Conflicto/Pos Conflicto
General
Reunión de datos
ResumenPrincipios y consideraciones generales relativos a la programación
Descripción general
Nuestros compañeros
Related Tools

Uso de una perspectiva de género

Última editado: January 06, 2020

Este contenido está disponible en

Opciones
Opciones

La VCMN es un complicado problema de salud pública y de violación de los derechos humanos que está arraigado en dinámicas de poder desiguales y en normas de género no equitativas. La investigación, seguimiento y evaluación de este tema, por tanto, necesita un enfoque diferente en el diseño del estudio y la recopilación de datos en comparación con muchos otros temas de salud pública.

 

Reconozca el papel de las normas de género no equitativas y las dinámicas de poder desiguales durante todas las etapas del proceso (diseño, recopilación de datos, análisis, difusión). Consulte el Kit de herramientas y manual de investigación, seguimiento y evaluación del GWI para conocer más sobre cómo hacerlo. Las iniciativas de investigación, seguimiento y evaluación deberían aspirar a examinar, cuestionar y cambiar las normas de género durante todo el proceso de recopilación de datos, análisis y asimilación de los resultados. Se debería hacer dentro de un marco de seguridad y protección para las mujeres y niñas, especialmente de las víctimas.  Use la investigación y evaluación, así como el propio proceso de recopilación de datos, como vías para promover cambios sociales y empoderar a los grupos demográficos marginalizados. Se puede conseguir haciendo participar a los grupos demográficos afectados, especialmente mujeres y niñas en todo el proceso de recopilación de datos (entre otros, aporte de los objetivos, herramientas de recopilación de datos, interpretación de resultados, participación en la investigación, etc.) y dándole prioridad a su seguridad y protección durante todo el proceso de investigación. 

 

Cuadro 5: Violencia contra hombres y niños 

 

Aunque los hombres y los niños también sufren violencia de género, las mujeres y las niñas son, con diferencia, las más afectadas por este tipo de violencia. El término «violencia de género» se usa para destacar la dimensión de género de algunas formas de violencia contra hombres y niños —especialmente, algunas formas de violencia sexual con el objetivo explícito de reforzar las normas de género desiguales de masculinidad y feminidad. Este tipo de violencia es un constructo social y gira alrededor de un ejercicio de poder por parte de hombres (y de mujeres en casos aislados) sobre otros hombres para subordinarlos en una posición con menos poder. Al igual que ocurre con la violencia contra mujeres, las víctimas no suelen denunciar este tipo de violencia debido al estigma.

 

Al trabajar con niños y hombres como parte de una investigación sobre violencia, es importante tener en cuenta consideraciones éticas adicionales. En las investigaciones que buscan identificar a víctimas masculinas de violencia, los servicios regionales de apoyo ante la VG necesitan tener la voluntad y los equipos necesarios para ofrecerles servicios a los hombres, además de a las mujeres y niñas. Además, los estudios que examinan la perpetración de la violencia no deberían identificarse abiertamente como «investigación sobre perpetración» y los cuestionarios de recopilación de datos no deberían permitir que se identifiquen las víctimas o los incidentes. Por último, se deberían establecer procedimientos para que, si algún participante en la investigación expresa una intención inmediata de causarle daño a alguien, se aplique un mecanismo para incumplir la confidencialidad y comprometer a servicios de policía nacionales o de la ONU para que presten servicios de protección.