ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Generalidades

Para abordar algunos de los problemas que presenta la integración de programas de apoyo a las sobrevivientes en el sistema asistencial de salud, se han desarrollado varios modelos de prestación de servicios especializados a las sobrevivientes en distintos países alrededor del mundo.  Estos programas pueden estar en los centros de salud, o pueden instalarse en la comunidad. Dondequiera que estén ubicados, estos programas se caracterizan por tratar específicamente el problema de la violencia contra las mujeres y niñas.

Lecciones aprendidas: En el Reino Unido, durante una revisión, se observó que aún donde existen servicios especializados para agresiones sexuales, generalmente hay lugares del país con prestación de servicios mucho menos organizada.  (End Violence against Women and Equality and Human Rights Commission, 2007). Esto constata la realidad que muchos países aún se encuentran en la fase de realización progresiva del derecho al acceso a servicios de salud para casos de agresión sexual acordes a los recursos nacionales y marcos legislativos sobre el tema.

En países de bajos y medianos ingresos, los centros de atención a las víctimas de violencia sexual que cuentan con personal sanitario dedicado y capacitado son el estándar de oro en términos de asistencia, pero es más probable que sea un modelo realista solo en entornos de alta (o más alta) concentración poblacional. En otros lugares, por razones de costos, es más realista que haya personal capacitado en centros donde se presta asistencia post violencia sexual o que exista un programa de personal examinador de agresión sexual. Aún si los centros de atención a las víctimas de violencia sexual son el modelo deseable, se debe decidir si el servicio será exclusivamente médico, de enfermería o una combinación de ambos. A pesar que los servicios de enfermería forense  brindan una combinación muy satisfactoria de destrezas de alto nivel y atención focalizada en la víctima/sobreviviente, no hay razón por la cual estas características no puedan encontrarse también en los servicios médicos, si el personal médico examinador ha sido debidamente capacitado y si los servicios son prestados por el personal y dirigidos por gestores y gestoras con el mismo código de ética. En la práctica, generalmente la decisión de quién debe prestar la asistencia está influenciada por las prácticas históricas en prestación de servicios, alcance de la práctica de enfermería y la aceptación del personal de enfermería como perito judicial (extraído Jewkes, R., 2006. “Paper for Policy Guidance: Strengthening the Health Sector Response to Sexual Violence”).

 

Ejemplo: En Sudáfrica, el Consejo de Investigación Médica realizó una extensa investigación para determinar cómo sería factible prestar servicios de calidad en casos de agresión sexual sin comprometer las necesidades de las sobrevivientes. Vea la presentación en Power Point que describe cómo se usó la investigación para desarrollar e implementar políticas.