ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Principios del enfoque basado en los derechos humanos

  • Un enfoque basado en los derechos humanos tiene por objeto analizar las causas subyacentes de los problemas y abordar las prácticas discriminatorias que contribuyen a la violencia contra la mujer y afectan la capacidad de las supervivientes para acceder a la asistencia. El enfoque:
    • Integra estas normas y principios en los planes, las políticas, los servicios y los procesos relacionados con la violencia contra la mujer.
    • Es multisectorial e integral.
    • Incluye la participación de muchos interesados (el gobierno y la sociedad civil).
    • No puede aplicarse aisladamente sin tener en cuenta las normas y los valores políticos jurídicos, sociales y culturales imperantes.
    • Debe estar destinado a empoderar a las supervivientes y sus comunidades.

 

  • Un enfoque basado en los derechos humanos requiere que los proveedores satisfagan las necesidades de las mujeres y las niñas afectadas por la violencia de conformidad con las responsabilidades y obligaciones jurídicas y morales. Todos los agentes del sector de la salud, desde los funcionarios gubernamentales del ministerio de salud hasta los trabajadores comunitarios de la salud, son “garantes de derechos” y tienen la obligación de alentar, empoderar y prestar asistencia a los “titulares de derechos” (es decir, las mujeres y las niñas) para que reclamen sus derechos. Un enfoque basado en los derecho humanos para abordar la violencia contra la mujer requiere que todos los agentes que elaboran y prestan servicios de salud:
  •  
    • Evalúen la capacidad de los titulares de derechos para reclamar sus derechos y determinen las causas inmediatas, subyacentes y estructurales de la no realización de los derechos. Por ejemplo, determinar los obstáculos que impiden el acceso de las mujeres y las niñas a los servicios de salud en casos de violencia y eliminar esas barreras por medio de mejor legislación relativa a la respuesta del sector de la salud a la violencia contra las mujeres y las niñas, programas de salud amplios e integrados y divulgación comunitaria destinada a las mujeres y las niñas.
    • Evalúen la capacidad y las limitaciones de los garantes de derechos (el personal de atención de la salud, la policía y la fiscalía) para cumplir con sus obligaciones de acuerdo con las normas, las leyes y los acuerdos nacionales e internacionales.
    • Formulen estrategias para fomentar la capacidad y superar las limitaciones de los garantes de derechos, por ejemplo mediante la capacitación del personal y la supervisión.
    • Vigilen y evalúen los resultados y los procesos guiados por las normas y los principios de derechos humanos y garanticen la rendición de cuentas nacional.
    • Garanticen que los programas se basen en las recomendaciones de los  órganos y mecanismos internacionales de derechos humanos.