ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Normas para la Prestación de Servicios Médicos

  • A fin de poner en práctica todos estos principios, es fundamental que los responsables de las políticas, los administradores de servicios sanitarios y los trabajadores de la salud comprendan el modo en que se superponen y se relacionan con la prestación de servicios para supervivientes. A continuación se detallan algunos ejemplos.

 

PRINCIPIO BÁSICO

NORMAS ESPECÍFICAS DEL SERVICIO

Derecho a la privacidad

  • Garantizar la privacidad durante toda conversación entre la superviviente y el proveedor o la recepcionista, a fin de que ninguna persona en la sala de espera o las zonas adyacentes pueda escuchar.  En un entorno de bajos recursos en que no se dispone de este tipo de espacio, pueden adoptarse medidas creativas como ir con el cliente a otra parte del centro o a un patio al aire libre. 
  • Sistemas y capacitación del personal para garantizar la privacidad de las pacientes adolescentes de modo que, en caso de ser necesario, los familiares no se enteren del motivo de la visita.

Derecho a la confidencialidad

  • No debe divulgarse ningún dato sobre la superviviente sin su consentimiento fundamentado. Todos los miembros del personal deberían estar capacitados para respetar la confidencialidad y los servicios deberían tener una política al respecto. Deberían adoptarse medidas rigurosas para que los miembros del personal analicen los casos con otros proveedores únicamente cuando sea estrictamente necesario y en privado.
  • Poner en práctica medidas para garantizar la confidencialidad de la información sobre los pacientes. 

Derecho a elegir/autonomía

  • El examen o cualquier tipo de prueba deberían realizarse con el consentimiento fundamentado de la víctima. El principio de autonomía requiere que las supervivientes reciban atención médica sin antes estar obligadas a interactuar con ningún otro servicio o como condición previa al tratamiento. No debe remitirse su nombre a ningún otro organismo, incluidos ONG, asistentes sociales o investigadores, a menos que estén de acuerdo. En algunos contextos en que es obligatorio presentar una denuncia o cuando la víctima o superviviente es una niña y debe ser protegida por los organismos, muchas veces de familiares, evidentemente la autonomía es más limitada (extraído de Jewkes, 2006). También es importante informar a la mujer sobre los mandatos judiciales a fin de ayudarla a planificar la seguridad.

No discriminación/ equidad

  • Garantizar que todas las personas que solicitan asistencia reciban el mismo nivel de cuidado.
  • Garantizar que los programas de salud estén adaptados a los grupos de edad y los diferentes subgrupos para permitir el acceso amplio en diversos contextos, entre otros en relación con la diversidad geográfica, cultural y lingüística.
  • Garantizar que se ofrezca una gama de opciones de apoyo que tengan en cuenta las necesidades específicas de las mujeres que se enfrentan con formas múltiples de discriminación (Naciones Unidas, 2006a).

Dignidad/

idoneidad

  • Garantizar la disponibilidad de examinadoras médicas cuando sea necesario y promover la integridad física durante los exámenes.
  • Recordar a las supervivientes que la violencia no es culpa suya y que no debe tolerarse el abuso (Carreta, 2008).
  • Garantizar el acceso a la planificación de la familia, a los anticonceptivos y, si es legal, al aborto en condiciones seguras (OMS, 2008).
  • Garantizar la confidencialidad y comodidad mediante salas de espera, cuartos de baño y aseo y salas de examen privados (Jewkes, 2006).

Accesibilidad

  • Garantizar que los servicios para las supervivientes y las iniciativas de prevención sean gratuitas. (Schechtman, 2008; Claramunt y Cortés, 2003).
  • Garantizar que la ubicación de los servicios sea accesible o proporcionar transporte.
  • Garantizar vínculos con la comunidad, especialmente a través de organizaciones comunitarias y ONG. Determinar formas adecuadas de informar a los miembros más marginados de la comunidad sobre la disponibilidad de servicios (Jewkes, 2006).
  • Garantizar que las supervivientes puedan ser atendidas por personal sanitario de su mismo sexo.

Seguridad

  • Garantizar que se dé prioridad primordial a la seguridad de la superviviente (García-Moreno, 2002 b), así como a la seguridad del personal, y promover un ambiente de trabajo que no minimice ni niegue los posible riesgos de seguridad (Consejo de Europa, 2008a).  Realizar evaluaciones de la seguridad y planificar la seguridad.

No infligir daños

  • Dar prioridad al bienestar de las supervivientes y la prestación de servicios antes que a la recolección de datos o cualquier otro objetivo secundario. 

Eficacia/

eficiencia

  • Garantizar que los proveedores de servicios estén capacitados, tengan en cuenta las cuestiones de género, reciban formación permanente y realicen su labor de acuerdo con directrices, protocolos y códigos de ética claros (Naciones Unidas, 2006a).
  • Garantizar que las políticas y los programas de salud se basen en datos empíricos.
  • Vigilar y evaluar la prestación de los servicios, promoviendo la participación de las usuarias.
  • Garantizar la coordinación entre los agentes multisectoriales. Todos los sectores deben llegar a un acuerdo sobre el conjunto de pruebas de agresión sexual que se reunirá, las cadenas de pruebas y la utilización de formularios normalizados (Jewkes, 2006).