejor los cambios en las normas de género, violencia y su efecto en los comportamientos de protección y riesgo de VIH/ITS.

Para atender estas lagunas, el Programa Horizons y el Instituto Promundo a través de su Programa H examinó la eficacia de las intervenciones diseñadas para mejorar las actitudes de los hombres jóvenes hacia las normas de equidad de género, incluyendo la violencia de género, y para reducir el riesgo de VIH/ITS.

Evaluación GEM de Brasil: Establecido en Río de Janeiro en 2001, el estudio comparó el impacto de las diferentes combinaciones de las actividades del programa implementado en tres comunidades diferentes, de bajos ingresos, pero bastante homogéneas.  Una de las formas de intervención fueron sesiones de educación de grupo interactivas para hombres jóvenes dirigidas por facilitadores masculinos adultos. La otra fue una campaña en toda la comunidad para promover el uso de preservativos, usando mensajes de igualdad de género que reforzaron aquellos promovidos en las sesiones de educación de grupo. Un grupo de hombres jóvenes de 14 a 25 años de edad fue seguido en el transcurso del tiempo en cada comunidad.

Para evaluar el impacto del programa, los investigadores del Programa Horizons desarrollaron y validaron la Escala de Equidad de Género para Hombres (GEM) con una muestra de hogar representativa.   La Escala GEM, que mide actitudes hacia normas de género, incluye puntos en cinco áreas claves: (1) violencia, (2) sexualidad y relaciones sexuales, (3) salud reproductiva y prevención de enfermedad, (4) tareas domésticas y cuidado de niños y (5) homofobia y relaciones con otros hombres. Se seleccionaron veinticuatro (24) puntos, 17 de los cuales componen la subescala de normas de género “no equitativas”, abordando normas que han sido consideradas más “tradicionales” y 7 que componen la subescala “equitativa”. Las respuestas fueron categorizadas y calificadas como “menos equitativas”, “moderadamente equitativas” y “más equitativas” y cotejadas con el puntaje integral.

Los cambios en las actitudes a lo largo del tiempo también fueron analizados a efectos de correlacionarlas con otros resultados. Se creó una variable para reflejar los cambios en los puntajes de los encuestados de GEM. Si el puntaje de un encuestado aumentó después de la intervención, fue reflejado como un cambio positivo, si permaneció igual o disminuyó, fue reflejado como sin cambio o un cambio negativo.

Vea el resumen de la evaluación, disponible en inglés.

Vea la escala GEM en inglés, español y portugués.

 

Evaluación GEM de India: En la India, el Programa Horizons, CORO para la alfabetización, MAMTA y el Instituto Promundo desarrollaron y condujeron una intervención de cambio de conducta, Yaari-Dosti, basado en el Programa H implementado en Brasil.  El equipo condujo una investigación para examinar la eficacia de las intervenciones para mejorar las actitudes de los hombres jóvenes hacia los roles de género y las relaciones sexuales y para reducir los comportamientos de riesgo de VIH y violencia de pareja.  Establecido en áreas urbanas de Mumbai, el estudio examinó el impacto de las diferentes combinaciones de actividades de intervención sobre la adhesión de hombres jóvenes a las normas de género no equitativas, comportamientos de riesgo de VIH/ITS y violencia de pareja.

Las actitudes hacia las normas de género de los hombres jóvenes fueron evaluadas usando una versión de la Escala de Equidad de Género para Hombres (GEM) adaptada al contexto de la India con el agregado de puntos específicos, por ejemplo, “Un hombre está felizmente casado sólo si su esposa trae una dote grande”, y “Una mujer no necesitaría pedir permiso a su esposo para visitar a sus padres/familia”.

Vea el resumen de la evaluación, disponible en inglés.

 

IMAGES- Encuesta Internacional sobre Hombres y Equidad de Género

El Instituto Promundo y el Centro Internacional de Investigación sobre la Mujer (ICRW por sus siglas en inglés) desarrollaron la Encuesta Internacional Hombres y Equidad de Género (IMAGES por sus siglas en inglés) para fortalecer el entendimiento de los comportamientos y actitudes de los hombres, y los cambios en esas actitudes y comportamientos. El objetivo principal de la encuesta es informar, impulsar y monitorear el desarrollo de políticas para promover la igualdad de género comprometiendo a los hombres y mujeres con tales políticas.

IMAGES es una de las encuestas más exhaustivas desarrollada en sobre este tema y ha procurado incorporar los instrumentos más recientes sobre género, calidad de vida, antecedentes de violencia en la niñez, indicadores de salud, violencia de género, dinámica de género familiar, y paternidad. En algunos países, IMAGES está actuando como un instrumento de línea de base para hacer una apreciación de las actitudes y comportamientos de los hombres y mujeres sobre estos temas claves antes de la implementación de la política principal e iniciativas del programa.

Los objetivos específicos de la encuesta son:

>Evaluar los comportamientos y actitudes actuales de los hombres en una amplia gama de temas en cuanto a que se relacionan con la igualdad de género incluyendo la paternidad y cuidados (tiempo dedicado a cuidar a los hijos y otras personas en el hogar), uso de violencia en relaciones íntimas y sexuales (sexual, física y psicológica), equilibrio de la vida laboral y familiar, uso de servicios de salud, negociación/comunicación con la pareja sobre el tamaño de la familia y relaciones sexuales, entre otros:

>Comparar estos resultados con las actitudes y comportamientos de las mujeres sobre los mismos temas;

>Evaluar el conocimiento de los hombres sobre las políticas que han procurado promover la equidad de género y sus actitudes hacia las mismas (por ejemplo, empleo y cuotas de participación política para mujeres, empoderamiento económico de las mujeres, establecimiento de la paternidad, violencia de género, entre otras) y explorar en la medida de lo posible las ideas de los hombres sobre qué políticas y cambios en las políticas existentes ellos piensan que los ayudarían a participar aún más en la equidad de género; y

>Explorar los factores que pueden explicar la variación en los comportamientos de los hombres en su vida familiar y relaciones sexuales, incluyendo las experiencias de violencia de la niñez, normas de género en la familia de origen, estrés, migración y desempleo, entre otros.

La Encuesta IMAGES para hombres está disponible en inglés y portugués.

La Encuesta IMAGES para mujeres está disponible en inglés y portugués.

Recursos Adicionales para la Evaluación:

Measures for the Assessment of Dimensions of Violence against Women: A Compendium (Flood, 2008). Disponible en inglés.

Somos Diferentes, Somos Iguales, Sexto Sentido (Puntos de Encuentro). El informe de evaluación está disponible en inglés y español.

Soul City 4 Evaluation Media Campaign Monitoring and Evaluation Materials. Disponible en inglés.

SASA! Tips Booklet - Strengthening Your Activism: Skills for Preventing Violence against Women and HIV Infection (Raising Voices, 2009). Disponible en inglés.

Good Schools Toolkit (Raising Voices, 2009). Disponible en inglés.

Incorporating Evaluation into Media Campaign Design (Institute for Health and Development Communication, Sudáfrica).  Disponible en inglés.

Lessons in Evaluating Communications Campaigns: Five Case Studies (Communications Consortium Media Center/ Harvard Family Research Project, 2003). Disponible en inglés.