ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Mujeres y niñas víctimas de trata

  • De acuerdo con el Protocolo de Palermo, por trata de personas se entiende: “la captación, el transporte, el traslado, la acogida,o recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad, o la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esa explotación incluirá, como mínimo, la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos” (Naciones Unidas 2000, Art. 3).
  • La servidumbre forzada es la característica esencial de la trata. Se estima que en el 2010 más de 12 millones de personas en todo el mundo fueron víctimas de trata (Departamento de Estado, EE.UU. 2010). La forma más común de trata es la explotación sexual, y la mayoría de las víctimas de explotación sexual son mujeres y niñas (UNODC, 2009).
  • A medida que se desarrolla cada instancia de trata, peligra la salud física y mental de la víctima. Desde la etapa anterior a la partida, al viaje, el tránsito y el destino, hasta la detención, deportación e integración o retorno y reintegración, las mujeres y las niñas pueden sufrir repetidamente de maltrato o tortura física y psicológica.
  • Las políticas y los protocolos deben asumir los riesgos en la salud de las mujeres víctimas de trata. Aunque las mujeres y las niñas se pueden presentar en cualquier servicio de salud, incluidas las salas de emergencia, los altos riesgos de salud que enfrentan hacen que sea esencial proporcionarles información, orientación y servicios.

 

  • Muchas mujeres y niñas víctimas de trata están estrechamente vigiladas y no tienen acceso a atención médica, a pesar de los serios peligros de salud que corren. Cuando el personal sanitario tiene contacto con ellas, las mujeres y las niñas víctimas de trata pueden ser reacias a revelar su situación por temor a la persecución (donde el trabajo sexual es ilegal) o la deportación, ya que a menudo su estatus en el país de acogida es ilegal (Amnesty International, 2006). Los profesionales sanitarios deben conocer, en particular, los riesgos de seguridad que corren las mujeres víctimas de trata, y deben tratar de entrevistarlas en privado, en una habitación segura, a prueba de sonido. Aún si el profesional no habla el idioma de la usuaria, no se debe recurrir a la traducción de ninguna persona que acompañe a la usuaria.
  • En todos los casos, la principal tarea del personal de salud es brindar la atención y orientación necesaria según las mismas directrices y procedimientos que para las mujeres que sufren violencia, pero con especial atención a la evaluación de seguridad y planificación de la seguridad, así como confidencialidad estricta.
  • El personal de salud también debe respetar los siguiente principios cuando atienda a mujeres víctimas de trata:

1. Seguir las recomendaciones existentes en Recomendaciones éticas y de seguridad de la OMS para entrevistar a mujeres víctimas de la trata de personas (Disponible en armenio, bosnio, croata, inglés, japonés, rumano, ruso, español y serbio) 

2. Considerar todo contacto con personas víctimas de la trata como un posible paso hacia la mejora de su salud. Cada encuentro con una persona víctima de trata puede tener un efecto positivo o negativo en su salud y bienestar.

3. Priorizar la seguridad de las personas víctimas de la trata, de sí mismos y del personal mediante la evaluación de los riesgos y tomando decisiones en consulta y bien informadas. Tener conciencia de los temores de las personas víctimas de la trata respecto a su seguridad y los posibles riesgos que corren ellas y sus familiares.

4. Brindar atención respetuosa, equitativa, no discriminatoria por género, edad, clase social, religión, raza o etnia. La atención médica debe respetar los derechos y la dignidad de quienes son vulnerables, en especial las mujeres, la niñez, las personas pobres y las minorías.

5. Tener a disposición información para hacer derivaciones y los datos de contacto de personas de apoyo de confianza para una variedad de servicios de asistencia, incluidos refugios, servicios sociales, orientación, asistencia legal y fuerzas policiales. En caso de proporcionar información a personas que se sospecha, o se sabe, que son víctimas y que aún pueden estar en contacto con delincuentes de trata de personas, debe hacerse con discreción, por ej. con pequeños trozos de papel que pueden esconder.

6. Colaborar con otros servicios de apoyo para implementar actividades de prevención y estrategia de respuesta que sean cooperativas y apropiadas para las diferentes necesidades de las víctimas de trata.

7. Asegurar la confidencialidad y privacidad de las víctimas de trata y de sus familias. Instaurar medidas para asegurar que todas las comunicaciones con y sobre las víctimas sean tratadas con confidencialidad, y que cada víctima tenga asegurado el respeto por su privacidad.

8. Proporcionar información de forma que cada víctima de trata pueda comprenderla. Comunicar los planes, los propósitos y los procedimientos de atención con descripciones apropiadas lingüísticamente y para la edad, tomando el tiempo necesario para asegurar que cada persona entienda qué se le dice y tenga la oportunidad de hacer preguntas. Este es un paso esencial antes de solicitar el consentimiento informado.

9. Obtener el consentimiento voluntario e informado. Antes de compartir o transferir información sobre pacientes, y antes de comenzar los procedimientos de diagnóstico, tratamiento o derivación, es necesario obtener el consentimiento voluntario, y con conocimiento de causa, de la paciente. Si una paciente acepta que la información sobre su caso o el de otras sea compartida, solo proporcione la información que sea necesaria para asistir a la paciente (por ej. cuando se hace una derivación a otro servicio) o para asistir a otras (por ej. otras víctimas de trata).

10. Respetar los derechos, las opciones, y la dignidad de cada individuo por medio de las siguientes prácticas:

- Llevar a cabo entrevistas en ambientes privados.

- Ofrecer a la paciente la opción de interaccionar con personal masculino o femenino, o intérpretes. Para las entrevistas y los exámenes clínicos de las mujeres y las niñas víctimas de trata, es especialmente importante disponer de personal femenino e intérpretes mujeres.

- Tener una actitud no prejuiciada y compasiva, y mostrar respeto y aceptación por cada persona, su cultura y su situación.

- Ser paciente. No presione para obtener información si la persona no parece pronta para hablar sobre su situación o experiencia.

- Hacer solo preguntas relevantes para brindar la asistencia necesaria. No hacer preguntas solo por curiosidad, por ej. Sobre la virginidad de la persona, el dinero que pagó o que recibió, etc.

- Evitar solicitar la misma información en varias entrevistas. Cuando sea posible, pida el consentimiento de la persona para enviar la información necesaria a otros profesionales relevantes.

- No permitir el acceso a los medios de comunicación, periodistas, u otros que busquen entrevistas con víctimas de trata, sin el permiso expreso de esta. No coaccione a las usuarias a participar. Las personas en un estado de salud ‘frágil’ o en circunstancias de riesgo deben ser disuadidas de participar.

11. Evitar llamar a las autoridades, tales como la policía o los servicios de inmigración, a menos que la víctima de trata haya dado su consentimiento. Las víctimas de trata deben tener razones bien fundadas para evitar a las autoridades. Se debe intentar conversar sobre opciones viable y obtener consentimiento para tomar medidas.

12. Mantener toda la información sobre víctimas de trata en lugares seguros. Los datos y los archivos de los casos de víctimas de trata deben estar codificados y en lo posible guardados en archivos bajo llave. La información electrónica debe estar protegida con claves.

Fuente: OIM (Organización Internacional para las Migraciones). 2006. Breaking the Cycle of Vulnerability: Responding to the Health Needs of Trafficked Women in East and Southern Africa.

 

Herramientas ilustrativas:

La página web de UN.GIFT (Iniciativa mundial de las Naciones Unidas para luchar contra la trata de personas) contiene una gama completa de referencias básicas, manuales y herramientas, y noticias sobre eventos pasados y próximos sobre la trata. El enlace referente a “mejores prácticas” es especialmente útil. 

Caring for Trafficked Persons: Guidance for Health Providers (Cuidado de las víctimas de trata: guía para profesionales sanitarios) (Iniciativa mundial de las Naciones Unidas para luchar contra la trata de personas), OIM (Organización International para la Migración) y la Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical, 2009). Brinda consejos prácticos, no médicos para ayudar a profesionales de la salud a entender la trata, reconocer los problemas asociados, y considerar enfoques seguros y apropiados para brindar atención sanitaria a las víctimas de trata. La guía también es útil para satisfacer las necesidades de salud de las trabajadoras migrantes víctimas de maltrato. Las “hojas de acción” incluyen: salud sexual y reproductiva, consideraciones especiales cuando se examinan niñas, niños y adolescentes, atención con conocimiento del trauma, derivaciones seguras, atención de salud mental, discapacidades, y consideraciones médico-legales. Disponible en inglés.

Recomendaciones éticas y de seguridad de la OMS para entrevistar a mujeres víctimas de la trata de personas (Zimmerman, C. y Watts, C. 2003). Disponible en armenio, bosnio, croata, inglés, japonés, rumano, ruso, español y serbio)

Handbook on Direct Assistance for Victims of Trafficking (Manual sobre la asistencia directa para las víctimas de la trata de personas) (Organización Internacional para las Migraciones, 2007). Disponible en inglés.

Breaking the Cycle of Vulnerability: Responding to the Health Needs of Trafficked Women in East and Southern Africa (Rompiendo el ciclo de vulnerabilidad: Respuesta a las necesidades sanitarias de las mujeres víctimas de trata en África oriental y meridional) (Organización Internacional para las Migraciones, 2006). Disponible en inglés.

Manual for Medical Officers Dealing with Child Victims of Trafficking and Commercial Sexual Exploitation and Child Sexual Abuse) (Manual para personal médico tratante de menores de edad víctimas de tráfico y explotación sexual comercial y abuso sexual infantil) (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y Departamento para el Desarrollo de las Mujeres y la Niñez, Gobierno de India, Nueva Delhi, 2005). Disponible en inglés.

National Referral Mechanisms: Joining Efforts to Protect the Rights of Trafficked Persons: A Practical Handbook (Mecanismos nacionales de derivación: Unión de esfuerzos para proteger los derechos de las personas víctimas de trata: Manual práctico) (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, 2004). Disponible en albanés,  inglés, francés, ruso y turco.

Por recursos adicionales sobre la trata, busque en la base de datos de herramientas presionando sobre “tema”, y luego en explotación sexual y trata.

 tema anterior Migrantes