ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Leyes y prácticas consuetudinarias que entran en conflicto con las leyes oficiales

Quienes redactan las leyes deben tomar medidas para garantizar que las leyes y prácticas consuetudinarias no toleran ni permiten el matrimonio forzado y de niños. Muchos países tienen distintos ordenamientos jurídicos, y en ellos pueden coexistir sistemas jurídicos oficiales, consuetudinarios e incluso consuetudinarios autorizados por el Estado. Entre estos sistemas pueden producirse contradicciones, tanto en las leyes escritas como en su aplicación. A la vez que un sistema puede proteger a las mujeres frente a la discriminación, otro puede entrar en conflicto con la ley o la práctica y discriminarlas. Las leyes deben resolver las contradicciones entre el ordenamiento jurídico oficial y el consuetudinario de modo que se respeten los derechos humanos de las supervivientes y los principios de igualdad de género. Véase: Manual de la ONU, pág. 15. Los legisladores deben velar por que las leyes de rango superior incluyan la divulgación entre dirigentes locales y tradicionales a fin de facilitar la aplicación de estas garantías. Las leyes deben garantizar que la utilización de un mecanismo judicial consuetudinario no impida que la víctima acceda al sistema judicial oficial.

(Véase: Prácticas nocivas)

Prácticas prometedoras: Las fetuas, o dictámenes jurídicos islámicos, son pronunciadas por especialistas autorizados para dictar sentencias con arreglo a la ley islámica. En 2001, dos jueces del Tribunal Superior de Bangladesh declararon ilegal que las autoridades dictasen fetuas, salvo que se tratase de un tribunal. La prohibición provocó reacciones violentas generalizadas, pero contó con el respaldo de organizaciones de mujeres, que consiguieron apoyo la decisión en todo el mundo. Véase: Negociando la cultura: Intersecciones de cultura y violencia contra las mujeres en Asia y Oceanía (en inglés), Mishra, 2006, pág. 31.

 tema anterior Inheritance laws