ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Exámenes forenses las 24 horas

  • Los protocolos de los centros de atención deben especificar qué servicios de medicina forense proporcionan. Los servicios clave para atender una agresión sexual incluyen: tratamiento de lesiones, conservación de evidencia, prevención de embarazo no deseado e infecciones de transmisión sexual, y orientación psicológica (Welch y Mason, 2007).
  • Los servicios forenses deben tener un tiempo de espera mínimo, se les debe dar prioridad, deben contar con profesionales capacitadas y acreditadas que tengan una cantidad mínima de exámenes para mantener su nivel de idoneidad en la recolección de evidencia, documentación de la agresión, y tratamiento de las necesidades emocionales de las sobrevivientes (Ledray, 1999).  Siempre que sea posible, el examen debe ser realizado por una mujer ya que la mayoría de las sobrevivientes prefieren ser examinadas por una mujer (Welch y Mason, 2007).
  • Las mujeres pueden decidir no seguir el procedimiento legal inmediatamente, por lo tanto, los examines forenses deben estar disponibles con la opción de mantener la evidencia forense archivada en un sobre cerrado por si la mujer decide hacer la denuncia más adelante.
  • Los certificados médicos deben expedirse en forma gratuita. Los lineamientos de la OMS recomiendan que los certificados médicos tengan hasta 20 años de validez, para el caso que la mujer decida reclamar compensación o hacer una denuncia penal en una fecha posterior.
  • Los exámenes forenses deben seguir los principios orientadores de prestar atención sanitaria a las sobrevivientes.  En especial, las mujeres pueden temer ser víctimas de represalias si inician un proceso legal, por lo tanto la confidencialidad en torno a los exámenes forenses reviste suma importancia.  En los Estados Unidos, para cumplir con este requisito, hay disponibles pruebas de violación anónimas en todo el país. La prueba de virginidad nunca debe ser parte del examen forense, ya que viola los derechos y la autonomía de la sobreviviente.
  • Estudios realizados en los EE.UU. demostraron que si la sobreviviente mira un video que describe el examen forense de agresión sexual, se puede reducir el estrés que le produce el mismo en el momento en que se lleva a cabo. (Martin, 2007).
  • También se debe proporcionar información escrita a las sobrevivientes para reforzar la información que reciben durante su examen médico. Algunas sobrevivientes pueden estar en estado de shock en el momento del tratamiento inicial y por lo tanto pueden no asimilar en su totalidad toda la información que el examinador forense comparte en forma oral. La información escrita puede incluir:
    • Qué implica un procedimiento de examen físico;
    • Los riesgos de una agresión sexual para la salud y la necesidad de realizar pruebas y seguir un tratamiento;
    • Riesgos de VIH;
    • Tipos de tratamientos y efectos secundarios;
    • Prevención del embarazo;
    • Impacto psicológico y estrategias para sobrellevarlo;
    • Apoyo adicional después de una agresión sexual: servicios comunitarios y/o líneas telefónicas de ayuda.

 (Extraído/adaptado de: Jewkes, R., 2006. “Paper for Policy Guidance: Strengthening the Health Sector Response to Sexual Violence”, inédito.)

 

Herramientas ilustrativas:

Guidelines for Medico-legal Care for Victims of Sexual Violence (Directrices para la asistencia médico-legal de las víctimas de violencia sexual) (Organización Mundial de la Salud, 2003); ver “Forensic Specimens” (pp. 57-63).  Disponible en inglés.

A National Protocol for Sexual Assault Medical Forensic Examinations: Adults/Adolescents (United States Department of Justice Office on Violence Against Women, 2004). Available in English.

The Sexual  Assault Forensic Examiner Coordinator's Handbook (Manual para coordinadores de examinadores forenses de agresión sexual) (SAFE por sus siglas en inglés) (Carman, R., 2010).  Diseñados para coordinadores de SAFE,  examinadores, y profesionales del departamento de emergencias, como personal de enfermería, trabajado social, y médico. Este manual de preguntas y respuestas utiliza estudios de caso y otras herramientas prácticas para proporcionar orientación concreta relativa a todos los aspectos operativos del programa SAFE. Disponible en inglés.

Sexual assault nurse examiner (SANE) development & operations guide (Guía de desarrollo & operaciones para personal de enfermería examinador de agresión sexual - SANE) (Ledray, L. 1999). Washington DC: Office for Victims of Crime, U.S. Department of Justice. Disponible en inglés.

Clinical care for Sexual Assault Survivors (Atención clínica para sobrevivientes de agresión sexual) (International Rescue Committee, 2009). Disponible en inglés.

 

Recursos adicionales:

Forensic Evidence for Sexual Assault: A South African Perspective (Pruebas forenses de agresión sexual: una perspectiva sudafricana) (Martin, L. 2001). International Journal of Gynecology and Obstetrics 78 (Suplemento 1), pp. S105-S110.

Rape and Sexual Assault (Violación y agresión sexual) (Welch, J. y Mason. F., 2007). BMJ; 334, pp. Disponible en inglés.