ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Generalidades

En la actualidad ya nadie duda de que la violencia contra las mujeres y las niñas es una forma de discriminación por motivos de género que vulnera los derechos humanos fundamentales. En tratados, convenios y acuerdos internacionales y regionales se pide la prevención y persecución judicial de la violencia contra la mujer y reparaciones para las denunciantes/supervivientes. Organismos de las Naciones Unidas como el Consejo de Seguridad y la Asamblea General han adoptado resoluciones exhaustivas en las que se subraya la importancia de la intervención del Estado a todos los niveles para prevenir y, en último término, eliminar la violencia contra la mujer. En estos instrumentos se establece que los Estados son responsables en caso de no actuar con la diligencia debida para proteger a mujeres y niñas concretas contra actos de violencia, de garantizar que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, los jueces y los proveedores de servicios sociales y de asistencia médica reciban formación sobre la problemática de la violencia de género, y de facilitar a las supervivientes reparaciones y ayuda, labor esta última cuya mejor manera de llevarla a cabo consiste a menudo en suministrar sin interrupción fondos suficientes a las ONG de mujeres, organizaciones que cuentan con la confianza de las supervivientes y los conocimientos necesarios para ayudarlas.