ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Incorporar el monitoreo y la evaluación

Desarrollar un plan de monitoreo y evaluación para el programa debe ser parte integral de la planificación. Por más información, vea la sección sobre monitoreo y evaluación de este módulo.

El monitoreo y la evaluación comienzan con un estudio de línea de base. El propósito de un estudio de base es proporcionar información contra la cual monitorear y evaluar el progreso y la eficacia de la actividad durante la implementación y después que fue completada. El estudio de base reúne la información a ser utilizada en evaluaciones subsecuentes sobre cuán eficazmente se está implementando la actividad y los eventuales resultados de la actividad. La información se reúne usando indicadores, lo cuales se focalizan en el tipo de información específica necesaria para una línea de base y para planificar un programa. Hay más información y ejemplos de indicadores disponibles en Monitoreo y evaluación: Indicadores.

La sección información básica de programación contiene información detallada sobre estudios de base. Los estudios de base no deben confundirse con los estudios de evaluación de necesidades o reconocimientos situacionales, los cuales recolectan información con el fin de diseñar la iniciativa. La sección información básica de programación también contiene información general sobre las evaluaciones de necesidades/reconocimientos situacionales.

El monitoreo de un proyecto de reforma del sector justicia, el cual también recolecta y analiza datos, debe ser consistente con el estudio de línea de base, pero no repetirlo. Los exámenes de mitad de período, los informes sobre la terminación del proyecto, y otras evaluaciones juzgarán el progreso en gran parte comparando datos nuevos con la información del estudio de línea de base.

RD Congo – Monitoreo clave para el éxito

Para monitorear un programa eficazmente puede ser necesario simplemente un cambio en los plazos de la implementación. Women for Women International dirigió un Programa de Liderazgo para Hombres en el este de la República Democrática del Congo. El formó capacitadores en múltiples comunidades simultáneamente. Una evaluación del programa reveló que si las sesiones de capacitación hubieran sido secuenciales, para dar lugar al monitoreo y reflexión de las lecciones aprendidas en cada comunidad antes de comenzar el programa en una comunidad nueva, se hubiera podido obtener más conocimiento y generado mejoras para el programa.

Fuente: Women for Women International. 2007. Ending Violence Against Women in Eastern Congo