ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Encuestas

Las encuestas pueden proporcionar información importante como parte de un reconocimiento. Pueden ser relativamente simples o sumamente complejas. Independientemente de su tamaño o complejidad, las encuestas hacen los mismos conjuntos de preguntas predeterminadas a todos los participantes. Las encuestas pueden recoger información cuantitativa (numérica) o cualitativa (narrativa). Las encuestas se pueden enviar a los participantes por correo, correo electrónico o estar disponibles en una página web, distribuidas en eventos, o realizadas en persona o por teléfono si los recursos y el contexto lo permiten. La investigación por encuesta formal puede ser costosa y llevar mucho tiempo, pero si una organización cuenta con un grupo de personas definido y manejable (por ejemplo todos los jueces de una provincia en particular) de quienes quiere obtener información, una encuesta puede ser eficaz en relación al costo. Las organizaciones pueden asociarse con una universidad u otros investigadores con experiencia para obtener consejos sobre cómo realizar una encuesta. Pulse en el enlace para ver, como ejemplo, un instrumento de encuesta que fue usado como parte de un reconocimiento relacionada con la reforma sobre violencia contra las mujeres en el Condado de Santa Clara, EE.UU., Instrumento sobre la preparación de las partes interesadas, en el apéndice 1.

Para un reconocimiento también es útil usar datos de encuestas existentes. La Encuesta Internacional sobre Violencia contra las Mujeres examina datos de Australia, Costa Rica, la República Checa, Dinamarca, Grecia, Hong Kong, Italia, Mozambique, Filipinas, Polonia y Suiza, y evaluó:

  • Prevalencia y gravedad de la violencia
  • Impacto y consecuencias de la violencia para las mujeres
  • Factores que están correlacionados con el aumento o la disminución de la violencia
  • Denuncia de la violencia a la policía u otros

El Índice del Estado de Derecho del World Justice Project examina 35 países alrededor del mundo e incluye medidas relacionadas con cuatro principios que incluyen:

  • El gobierno y sus oficiales y agentes están sujetos a rendición de cuentas por ley;
  • Las leyes son claras, publicadas, estables y justas, y protegen los derechos fundamentales, incluida la seguridad de las personas y la propiedad;
  • El proceso por el cual se promulgan, se aplican y se hacen cumplir las leyes es accesible, justo y eficiente;
  • El acceso a la justicia lo proporcionan los encargados de dirimir los casos, abogados o representantes, y oficiales judiciales competentes, independientes, y éticos que hay en números suficientes, tienen recursos adecuados, y son representativos de las comunidades donde ejercen funciones.

La encuesta divide estos principios en 10 factores claves, uno de los cuales se focaliza en los sistemas de justicia informal.

El centro regional árabe de información sobre la violencia contra las mujeres también reúne datos y materiales sobre la violencia contra las mujeres para ayudar en lo que concierne a las políticas. La página web está disponible en árabe.

Surveying Justice: a Practical Guide to Household Surveys (Encuestando a la justicia: guía práctica para encuestas de hogares) (Banco Mundial, 2010). Esta guía está orientada a ser un punto de partida práctico para los profesionales de la justicia interesados en el diseño de encuestas, así como investigadores de encuestas interesados en incorporar preguntas sobre la justicia en su trabajo. Proporciona orientación para el diseño de una encuesta, sugiere temas y preguntas, e ideas para facilitar las discusiones sobre justicia en la práctica del desarrollo. Disponible en inglés.

Camboya – Datos de una encuesta revelan la necesidad de cambios en la estrategia de programación

Un ejemplo de Camboya demuestra cómo los datos pueden revelar que los supuestos programáticos han sido incorrectos. En 2005, en Camboya se realizó una encuesta a gran escala y sumamente compleja sobre violencia contra las mujeres, con apoyo de múltiples agencias internacionales donantes. El estudio reveló que a pesar de una década de intenso trabajo por parte de múltiples agencias donantes y organizaciones no gubernamentales, la prevalencia de la violencia doméstica en particular no había disminuido. Mediante el examen minucioso de las respuestas de los camboyanos a preguntas sobre actitudes, creencias, y comportamientos relacionados con la violencia doméstica, las agencias que trabajaban en el tema llegaron a la conclusión que necesitaban cambiar de estrategia. Se había prestado mucha atención en la educación para las mujeres basada en los derechos, pero la encuesta reveló que las actitudes sociales en Camboya justificaban que los hombres fueran violentos con sus mujeres cuando ellas desafiaban su comportamiento. Se hizo patente que educar a las mujeres sobre sus derechos y estrategias para resistir la violencia podía ser desastroso si en la estrategia programática no se incluía educación para los hombres sobre igualdad de género. Programas anteriores también se habían focalizado en transmitir el mensaje que la violencia doméstica es un delito, pero la encuesta reveló que prácticamente no se tomaban acciones contra los hombres que eran violentos y que la mayoría de las camboyanas no tenían acceso a los tribunales formales. De esa forma promover el mensaje que la violencia es una conducta criminal no reflejaba la realidad. Más aún, se halló que la falta de imposición de la ley tenía gran influencia sobre la actitud de los hombres. Los datos de la encuesta eran cruciales para revelar que en el contexto camboyano era necesario cambiar las estrategias de programación.

En 2009, una encuesta de seguimiento reveló que las percepciones de los camboyanos sobre la aceptación de la violencia doméstica parecía estar cambiando – menor cantidad de encuestados consideraban que ciertas formas de violencia eran aceptables. Cabe destacar que estos cambios de actitud también se reflejaron entre las autoridades locales y la policía. Sin embargo, aumentaron las denuncias de algunas formas de violencia* y la mitad de los encuestados aún creían que la violencia era una respuesta aceptable para las mujeres que discutían con sus maridos, no obedecían, o no mostraban respeto.

*No se sabe si el aumento de las denuncias se debe al mayor número de mujeres que se sienten cómodas revelando su experiencia o si hubo un verdadero aumento de episodios de abuso.

Fuentes: Ministerio de Asuntos de la Mujer. 2005. Violence Against Women: A Baseline Survey: Cambodia; Morrison. 2009. Assessing Behaviours and Attitudes Related to Violence Against Women, Indochina Research Limited.

 

Próximo tema   Grupos de discusión

 tema anterior Auditorías de seguridad