ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Evaluación de la idoneidad de la infraestructura y capacidad de la clínica y unidad de salud

La mejora de la respuesta del sector salud a la violencia de género tiene repercusiones en muchos aspectos para la forma en que funciona una clínica. Por ejemplo, asegurar la atención adecuada a las mujeres que sufren violencia puede requerir espacios de consulta privados, políticas y protocolos escritos para el manejo de casos de violencia, flujo de usuarias que facilita una atención significativa, acceso a anticonceptivos de emergencia, y un directorio de recursos en la comunidad. Una forma de evaluar qué recursos existen en una clínica es hacer que un observador independiente visite la clínica y evalúe la situación mediante una observación de primera mano. Otra forma de hacer esto es que un grupo de personal complete una lista de verificación o un cuestionario autoadministrado que incluya recursos que son importantes para prestar una atención de calidad a las sobrevivientes de violencia.

Los métodos que pueden ser usados incluyen:

  • Observaciones clínicas
  • Las entrevistas confidenciales con personal clínico son una excelente fuente de información sobre la infraestructura, protocolos y capacidad de la instalación de atención de la salud. Sin embargo, ellos requieren garantías de tiempo y confidencialidad, y el personal puede no querer involucrarse en evaluaciones críticas del centro que los emplea.
  • Las listas de verificación de gestión y cuestionarios son mecanismos de monitoreo sencillos y compatibles con los recursos. Una lista de verificación de gestión puede ser utilizada para monitorear qué medidas ha tomado una institución para asegurar una respuesta adecuada para las mujeres que padecen violencia de género.
  • Revisión de protocolos y políticas


Ejemplo de Lista de Verificación para el Monitoreo de Elementos Clave Mínimos de Atención de Calidad de la Salud de Mujeres Víctimas y Sobrevivientes de Violencia de Género

Todas las organizaciones de salud tienen una obligación ética de evaluar la calidad de la atención que proporcionan a todas las mujeres, ya sea a través de evaluaciones completas y/o actividades de monitoreo periódicas y constantes. Una evaluación también puede controlar los elementos mínimos requeridos para proteger la seguridad de las mujeres y proporcionar una atención de calidad en vista de la violencia de género generalizada, según se indica a continuación:

  1. Valores y compromiso institucional: ¿La institución ha adquirido un compromiso para abordar la violencia contra la mujer, incorporado un “enfoque de sistema”? ¿Quienes ocupan los cargos jerárquicos saben que la violencia de género contra la mujer constituye un problema de salud pública y una violación de los derechos humanos y han expresado su apoyo a los esfuerzos para mejorar la respuesta a la violencia por parte del servicio de salud?
  2. Redes de alianzas y referencias: ¿La institución a desarrollado una red de referencias de servicios en la comunidad, que incluye grupos de mujeres y otros respaldos? ¿Se encuentra disponible esta información para todos los proveedores de atención de la salud?
  3. Privacidad y confidencialidad: ¿La institución tiene un espacio separado, privado y seguro para que las mujeres se reúnan con los proveedores de atención de la salud? ¿Existen protocolos para proteger la privacidad, confidencialidad y seguridad de las mujeres, incluyendo la confidencialidad de los registros? ¿Los proveedores y todos aquellos que toman contacto con las mujeres, o tienen acceso a los registros, entienden los protocolos?
  4. Comprensión y cumplimiento de la legislación local y nacional: ¿Todos los proveedores están familiarizados con las leyes locales y nacionales sobre violencia de género, incluyendo lo que constituye un delito, cómo conservar pruebas forenses, qué derechos tienen las mujeres respecto a la presentación de cargos contra un agresor y protegerse a si mismas contra futura violencia, y qué pasos deben tomar las mujeres para separarse de un cónyuge violento? ¿Los proveedores de atención de la salud comprenden sus obligaciones conforme a la ley, incluyendo los requerimientos legales de información (por ejemplo, en los casos de abuso sexual) así como las disposiciones en cuanto quiénes tienen acceso a los registros médicos (por ejemplo, si los padres tienen derecho a acceder a los registros médicos de adolescentes)? ¿La institución facilita y apoya el total cumplimiento de las obligaciones?
  5. Sensibilización y capacitación permanente de proveedores: ¿La institución proporciona o colabora con las organizaciones para ofrecer capacitación constante para el personal vinculada con la violencia de género, normas y prácticas perjudiciales, obligaciones legales y el manejo médico adecuado de los casos?
  6. Protocolos para la atención de casos de violencia de género: ¿La institución posee protocolos claros y fácilmente disponibles para la detección, atención y referencia de los casos de violencia de género? ¿Estos protocolos fueron creados de forma participativa, incorporando la retroalimentación del personal en todos los niveles así como de las usuarias? ¿Todo el personal está en conocimiento de los protocolos y es capaz de implementarlos?
  7. Profilaxis posterior a la exposición, anticoncepción de emergencia y otros suministros: ¿La institución posee suministros fácilmente disponibles y el personal está adecuadamente capacitado sobre su difusión y uso?
  8. Materiales de información y educativos: ¿La información sobre la violencia contra las mujeres está visible y disponible e incluye los derechos de las mujeres y los servicios locales a los cuales las mujeres pueden acudir por ayuda?
  9. Registros médicos y sistemas de información: ¿Se cuenta con sistemas para la documentación de información sobre la violencia contra las mujeres así como para cotejar datos estandarizados y estadísticas del servicio sobre la cantidad de víctimas de violencia? ¿Los registros se guardan de forma protegida y segura?

10. Monitoreo y evaluación: ¿La institución integra mecanismos para el monitoreo y evaluación permanente de su trabajo, que incluyan la recepción de retroalimentación del personal así como de las mujeres que procuran servicios? ¿Los proveedores y administradores habitualmene disponen de oportunidades para intercambiar retroalimentación? ¿Existe un mecanismo para que las usuarias proporcionen retroalimentación respecto a la atención?

Source: adapted from Bott, Guedes/International Planned Parenthood Federation. (2004)

Herramientas ilustrativas:

How to Conduct a Situation Analysis of Health Services for Survivors of Sexual Assault. (South African Gender-based Violence and Health Initiative and Medical Research Council of South Africa). Esta guía proporciona herramientas y reseña los pasos para realizar un análisis de situación sobre la calidad de los servicios de salud para las víctimas y sobrevivientes de agresión sexual. Incluye una lista de verificación de instalaciones para recabar información sobre la infraestructura de los centros donde se controla a las sobrevivientes y donde se llevan a cabo los exámenes médico-legales y forenses, incluyendo los medicamentos, equipos y pruebas disponibles en la instalación. También incluye un cuestionario estandarizado de proveedor de atención de la salud diseñado para ser utilizado en entrevistas en persona con proveedores de atención de la salud que tratan la atención de sobrevivientes. Hay que tener presente que la herramienta no aborda el estigma y la discriminación, el tiempo que un paciente espera para ser atendido por un proveedor o lo que sucede después que el proveedor ha completado el examen. Disponible en inglés.

Guía de Entrevista y Observación Clínica (Federación Internacional de Planificación de la Familia/Región Hemisferio Oeste) Esta herramienta de evaluación recoge información sobre los recursos humanos, físicos y escritos disponibles en una clínica. La primera mitad de la guía consiste en una entrevista con un pequeño grupo de miembros del personal (por ejemplo, el director de la clínica, un doctor y un consejero). Esta sección incluye en su mayor parte preguntas cerradas sobre los servicios, que incluyen: los recursos humanos de la clínica, protocolos escritos relacionados con el tamizaje, atención y sistemas de referencia de servicios por violencia de género; y otros recursos, tales como si la clínica ofrece anticonceptivos de emergencia o no. La segunda parte de esta guía comprende una observación de la infraestructura física y operaciones de la clínica, tales como, la privacidad en las áreas de consulta, así como la disponibilidad de materiales de información sobre violencia sexual. Disponible en inglés y en español.

Módulo de Autoevaluación de ITS/VIH. (Federación Internacional de Planificación de la Familia /Región Hemisferio Oeste). Este módulo de autoevaluación contiene un cuestionario diseñado para evaluar si una organización cuenta con la capacidad necesaria, incluyendo sistemas de administración, para asegurar servicios de alta calidad de atención de la salud sexual y reproductiva. El cuestionario permite que el personal de diferentes niveles de una organización evalúe la medida en la cual su organización ha abordado múltiples temas a propósito de la violencia de género, incluyendo la violencia sexual. Disponible en inglés y en español.

Management of Rape Victims Questionnaire. (Azikiwe, Wright, Cheng & D’Angelo). Este cuestionario autoadministrado fue diseñado para que los directores de programa de departamentos de emergencia pediátrica y de adultos de hospital informen la administración de atención a sobrevivientes de violación en sus departamentos. Las 22 preguntas recogen información relacionada con el volumen de casos de violación del departamento, estudios para detección de ETS, políticas de anticoncepción de emergencia, medicamentos ofrecidos o recetados para anticoncepción de emergencia, políticas de profilaxis posterior a la exposición al VIH no laboral, medicamentos ofrecidos o recetados para la profilaxis posterior a la exposición al VIH y seguimiento del paciente. Disponible en inglés para la compra en Elsevier.

Standardized Interview Questionnaires and Facilities Checklist (Christofides, Jewkes, Webster, Penn-Kekana, Abrahams & Martin ). Este cuestionario de entrevista en persona fue diseñado para recabar información de los proveedores de atención de la salud que atienden a las sobrevivientes de violación. El cuestionario contiene 5 secciones que reúnen información sobre: Las características demográficas de los proveedores, los tipos de servicios disponibles para las sobrevivientes de violación; si se dispone en la instalación de protocolos de atención para los sobrevivientes de violación; si el profesional ha recibido capacitación sobre cómo atender a las sobrevivientes de violación y las actitudes del profesional hacia la violación y las mujeres que han sido violadas. Las respuestas a los puntos particulares se usan para desarrollar una escala que mide la calidad de la atención clínica. Además, la herramienta de evaluación incluye una lista de verificación que los trabajadores del terreno completan en cada centro de atención de la salud indicando la presencia o ausencia de equipos y medicamentos y la calidad estructural de las instalaciones. Disponible en inglés.

Quality of Care Composite Store (Christofides, Jewkes, Webster, Penn-Kekana, Abrahams & Martin). El Puntaje Compuesto de Calidad de la Atención es una medida autoinformada usada a nivel del profesional individual para evaluar la atención clínica proporcionada por doctores y personal de enfermería que atienden a las víctimas de violación en términos de indicadores de estrategias de prevención de infecciones de transmisión sexual y la prevención de embarazos, asesoramiento y calidad de los exámenes forenses. Consiste de 11 puntos tales como el tratamiento de infecciones de transmisión sexual y vestimenta o ropa interior enviada alguna vez a examen forense. Disponible en inglés.