ESCAPE RAPIDO DE SITIO

La evaluación del nivel de conocimiento, actitudes y prácticas (CAP) de los proveedores relacionadas con la violencia contra mujeres y niñas

La información sobre el conocimiento, actitudes y prácticas de los proveedores puede ayudar a los administradores a comprender qué es lo que su personal sabe y cree sobre la violencia, qué temas deben ser atendidos durante la capacitación y qué recursos faltan en las clínicas o centros de salud. Es más, esta información puede ser usada para documentar una línea de base de modo que los programas de salud puedan medir los cambios en el conocimiento, actitudes y prácticas de los proveedores con el transcurso del tiempo.

Algunas formas de recabar información sobre el conocimiento, actitudes y prácticas de los proveedores incluye encuestas y la recolección de datos cualitativos a través de discusiones de grupo u otros métodos de participación con proveedores. Los datos cualitativos pueden proporcionar una comprensión en profundidad de las perspectivas de los proveedores. Los datos cuantitativos facilitan la medición de cambios durante el transcurso del tiempo.

Las encuestas de conocimiento, actitud y prácticas de los proveedores de atención de la salud son útiles porque:

  • Ofrecen información en cuanto a si los proveedores han conversado sobre la violencia con las usuarias, qué tan a menudo y cuándo; qué piensan los proveedores sobre cuáles son los obstáculos para el tamizaje; qué hacen los proveedores cuando descubren que una cliente ha padecido violencia; las actitudes discriminatorias o estigmatizantes de los proveedores; las actitudes hacia las mujeres que han padecido violencia; el conocimiento sobre las consecuencias de la violencia de género; y qué tipo de capacitación han recibido los proveedores en el pasado; y
  • Puede ser usada como una medida pre y post intervención.

Es mejor usar o adaptar instrumentos y preguntas ya diseñadas y validadas, que incluyen:

  • “Multi-country Study on Women’s Health and Domestic Violence against Women” de la Organización Mundial de la Salud (WHO). Esta encuesta incluye preguntas para calibrar las actitudes hacia la violencia contra las mujeres. Disponible en inglés.
  • Escala de Equidad de Género para Hombres (GEM, por sus siglas en inglés) (Horizons y Promundo). La escala mide las actitudes hacia las normas equitativas de género, proporciona información sobre las normas imperantes en una comunidad y la eficacia de los programas que esperan tener influencia sobre las mismas. Disponible en inglés, español y portugués.

  • National Community Attitudes towards Violence against Women Survey 2009 (The Victorian Health Promotion Foundation) tiene incisos que se enfocan en las actitudes hacia la violencia doméstica y la violencia sexual usando una escala de acuerdo o desacuerdo. Disponible en inglés.
  • “The Attitudes Towards Rape Victims Scale” (The Arizona Rape Prevention and Education Project). Estas escalas son instrumentos autoadministrados diseñados para evaluar las actitudes de las personas hacia las víctimas de violación más que hacia la violación en general. Disponible en inglés.
  • “The Sexual Violence Research Initiative” recopiló un paquete integral de herramientas y métodos de evaluación de programas para evaluar la prestación de servicios, conocimiento, actitudes, prácticas y comportamientos en proyectos y servicios en materia de violencia sexual. Al hacer que tales materiales estuviesen disponibles para los proveedores de servicios, administradores, investigadores, formuladores de políticas y activistas, entre otros, se esperaba que la evaluación pudiese ser incorporada más fácilmente dentro de los planes del proyecto y programa.

Los instrumentos de evaluación se extraen de artículos en publicaciones revisadas por especialistas que informan hallazgos de evaluaciones de servicios basados en la atención de la salud e intervenciones para mujeres que son víctimas o sobrevivientes de violencia sexual, escritos en inglés o español, publicados entre enero de 1990 y junio de 2005. Los instrumentos se encuentran disponibles en la sección evaluación del sitio web de la iniciativa para la investigación de violencia sexual.

Las entrevistas semi-estructuradas con proveedores de atención de la salud son útiles porque:

  • Ofrecen comprensión sobre el conocimiento, actitudes y prácticas de los proveedores; y
  • Ofrecen el potencial para trabajar más con más profundidad sobre cualquier desafío, barrera, inquietud que pueda afectar la capacidad para proporcionar atención.

Encuesta sobre el Conocimiento, Actitudes y Prácticas del Proveedor (CAP) de la Federación Internacional de Planificación de la Familia, Región Hemisferio Oeste (IPPF/WHR): Esta entrevista en persona está diseñada para hacerla a los proveedores de atención de la salud de las mujeres. Se enfoca en el conocimiento, actitudes y prácticas de los proveedores relacionadas con la violencia en las vidas de sus pacientes. Consta de aproximadamente 80 preguntas (la mayor parte cerradas) que cubren una gama de temas, que incluyen: Si los proveedores han conversado sobre la violencia con las usuarias, qué tan a menudo y cuándo; qué piensan los proveedores sobre cuáles son las barreras a los tamizajes; qué hacen los proveedores cuando identifican a un cliente ha padecido violencia; las actitudes hacia las mujeres que han padecido violencia; el conocimiento sobre las consecuencias de la violencia de género; y qué tipo de capacitación han recibido los proveedores en el pasado. Disponible en inglés y en español.

Los métodos cualitativos, de participación con personal de la clínica y unidad de salud que incluya discusiones de grupo, cuentos abiertos, mapeo, juegos de roles, diagramas de Venn y otros pueden ser útiles porque:

  • Ofrecen comprensión sobre el conocimiento, actitudes y prácticas de los proveedores; y
  • Ofrecen comprensión sobre las prácticas y normas institucionales, así como sobre la dinámica de grupo y flujo de trabajo.

Ver la sección sobre métodos cualitativos por ideas y ejemplos de lo que se puede utilizar.