ESCAPE RAPIDO DE SITIO

Reforma de las leyes discriminatorias

La creación de un marco legal que respeta los derechos humanos de las mujeres y las niñas es un paso esencial en la reforma del sector justicia. El acceso al sistema de justicia no tiene sentido a menos que las leyes garanticen los derechos de las mujeres y niñas. Desde la constitución hasta las leyes nacionales, regionales y locales, el marco legal debe reflejar los principios internacionales de derechos humanos, incluyendo los acuerdos internacionales que consagran los derechos de las mujeres.

Los esfuerzos de reforma del sector de justicia deben incluir una revisión integral de las leyes que discriminan contra las mujeres, de forma directa o indirecta, para identificar las brechas entre los estándares internacionales sobre los derechos de las mujeres y la legislación nacional tal como está redactada. Las leyes deben penalizar a la violencia contra las mujeres y niñas, pero la reforma jurídica debe ir mucho más allá de las leyes penales. La reforma de las leyes también debe asegurar que el marco legal ofrezca recursos civiles para la violencia y asegura la igualdad de las mujeres en todos los procesos del sector de justicia.

Aunque determinadas leyes pueden no estar relacionadas directamente con la violencia contra las mujeres, pueden facilitar esta violencia. Por ejemplo, las leyes que discriminan contra las mujeres en el matrimonio pueden abarcar varios aspectos: el estado civil de una mujer, la capacidad de contraer matrimonio por su libre albedrío, la capacidad jurídica para ser propietaria y administrar bienes, el derecho a heredar, el derecho a su propia nacionalidad y los derechos y responsabilidades respecto a sus hijos. La abrogación de esos derechos hace a las mujeres más vulnerables a la violencia. Por ejemplo, una mujer que no tiene derechos en su hogar o país es más probable que permanezca en una relación abusiva. El temor a la pérdida de la custodia de los hijos o incluso a las visitas constituye otra barrera poderosa para dejar una relación abusiva. También sucede que la mujer puede ser forzada a quedar sin hogar por un cónyuge que toma a otra pareja o esposa y que se incremente el riesgo de ser agredida sexualmente. Una muchacha joven sin condición de ciudadana puede ser forzada más fácilmente a contraer matrimonio temprano y puede ser más probable que sea víctima de agresión sexual (por ejemplo, sexo forzado y violación conyugal) dentro del matrimonio. Una mujer sin bienes puede ser más vulnerable a muchas formas de violencia.

El Módulo de Conocimiento sobre Legislación examina leyes específicas sobre diferentes tipos de violencia contra las mujeres y hace recomendaciones para el cambio. La sección sobre Advocating for New Laws or the Reform of Existing Laws (Promover la Promulgación de Nueva Legislación o la Reforma de las Leyes Existentes) en el módulo de Legislación contiene información detallada sobre el proceso de reforma de las leyes injustas.

Por más orientación, vea la Sección de Implementación del Programa sobre Estrategias para Reformar Leyes Injustas

Próximo tema   Mejorar la respuesta a las sobrevivientes

 tema anterior General