ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Establecer un marco de monitoreo y evaluación para los niveles de actividad de los servicios y la calidad de la atención

  • El monitoreo y la evaluación continua de la calidad de los servicios son factores clave para mejorar la calidad de la atención y se describen en gran detalle en la sección monitoreo y evaluación de este módulo.  Los protocolos de las agencias sobre los roles y estándares de la prestación de servicios deben ser usados como base de las estrategias de monitoreo y evaluación. Todos los esfuerzos de monitoreo y evaluación deben ser sistemáticos y estructurados, deben usar procedimientos e indicadores de impacto, y se deben desarrollar herramientas que serán usadas de forma estandarizada, en todos los servicios, para recoger datos. El monitoreo y la evaluación también implica a múltiples partes interesadas, especialmente las sobrevivientes (Jewkes, 2006).
  • Se identificarán personas con suficiente rango y autoridad para supervisar los procesos de monitoreo y evaluación. Estas personas deben estar preparadas para investigar y hacer frente a los problemas para mejorar la calidad de los servicios. Los profesionales de la salud pueden necesitar capacitación y otro tipo de apoyo para ingresar e interpretar los datos. La información sobre los resultados del monitoreo debe ponerse a disposición de todo el personal competente (Jewkes, 2006).
  • Para asegurar que el monitoreo y la evaluación sean parte de todo programa o intervención, hay que seguir ciertos pasos importantes, incluidos:
    • llevar a cabo un análisis situacional/evaluación de las necesidades antes o mientras se planifica el programa/la intervención;
    • desarrollar un marco de monitoreo y evaluación que explique cómo funcionará el programa; cómo alcanzará sus metas y objetivo, y cómo se determinará si el programa está alcanzando esas metas y contribuyendo al objetivo;
    • desarrollar un plan de monitoreo y evaluación que establezca el proceso del seguimiento del programa o intervención, y cómo será examinado o evaluado en general; y 
    • recolección de datos al comienzo (línea de base) y al final del programa (Para más información sobre estos pasos básicos, vea el módulo sobre  monitoreo y evaluación.)
  • El monitoreo y la evaluación deben observar todos los elementos del enfoque de la salud que abarca todo el sistema, incluidas las políticas, protocolos, infraestructura, insumos, idoneidad del personal para brindar apoyo médico y psicosocial, capacitación del personal y otras oportunidades de desarrollo profesional, documentación de casos y sistemas de datos, el funcionamiento de las redes de derivación y la evaluación del peligro, entre otros ítems que son relevantes en contextos y programas específicos. (Ver Heise, Ellsberg y Gottemoeller, 1999; Velzeboer et al., 2003; Bott et al., 2004.)

Recursos ilustrativos:

Para obtener información sobre el monitoreo y la evaluación de los servicios de salud y la calidad de la atención, vea la sección monitoreo y evaluación de este módulo.