ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Planificar participación y alianzas

Cuando sea posible, los programas de acceso a la justicia deben ser participativos y basarse en un enfoque de redes. Asegurar la participación y el desarrollo de redes eficaces puede ser un desafío, pero esas estrategias pueden aumentar significativamente la eficacia y sostenibilidad de los programas.

La participación significativa de las personas afectadas por un problema se considera un derecho fundamental en sí mismo. La participación ayuda a aumentar la rendición de cuentas, trae al proceso el conocimiento de quienes padecen el problema, y puede ayudar a abordar los desequilibrios de poder.

Un enfoque de red para acceder a la justicia une a los aliados en un objetivo en común. Utilizando redes para incidir por el cambio, permite a los grupos maximizar los recursos, evitar duplicación de esfuerzos, y aprovechar el capital social (relaciones, reciprocidad, reputaciones) de múltiples organizaciones.

Generar participación significativa en los programas

En general, por participación significativa se entiende que los participantes tienen cierto grado de poder de decisión y control sobre el proceso. Un plan de participación es una parte importante del proceso de planificación y diseño del programa. Las organizaciones deben considerar lo siguiente cuando están desarrollando un plan de participación (Asia-Pacific Rights and Justice Initiative, 2003; PNUD, 2005):

  • Identificar niveles y medios de participación de mujeres, niñas, y quienes estén más afectados por el problema.

    • ¿Qué tipos de participación son más viables dadas las limitaciones políticas, financieras, y de tiempo?

    • ¿Las distintas partes interesadas necesitan involucrarse de diferentes maneras?

    • ¿Qué canales de participación existen actualmente?

  • Identifique obstáculos e incentivos para la participación.

    • ¿Qué está inhibiendo la participación de las mujeres, niñas y otras partes interesadas en el esfuerzo del programa de reforma judicial?

    • ¿Cómo se puede aumentar la capacidad de las mujeres, niñas y otras partes interesadas para que puedan ser participantes activas en la planificación, implementación, monitoreo y evaluación? ¿Las mujeres necesitan formación a corto plazo? ¿El analfabetismo o el idioma representan un problema? ¿El transporte o el cuidado de los niños son motivo de preocupación?

    • ¿Cómo se puede asegurar la no discriminación mediante el proceso de planificación y diseño del programa?

    • ¿Quiénes son los grupos e individuos que deben estar involucrados para asegurar el éxito?

    • ¿Cómo se debe instrumentar la difusión y la consulta para maximizar el aporte de todas las partes interesadas?

    • ¿Quién puede ser difícil de hacer participar?

  • Desarrolle estrategias para fortalecer las capacidades necesarias para la participación.

    • Generar confianza – puede implicar crear redes con organizaciones y líderes reputados, garantizar la confidencialidad, transparencia acerca de los motivos y financiación, compartir resultados con todas las partes interesadas

    • Técnicas – reuniones públicas, reuniones comunitarias tradicionales, conferencias, grupos de discusión, talleres, mesas redondas, comités de asesores, equipos de trabajo, jornadas a puertas abiertas, visitas in situ, demonstraciones

  • Incorpore la participación en todas las etapas del ciclo de programación incluido el reconocimiento, la apreciación, planificación, implementación y, monitoreo y evaluación.

La sección Evaluaciones de línea de base contiene información detallada sobre métodos participativos de recolección de datos disponible en Principios básicos de programación.

Recursos adicionales sobre participación:

 Researching Violence Against Women: A Practical Guide for Researchers and Activists (Investigación de la violencia contra las mujeres: Guía práctica para investigadores y activistas) (PATH/OMS, 2005). Contiene información sobre el uso de métodos de recolección de datos cualitativos en las páginas 138 a 152. Disponible en inglés.

 Gender-based Violence Legal Aid: A Participatory Toolkit (Asistencia legal para la violencia de género: Un conjunto de herramientas participativas) (American Refugee Committee, 2005). Disponible en inglés.

Las alianzas y las redes constituyen herramientas poderosas

Desarrollar redes puede ser una herramienta poderosa, pero las relaciones de alianza o en red deben ser gestionadas y monitoreadas cuidadosamente para asegurar el éxito (Varga, 2006; U.S. Agency for International Development, 2007).

Las redes tienen varias ventajas:

  • Aumentan la credibilidad, urgencia, y legitimidad a través de múltiples organizaciones impulsando un único asunto o trasmitiendo un mensaje consistente

  • Atraen a una audiencia más amplia que una organización que trabaja sola

  • Brindan apoyo a los defensores disminuyendo el aislamiento

  • Evitan la duplicación

  • Aprenden de los errores anteriores de los otros

  • Aprovechan las fortalezas complementarias en temas complejos

Las consideraciones claves para desarrollar redes incluyen:

  • Asignar un rol coordinador

  • Desarrollar una estructura de liderazgo

  • Definir claramente los fines, roles, y expectativas de los miembros de la red

  • Dejar constancia de la expectativas en documentos escritos

La interrupción de las comunicaciones o la falta de expresiones claras puede socavar la eficacia de las redes y coaliciones. Muchos encuentran útil la creación de documentos que especifiquen las expectativas de los miembros de la coalición. A continuación figuran ejemplos de documentos que han utilizado las coaliciones para clarificar expectativas, comunicaciones:

Por información más detallada sobre el desarrollo de una red o coalición, vea la sección Legislación: Promoción